DESDE QUE EN 1982 EL PSOE ACCEDIÓ AL PODER, SUS LÍDERES NO HICIERON OTRA COSA QUE SEGUIR LOS DICTADOS DE LA DERECHA GLOBAL, ES DECIR, DEL PENTÁGONO Y WALL STREET. 
LA DECLARACIÓN DE SÁNCHEZ Y SU PUÑO ALZADO NO SON SINO EL PRÓLOGO DE UNA CAMPAÑA PARA CONVENCER A LA POBLACIÓN DE QUE LOS MALES DEL PAÍS SE ACABARÁN CUANDO ÉL SEA PRESIDENTE. YO NO LE CREO NI UNA PALABRA ¿Y USTED?

Anuncios