El uso, o mejor dicho, la explotación de un bien común como el espectro radio-eléctrico, así como el petróleo o los minerales en todos los países debe ser regulada en mayor o menor medida por el aparato estatal de los mismos.

Giovanni Barboza, investigador de larga trayectoria en el campo de los medios de comunicación y la comunicación popular diserta acerca del uso, distribución y regulación del espectro radioeléctrico-

Durante la charla, Barboza nos relata cómo surgió la explotación del espectro, que comienza con la radio y la visión mercantil de los empresarios para hacer del medio un puro negocio de cara a la dominación económica y política, que se inicia con la venta de los equipos de radio, para luego repetir la historia con la llegada de la plataforma televisiva.

En ese escenario, los medios pasan a formar parte de un monopolio controlado por parte de unas pocas familias con mucha influencia en los gobernantes de turno, monopolio que aún persiste sobre la inmensa mayoría de los medios de comunicación venezolano, y que finalmente se convirtió en caldo de cultivo para una de las formas más perversas formas de hacer política: el chantaje a los más altos niveles de gobierno.

Estos comerciantes tuvieron además de la picardía, la permisividad de un estado, más preocupado por sus intereses particulares que por el bienestar de su pueblo, lo que les permitió consolidar una latifundio informativo y de entretenimiento que aún persiste, muy por encima de los escasos medios de titularidad pública, pese a los loables esfuerzos realizados por la Revolución Bolivariana  financiando plataformas de comunicación popular, como una expresión más de la soberanía de la población.

La mayorías de estas condiciones de dominio absoluto de la empresa privada se mantuvieron hasta la llegada del presidente Chávez al poder, quien desde sus primeros años se planteó la democratización del espectro radioeléctrico, y el uso de los medios de comunicación como herramientas informativas, educativas y de entretenimiento.

Nació entonces la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), como ente regulador del espectro radio-eléctrico, como sucede en la mayoría de los países del mundo. Desde 1999 se desarrollan y financian medios de comunicación comunitarios a lo largo y ancho del país,  se crea la Ley de Comunicación Popular.

El espacio que se abre con el proceso constituyente que actualmente vive el país, para profundizar en el rango que deben tener las telecomunicaciones, los medios de información -incluyendo las redes sociales-  para la consolidación de un proyecto nacional potente para garantizar los derechos de todas y todos los venezolanos.

Anuncios