Nada que objetar contra esta decisión parlamentaria, aunque no sirva absolutamente para nada, ya que las víctimas de los procesos franquistas, los magistrados que firmaron las sentencias y las autoridades que las ejecutaron, ha muerto casi en su inmensa mayoría.

Pero igualmente resalta que el PP catalán haya votado esta vez de forma afirmativa, en nombre de “la reconciliación y del reconocimiento a las víctimas“.

La proposición de ley autoriza al Archivo Nacional de Catalunya a elaborar un listado de condenados, es decir, hacer un registro de los más de sesenta mil procesos que tuvieron lugar en Catalunya desde 1938 hasta 1978.

La justicia, si llega tarde, no es tal y menos si el PP se lava la conciencia en ella.

Anuncios