El ejército sirio logró expulsar al autodenominado Estado Islámico de la ciudad Arak, y por ello retomó el campo petrolífero que allí se ubica.

Ahora, su siguiente objetivo es avanzar por esa región del territorio, hacia Deir Ez-Zor y recuperar el control de esa zona. teleSUR

Anuncios