El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, confirmó que el desarme completo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) debería concretarse desde el viernes 23 de junio, tras lo cual, la principal fuerza guerrillera del país tiene previsto proseguir su actividad como partido político legal.

El proceso de desarme pone fin a más de 50 años de enfrentamientos armados, en el que también participaron fuerzas paramilitares, que dejaron decenas de miles de víctimas.

“La misión de Naciones Unidas en Colombia va a anunciar que las FARC entregaron el 100 por ciento de las armas” dijo el mandatario, al hablar en el transcurso de un foro económico que se lleva a cabo en París, Francia.

Las FARC comenzaron el martes 20 de junio la última etapa de su desarme, considerado crucial para la paz en Colombia. La guerrilla debía entregar el 40 por ciento restante de su arsenal, luego de haber rendido el 60 por ciento en las semanas precedentes.

La misión de la ONU en Colombia estimó ese remanente en unas 7.000 armas.

Ojalá nunca se arrepientan, porque el criminal Álvaro Uribe y sus paramilitares siguen asesinando a sindicalistas y activistas de DDHH, protegidos en las cloacas del gobierno derechista de Santos.

Anuncios