Rusia y Belarús conservan una estrecha relación histórica, tras la expulsión de los invasores nazis de Minsk hace 73 años.

En la actualidad, ambos países sostienen nexos diplomáticos, a pesar del contexto político y económico creado con las medidas de la Unión Europea y sus aliados en contra de Rusia.

Anuncios