La perspectiva de una eventual integración de Serbia en la OTAN parece menos probable que nunca, pese a las intensas e interminables presiones desde Washington y Bruselas.

UNA LECCIÓN DE DIGNIDAD DE UN PUEBLO MASACRADO POR LA ORGANIZACIÓN TERRORISTA DEL ATLÁNTICO NORTE

Alexander Vulin, ministro de Defensa del gobierno serbio, reiteró la intención de su país de permanecer neutral, alegando que no tienen la menor intención de adherirse a una supuesta organización “para la paz” llamada OTAN.

Belgrado excluye hoy, más que nunca, formar parte de esa maquinaria criminal, aunque las relaciones con Europa y EEUU siguen siendo muy tensas.

LA DIGNIDAD, LA PAZ Y LA INDEPENDENCIA, POR ENCIMA DE TODO. EL MINISTRO VULIN CONFIRMA QUE SERBIA NO SERÁ “CARNE DE LA OTAN”

Entrevistado por la Agencia rusa Sputnik, el Ministro de Defensa de Serbia, aseguró que Belgrado ratificaba su NO definitivo a entrar en ese organismo, para mantener la paz y confirmar la voluntad del pueblo de seguir instalado en una neutralidad a prueba de chantajes.

Mantenemos nuestra neutralidad militar y no queremos ser parte de la OTAN, es una decisión firme”, insistió Vulin.

Por supuesto, nos estaremos siempre del lado de quienes trabajen con cualquier organización, cuyo fin sea el de la Paz global“, explicó el ministro.

El funcionario añadió que las coacciones y amenazas veladas para obligar a Serbia a entrar en la Alianza son inútiles. “Nunca accederemos a esa pretensión”, sentenció Vulin.

Además, el ministro declaró que esperaba que los socios de Belgrado, a saber, Rusia, los EE.UU. y la misma OTAN, respeten su decisión.

En 2007, el Parlamento de Serbia adoptó de hecho una resolución que consagra a su país como neutral y separado de las alianzas militares.

“Las relaciones entre Serbia y la OTAN son tensas, sobre todo por sus criminales intervenciones en el conflicto de Bosnia en 1995 y Kosovo en 1999”, recordó.

SRDJAN ALEKSIC, ABOGADO SERBIO

En junio pasado, Serbia reveló que la OTAN utilizó uranio empobrecido con consecuencias catastróficas para la población y el medio ambiente, según las estimaciones del abogado Srdjan Aleksic, encargado por el gobierno de Serbia para llevar a la OTAN ante la justicia internacional.

Anuncios