En España cada día más de 101 familias pierden su casa debido a los desahucio por la crisis económica que desde hace años ha impactado la vida de los ciudadanos.

Las promesas de alcaldesas como Ada Colau en Barcelona y Manuel Carmena en Madrid (ambas, “presuntas progresistas”), asegurando que los desahucios iban a pararse o, al menos, mitigarse, no se han cumplido, ni se harán realidad, pero en las campañas electorales, valen todas las patrañas.

Anuncios