Desde que Ada Colau fuera elegida alcaldesa de Barcelona, tras una campaña en la que esta activista, líder del movimiento antidesahucio, prometió aplicar políticas de protección social y amparar a los afectados por los desalojos, siguen sin cumplirse los compromisos que le llevaron a dirigir el ayuntamiento de la ciudad.

Anuncios