El presidente ruso comentó al cineasta Oliver Stone su “compleja” relación hacia el líder soviético, Iosif Stalin, quien gobernó la Unión Soviética desde finales de la década del 1920 hasta su muerte en 1953.

OCCIDENTE INTENTA DENIGRAR A RUSIA CONDENANDO LA POLÍTICA DE STALIN, VERDADERO ARTÍFICE DE LA DERROTA DEL III REICH

Vladímir Putin subrayó que descarta tanto la “excesiva demonización” de Stalin como el “olvido de los horrores de estalinismo”, mientras al mismo gobernante soviético lo califica de “figura compleja”.

Según el mandatario ruso, “Stalin fue un producto de su época” y es lógico que exista una variedad de opiniones sobre su gestión, desde la demonización del personaje al reconocimiento de su éxito en la derrota del nazismo y la consiguiente victoria sobre el III Reich en la II Guerra Mundial.

En este sentido, Putin comparó a Stalin con otras figuras históricas con un destino algo parecido.

“La historia británica cuenta con un cierto personaje, que se llama Oliver Cromwell. Llegó al poder durante un proceso de transformaciones revolucionarias y acabó siendo un dictador tiránico. Pero en toda la Gran Bretaña todavía mantienen monumentos en su honor”, recordó Putin.

Además, el mandatario comentó aspectos de la figura de Napoleón:

“En Francia, Napoleón es idolatrado. Sin embargo, llegó al poder tras una revolución cruenta. ¿Y que hizo más tarde? No solo restauró la monarquía sino se autoproclamó emperador y llevó a su país hacia una catástrofe nacional y una derrota total”, explicó.

En cuanto a la demonización de la propia figura de Stalin, para Putin es “una forma de atacar a la Unión Soviética y a Rusia”.

“Con la difamación de Stalin se busca mostrar que la Rusia de hoy tiene ciertos elementos del estalinismo como marcas de nacimiento”, señaló, agregando que “todos llevamos algunas”, y que la situación en el país ha cambiado “drásticamente”.

En conclusión, el líder ruso recordó la peculiar “flexibilidad” del primer ministro británico Winston Churchill en su relación al líder soviético.

“Cuando se desató la Segunda Guerra Mundial, Churchill llamó a cooperar con la URSS y con Stalin, al que definió como “un gran estratega y revolucionario”. Después de la guerra, Sir Winston, sin embargo, se convirtió en el instigador de la guerra fría. Finalmente, cuando la URSS ensayó una bomba atómica, ese mismo Churchill declaró que los dos sistemas debían encontrar un equilibrio para coexistir”, explicó.

El politólogo ruso, Ígor Shatrov, comentó a Sputnik las declaraciones del líder ruso acerca del tema (considerado “delicado” en Rusia y en Occidente), calificándolas de “respuestas de un ciudadano y estadista responsable“:

“Un ciudadano coherente y responsable ama y respeta la historia de su país. Un político responsable y racional entiende que las decisiones políticas no se pueden juzgar de una sola manera”, destacó.

La gestión de Stalin debe ser juzgada en todo el conjunto de sus consecuencias, incluso para la Rusia moderna y no se puede permitir “dudar sobre la legitimidad de la URSS en aquella época, y, por consecuente, sobre su soberanía actual“.

“Es muy lamentable que en aquel entonces la soberanía y la seguridad estatal se lograran mediante métodos absolutamente inaceptables para la Rusia de hoy. Jamás se emplearán de nuevo. Y esto, creo, sería el enfoque más adecuado para juzgar el proceso histórico y sus protagonistas”, concluyó Shatrov.

https://mundo.sputniknews.com/rusia/201706171070049858-putin-revela-relacion-iosif-stalin/

Anuncios