Nuevas sanciones del Consejo Europeo y sus aliados fueron lanzadas sobre Crimea. Sin embargo, el apoyo de Rusia ha neutralizado los efectos de esta política de asfixia económica, energética, de agua potable, transporte, turismo, etc.

El organismo europeo parece olvidar que ni siquiera 56 años de bloqueo, sanciones y embargo pudieron doblegar al pueblo cubano.

La población de Crimea rechazó el fascismo ucraniano y decidió regresar a la madre Rusia en un referendo multitudinario. Esas sanciones serán, como todas, inútiles y degradantes para quienes las dictan.

Anuncios