A medida que el alto el fuego acordado por Rusia, EE.UU. y Jordania toma efecto en el suroeste de Siria, la población de la provincia de Quneitra ha compartido sus esperanzas de que la paz y la normalidad finalmente prevalezcan en la zona, aunque exista la absoluta convicción de que el ISIS no aceptaría ese acuerdo.

“Esperamos que la tregua se mantenga y que la paz finalmente llegue a toda Siria. Estamos aquí, en [la ciudad de] Khan Arnabah, estamos sentados juntos. Hace mucho tiempo que no nos sentamos juntos de esta manera”, afirmó un residente en un video de la agencia Ruptly.

“Pero uno no puede confiar en los terroristas, pueden violar la tregua cada hora y cada segundo”, añadió.

Anuncios