La crianza de búfalos es una práctica generalizada en el mundo por varias razones: A saber, la calidad de la carne y de la leche bufalina y la rusticidad de estos animales, que les permite adaptarse con facilidad a medios adversos y aprovechan los alimentos de baja calidad nutritiva.

En Cuba, fueron introducidos en los años ochenta del pasado siglo. Hoy están en todas las provincias y empresas como la agropecuaria Bacuranao, de La Habana, tiene un centro genético para contribuir con sementales a la proliferación de esta especie.

Anuncios