El ex embajador del Reino Unido en Arabia Saudita, William Patey, ha vinculado el terrorismo en Europa con el apoyo por parte de esta monarquía a la rama ultraconservadora del Islam.

Las palabras de Patey coinciden con la crisis entre los países del golfo Pérsico, motivada por acusaciones mutuas sobre el patrocinio del yihadismo.

Saudíes y cataríes se señalan mutuamente como países que apoyan al ISIS y otros grupos radicales terroristas.

No obstante, tales denuncias no impiden a las potencias occidentales, como España, Francia, Reino Unido o EEUU vendan armas a estas dos dictaduras.

Anuncios