El gobierno boliviano, a través de Héctor Arce, ministro de Justicia presentó, ante la Organización de Estados Americanos (OEA), pruebas que demuestran que los funcionarios aduaneros y soldados de su país fueron víctimas de abuso, amenazas, tortura y detenidos por parte de carabineros chilenos.

Anuncios