QUE QUEDE CLARO: SI EL DEFRAUDADOR PERTENECE A LA PLANTILLA DEL CLUB DE FÚTBOL BARCELONA, SE MONTA UNA CAMPAÑA PERIODÍSTICA DE ENORMES DIMENSIONES.

SI JUEGA EN EL REAL MADRID, NO SE LE PUEDE TRATAR COMO A OTROS DEPORTISTAS QUE HAN BURLADO A LA HACIENDA PÚBLICA. 

Anuncios