“La amenaza por parte de Donald Trump de una intervención militar en Venezuela ha convertido en rehenes a la oposición del país y a los ‘neocons’ estadounidenses”, opina el analista político francés Bruno Guigue.

LO MÁS REPUGNANTE DE ESTOS PERSONAJES, ES QUE ALGUNOS MILITAN EN PARTIDOS ADSCRITOS A LA INTERNACIONAL SOCIALISTA. (ASÍ SE ENTIENDE POR QUÉ “SUCIALISTAS” COMO TONY BLAIR, FELIPE GONZÁLEZ O MICHELLE BACHELET APOYAN GOLPES DE ESTADO O SON RESPONSABLES DE TERRORISMO, ADEMÁS DE CRÍMENES DE GUERRA)

RT France: Donald Trump habla una posible intervención militar en Venezuela. ¿Ve usted alguna posibilidad real de que se produzca esa agresión?

Bruno Guigue (B. G.): La verdad, no lo creo en las circunstancias actuales. La elección de la Asamblea Nacional Constituyente fue un éxito para el movimiento chavista y para la democracia venezolana. Con 8.1 millones de votantes y una tasa de participación del 41,5% es uno de los mejores resultados electorales alcanzados por la Revolución Bolivariana.

BRUNO GUIGUE FUE EL AUTOR, ENTRE OTRAS MUCHAS DELICIAS, DE UNA MEMORABLE CARTA ABIERTA A FRANÇOIS HOLLANDE, AL QUE LLAMÓ “EL FRANKENSTEIN DE LA REPÚBLICA”

Además, la mayoría de los estados de la región han criticado la amenaza del presidente de EEUU. Al poner en peligro la soberanía e independencia de un nación, Trump rema contra la corriente con el único propósito de satisfacer la derecha opositora y a los neoconservadores estadounidenses. Una comedia de cara a la galería.

RT : La clase política europea evalúa de diferentes maneras lo que está ocurriendo en Venezuela. ¿Cómo interpreta estos acontecimientos?

B. G: Hay dos aspectos clave en esta crisis y la mayoría de los comentaristas tienen cuidado en no vincular las dos caras de esa moneda.

En primer lugar, Venezuela, la crisis política se ha detenido, aunque temporalmente, ante el éxito de las elecciones de la Asamblea Constituyente.

Pero esa derecha opositora que apoya Washington no se ha cruzado de brazos, pero se ha visto obligada a admitir que ahora mismo ha perdido políticamente la partida.

No obstante, existe también una crisis económica que no parece que se pueda resolver a corto plazo y que los enemigos internos y externos de la revolución bolivariana aprovechan, para tratar de socavar la legitimidad del gobierno.

Sin embargo, esta crisis, de hecho, la alienta y la mantiene deliberadamente una buena parte de las élites empresariales y la alta burguesía, que importan artículos de lujo, pagando en dólares, mientras impiden por todos los medios que los artículos de primera necesidad lleguen a los supermercados de los barrios más populares.

Este sabotaje, unido al desabastecimiento, es una forma de guerra económica declarada contra las clases trabajadoras y un arma desestabilizadora. Algo muy preocupante, porque debemos recordar que el mismo método se aplicó contra el gobierno de Salvador Allende en Chile en 1973.

En América Latina, nadie olvida el siniestro papel jugado por Washington en los golpes de estado que colocaron en el poder a las peores tiranías, las más asesinas, que se recuerdan en el continente.

LATINOAMÉRICA NO DEBE OLVIDAR QUE EEUU APOYÓ TODOS LOS GOLPES DE ESTADO QUE LLEVARON AL PODER A LAS DICTADURAS MÁS CRIMINALES DE LA HISTORIA. TODOS LOS GOBIERNOS YANQUIS, DESDE EL SIGLO XIX, COLABORARON EN EL MAYOR GENOCIDIO DE LA HISTORIA, PERPETRADO EN LATINOAMÉRICA 

RT: El presidente venezolano, Nicolás Maduro, es a menudo tachado de dictador por las autoridades europeas y estadounidenses, junto a sus medios informativos. ¿Está justificado ese apelativo?

B. G .: Esa acusación es, simplemente, grotesca. ¿Cómo se puede llamar a un dictador a un jefe de Estado elegido democráticamente, que invita al pueblo a elegir una Asamblea Constituyente?

Desde la primera elección de Hugo Chávez en 1998, ¡han habido 19 elecciones en Venezuela! Lo que es sorprendente, desde el punto de vista histórico, es más bien la paciencia y la moderación del poder legítimo contra los repetidos intentos de golpe de Estado, el sabotaje y la desestabilización orquestada por la oposición reaccionaria, que no perdona que el sistema político actual haya suprimido los ingresos del petróleo que le llegaban a esa burguesía enriquecida, para redistribuirlos entre las clases trabajadoras. ¿Dictador? Resulta cómico si no fuera un tema muy serio.

RT: Junto con Venezuela, EEUU ha elevado el tono contra la RPDC. ¿Otra comedia verbal o algo más peligroso?

B. G: El juego de la retórica no llegará al terreno militar. Creo que este será el caso, teniendo en cuenta las recientes declaraciones del gobierno chino. Pekín aprobó la resolución del Consejo de Seguridad de imponer nuevas sanciones al gobierno de Kim Jong Un, pero no creo que Xi Jing Ping tolere el uso de la fuerza en las barbas de China, atacando a un estado soberano aunque bastante osado y nada dócil.

Dado que es inconcebible que Pyongyang tome la iniciativa de comenzar las hostilidades (ya ha matizado que no atacará Guam), significa que Washington asumiría unos enormes riesgos infligiendo un correctivo a la RPDC. Francamente, es poco probable.

El imperialismo estadounidense alcanzó sus límites objetivos y hoy resulta obvio, tanto en Corea como en Siria. Los Estados Unidos tratan de compensar esta pérdida de influencia política y belicista aumentando el tono y el énfasis en sus habituales amenazas, algo bastante comprensible en sus dirigentes.

https://francais.rt.com/opinions/42029-intervention-militaire-americaine-venezuela-probablement-esbroufe

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- La Carta a Hollande de Bruno Guigue, puedes leerla AQUÍ

Anuncios