La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, calificó como una “provocación cínica” dirigida no solo contra el Gobierno sirio, sino también contra Rusia, a las acusaciones sobre presunto ataque químico desde Damasco difundidas este lunes por la Casa Blanca.

El pasado 26 de junio la Oficina de prensa de la Casa Blanca dio un paso inusual al publicar una amenaza dirigida contra el gobierno de Bashar Al Assad.

El comunicado afirmaba que EE.UU. había “detectado preparativos” por parte de los militares sirios, para un supuesto ataque con armamento químico, y advirtió al Gobierno sirio que “pagaría un alto precio” si lo llevase a cabo.

Zajárova tachó dicho comunicado de “acusaciones infundadas” y subrayó que Washington ha rechazado presentar prueba alguna sobre este caso.

No sabemos sobré qué hechos se basó EE.UU. para sacar tales conclusiones“, afirmó la portavoz.

Anuncios