El ejército israelí atacó posiciones sirias en Quneitra para impedir su avance contra el autodenominado Estado Islámico. Tel Aviv lanzó misiles teledirigidos.

Por ello Damasco pidió a la comunidad internacional condenar tal bombardeo pues viola las leyes internacionales.

Anuncios