ENRIQUE HINOJOSA, “SHANGAY LILY”, LUCHÓ DURANTE TODA SU VIDA POR UNOS DERECHOS QUE LA MARCA “GAY PRIDE” HA CONVERTIDO HOY  EN QUINCALLA PEPERA. LOS VERDUGOS SON HOY LOS EXPLOTADORES.

En un memorable manifiesto, el que fuera primera Drag Queen española, feminista, gay, ateo, escritor, artista y activista (“artivista”), dejó constancia del monumental negocio montado en torno a la marca Gay, en poder de la derecha más carpetovetónica, la misma que reprimió, vejó y condenó a cuantas personas habían elegido, para intentar ser más felices, otra opción diferente a  la heterosexualidad.

En uno de los últimos párrafos de esa pertinente y valiente reflexión, Enrique Hinojosa, alias Shangay Lily, escribió hace ya tres años:

“No al gaypitalismo y su destrucción de la lucha (de clases) gay que nos ha llevado a una espantosa derechización de la comunidad (la mayoría de los dueños de los pocos locales gays que quedan en Chueca se declaran abiertamente votantes del PP) que ha acabado con ese Chueca que era símbolo de libertad (de ahí el título de mi venidero libro Adiós, Chueca).

El Orgullo Gay no es una verbena de conciertos que dé poder y monopolio a gaympresarios espabilados. El Orgullo es una herramienta política con la que combatir la opresión y dar visibilidad a nuestra dignidad frente a la homofobia.

Ya está bien de que en el Orgullo los más visibles sean artistas heterosexuales que no han sufrido el boicot de una industria que niega lo alternativo, lo transgresor, la diferencia… es muy fácil ser “diva gay” cuando eres heterosexual, patriarcal y blanca.

No, no y no. No al gaypitalismo y sus negocios. No somos un negocio, somos diversidad en lucha”.

http://www.briega.org/es/opinion/no-gaypitalismo-no-a-mercantilizacion-orgullo-gay

Anuncios