El canciller cubano Bruno Rodríguez declaró en Viena, Austria, que con el presidente estadounidense Donald Trump, la relación bilateral entre Washington y La Habana, ha dado pasos en retroceso.

Hizo un recuento de los puntos de la nueva política que la nación norteamericana aplicará a la isla, recalcando que el mandatario se hizo acompañar, durante el anuncio de tales medidas, de “terroristas”.

Al respecto apuntó: “Protesto ante el gobierno de los Estados Unidos por este escarnio“; además reiteró que la presencia de tales personajes “representa un escarnio al pueblo cubano, al mundo y a las víctimas del terrorismo internacional, en todas las latitudes“.

Anuncios