En el marco del G-20, el presidente francés, ofreció su particular visión del subdesarrollo de África. Según él, la ayuda económica es inútil, porque el problema del continente es principalmente demográfico: las mujeres africanas dan a luz demasiadas criaturas.

PUEDE QUE LAS MUJERES EN ÁFRICA SEAN MADRES DE 7, 8 Y MÁS NIÑOS, COMO TAMBIÉN ES IRREBATIBLE QUE FRANCIA HA MASACRADO Y EXPOLIADO EL CONTINENTE DESDE HACE MÁS DE 200 AÑOS, COMO HICIERON ITALIA, BÉLGICA, PORTUGAL, ALEMANIA, ESPAÑA Y EL REINO UNIDO

Preguntado durante la Cumbre del G20 por el tema del desarrollo económico y social del continente africano, el presidente francés tuvo palabras muy polémicas que generaron en las redes sociales un debate masivo.

Según Macron, el principal problema de África no es económico, ambiental o político, sino demográfico.

‘El reto de África, es la civilización del siglo XXI’, dijo el ex banquero y hoy jefe de estado en Francia.

Los factores ambientales, de inestabilidad política, bélicos, terrorismo importado desde Occidente, gobiernos militares, transiciones democráticas complicadas, golpes de estado, enfermedades, pobreza y misera, educación, carencia de hospitales y otros graves problemas, no merecieron atención para el presidente francés, que incluso afirmó “eran secundarios”.

Para el jefe de Estado galo, el desarrollo de África será imposible “mientras las mujeres del continente sigan pariendo 7 u 8 niños”.

Macron hizo hincapié en que ningún país del mundo posee una tasa de fertilidad tan elevada y aunque Níger y Burundi muestran promedio alto (con más de seis hijos por mujer), mientras el baremo del África subsahariana es de cinco hijos por mujer.

Los vínculos entre la superpoblación y el subdesarrollo fueron también objeto de varios trabajos académicos, centrados en las verdaderas carencias fundamentales del continente, que son el origen de ese aumento incontrolado de la natalidad.

La “salida” del presidente francés, en opinión de los expertos, no tiene nada de científico y mucho de ignorancia.

Anuncios