Este jueves 22 de Junio de 2017 se cumplieron cinco años del golpe parlamentario contra el presidente constitucional de Paraguay Fernando Lugo.

Los sectores progresistas consideran que ese hecho no sólo fue un golpe para la democracia paraguaya, sino para toda América Latina.

El papel que jugó la Unión Europea, como EEUU y la OEA, legitimando el golpe, como se hizo cuando se perpetró el de Honduras contra el presidente legítimo, Manuel Zelaya, dejó al descubierto el desprecio de Bruselas, Washington y la Organización de Estados Americanos, por las leyes que deben regir en un sistema democrático.

Anuncios