ALGUNOS APARATOS EN MAL ESTADO Y EL REVESTIMIENTO EXTERIOR DE LA TORRE, PRIMEROS CULPABLES DEL BRUTAL INCENDIO QUE, HASTA AHORA, HA CAUSADO 79 VÍCTIMAS MORTALES

El mortal incendio que destruyó la torre Grenfell en Londres el 14 de junio, en el que fallecieron al menos 79 personas, se debió a un refrigerador en mal estado y al revestimiento exterior de la torre, que no cumplía con las normas de seguridad, según los últimos resultados de la encuesta.

Scotland Yard confirmó a la prensa que los cargos de homicidio involuntario serían retenidos en la investigación del incendio del edificio, mientras se trata de identificar al dueño del aparato de refrigeración.

Testigos presentes en el momento del comenzar el incendio, dijeron que uno de los residentes de la Torre reconoció que su refrigerador fue responsable del inicio de las primeras llamas.

La Superintendente del Departamento de Investigación de la Policía Metropolitana, Fiona McCormack, declaró a la prensa que los agentes tratan de identificar a las personas que se refirieron a ese inquilino y a otros miembros del vecindario cuyos enseres eléctricos presentaban anomalías.

“Aún seguimos buscando víctimas dentro de la Torre Grenfell para devolver sus restos a las familias, pero las condiciones de trabajo son muy complicadas. La destrucción originada por las llamas es de tal calibre que la búsqueda de cuerpos calcinados y las investigaciones podrían durar al menos hasta el final del año”, agregó la Superintendente.

La señora McCormack, que se halla al frente del departamento responsable de las investigaciones, aseguró a los medios periodísticos que este caso es, sin duda alguna, uno de los más trágicos y más complejos que la policía metropolitana ha de solucionar.

Anuncios