En la lucha por la audiencia, de una u otra manera, caemos todos. Pero una cosa es querer atrapar seguidores con contenido más entretenido o sensacionalista y otra, muy distinta, es dar noticias falsas sabiendo que lo son, sólo por arañar unos cuantos puntos más en los índices de audiencia.

EN LAS SECTAS MEDIÁTICAS, CADA “FAKE NEW” EQUIVALE A UN GOL

Anuncios