Crece la polémica en México por el espionaje del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto contra periodistas y defensores de Derechos Humanos.

A través de un tweet, el gobierno mexicano negó estar usando el programa “Pegasus”, de origen israelí, pero los afectados aseguran que ya sospechaban estar siendo espiados desde hacía mucho tiempo.

Anuncios