Category: CUBA



Esta mañana sesionó en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, el Consejo Nacional de la Asociación Hermanos Saíz.

Presidido por el Ministro de Cultura Abel Prieto, los jóvenes artistas y escritores se pronunciaron en contra del discurso del presidente norteamericano Donald Trump.


Javier Etayo, alias “Tasio”, humorista gráfico vasco, muy conocido por sus viñetas en el diario “Gara” y colaborador del periódico en papel Cubainformación, también participó en el XIV Encuentro Estatal de Solidaridad con Cuba, celebrado en la sala Bilborock de Bilbao.

Cubainformación TV – Video: Ana Gil, Carlos Fiallos, Lázaro Oramas – Fotos: Angi Salazar, Txema Esteban, Eduardo Camino.-


El discurso de Trump sobre Cuba ha sido una cacería de brujas: culpa a la isla de todos los males del planeta“, señala el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, en una entrevista exclusiva a nuestro canal.

¿Quiénes son hoy los asesores del presidente estadounidense en lo tocante a las relaciones entre Washington y La Habana?

¿Quién se beneficia de las medidas de Trump contra Cuba?

¿Cómo evalúa Parrilla la posición de los países europeos al respecto?


El canciller cubano Bruno Rodríguez declaró en Viena, Austria, que con el presidente estadounidense Donald Trump, la relación bilateral entre Washington y La Habana, ha dado pasos en retroceso.

Hizo un recuento de los puntos de la nueva política que la nación norteamericana aplicará a la isla, recalcando que el mandatario se hizo acompañar, durante el anuncio de tales medidas, de “terroristas”.

Al respecto apuntó: “Protesto ante el gobierno de los Estados Unidos por este escarnio“; además reiteró que la presencia de tales personajes “representa un escarnio al pueblo cubano, al mundo y a las víctimas del terrorismo internacional, en todas las latitudes“.


LA HABANA, 16 jun (Xinhua).- El presidente estadounidense, Donald Trump, acaba de dar un giro a la política sobre Cuba y revirtió algunas medidas de su antecesor.

En un discurso pronunciado en el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana de Miami, Trump anunció que limitará los viajes de estadounidenses a la isla y prohibió a las compañías de su país hacer negocios con empresas cubanas administradas por militares.

El mandatario reafirmó el embargo estadounidense, pero mantiene intactas las relaciones diplomáticas restablecidas en julio de 2015.

El histórico restablecimiento de los vínculos bilaterales y la apertura de embajadas el 20 de julio de 2015, después de 54 años de confrontación, y la ulterior visita de Barack Obama a Cuba, confirmaron una política de deshielo contraria a la visión de Trump.

A continuación se presentan los hechos más relevantes que marcaron los difíciles vínculos Cuba-Estados Unidos, después del triunfo de la Revolución cubana comandada por Fidel Castro, el 1 de enero de 1959.
1961.

UNA REVOLUCIÓN ASEDIADA QUE PLANTÓ CARA AL GENDARME DEL MUNDO

El 3 de enero el presidente republicano, Dwight D. Eisenhower, rompió relaciones diplomáticas con Cuba por diferencias políticas e ideológicas y ordenó el cierre de la embajada en La Habana.

El 16 de abril más de 2.000 invasores desembarcaron por Bahía de Cochinos (Playa Girón). Fidel Castro proclamó el carácter socialista de la Revolución y derrotó a los “mercenarios” en menos de 72 horas.

El 3 de febrero de 1962 el presidente demócrata, John F. Kennedy, ordenó, de manera oficial, el bloqueo económico y comercial a Cuba.

En octubre se dio la Crisis de los Misiles. Estados Unidos estableció un bloqueo naval a Cuba y exigió la retirada de los 42 misiles nucleares instalados en la isla por la entonces Unión Soviética, repliegue negociado sin la participación del gobierno cubano.
1966-

Washington aprobó la Ley de Ajuste Cubano, que legalizó a los inmigrantes ilegales del país caribeño que lleguen a territorio estadounidense y les facilitó trabajo.

En septiembre de 1977, bajo la presidencia de Jimmy Carter, Washington levantó las prohibiciones de viajes, suscribió un acuerdo con Cuba relativo a la pesca y límites marítimos provisionales, y se abrieron oficinas de intereses en ambas naciones.

En abril de 1980 comenzó el éxodo de unos 125.000 cubanos por el puerto de Mariel.

El 24 de septiembre de 1992, el Congreso norteamericano aprobó la Ley Torricelli, que dio carácter extraterritorial al bloqueo cubano, pues incluyó a las subsidiarias de empresas estadounidenses que actúen en otros países.

El 24 de febrero de 1996 cazas cubanos derribaron dos avionetas de la organización “Hermanos al Rescate”, radicada en Miami, que violaron el espacio aéreo de Cuba, de acuerdo con el gobierno local.

El 12 de marzo el presidente estadounidense, William Clinton, promulgó la Ley Helms-Burton, que permite demandar a quienes negocien con propiedades confiscadas a estadounidenses en la isla.

El 12 de septiembre de 1998 las autoridades federales de Estados Unidos arrestaron a un grupo de cubanos, miembros de la llamada Red Avispa, que sevhabían infiltrado organizaciones anticubanas radicadas en suelo estadounidense y dedicadas a preparar acciones terroristas contra Cuba.

Cinco de los detenidos fueron condenados a severas penas, que incluían hasta doble cadena perpetua.

En diciembre de 1999 se produjo el caso del niño Elián González, quien a los cinco años vivió un dramático naufragio, en el que murió su madre mientras emigraban de forma ilegal de Cuba y fue retenido por familiares en Miami cuando era reclamado por su padre desde La Habana, ciudad a la que regresó en junio de 2000 por decisión judicial de los EEUU.

El presidente George W. Bush recrudeció el bloqueo desde 2004 a 2o06 contra la isla al aprobar sendos planes “de Ayuda a una Cuba Libre”, para asfixiarla económicamente y provocar un cambio de gobierno.

En abril de 2009, con Barack Obama en la Casa Blanca, Washington levantó las restricciones para los cubano-estadounidenses para viajar y enviar remesas a la isla, y el Congreso flexibilizó algunas restricciones para la venta de alimentos y medicinas.

El 14 de julio de ese año, después de una interrupción de cinco años y medio, Cuba y Estados Unidos reanudaron las conversaciones migratorias.

El 5 de diciembre, el gobierno de Cuba arrestó en La Habana al espía estadounidense Alan Gross, quien distribuía material digital no autorizado en la isla, por lo cual fue acusado de atentar contra la seguridad del Estado y condenado a 15 años de cárcel.

El 17 de diciembre de 2014, los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, en comparecencias simultáneas en La Habana y Washington, sorprendieron al mundo con su disposición a iniciar un nuevo capítulo hacia el restablecimiento de relaciones bilaterales y dar un giro histórico tras décadas de hostilidades.

Ese día, ambos países realizaron un intercambio de detenidos entre Gross y los tres miembros del grupo de “Los Cinco Héroes”, que aún estaban prisioneros en Estados Unidos.

El 16 de enero de 2o15 Washington puso en vigor medidas sobre exportaciones, viajes e intercambios de divisas que flexibilizan la política de cerco económico contra la isla.

El 20 de enero Obama instó al Congreso a comenzar el levantamiento parcial del bloqueo, en su discurso sobre el estado de la Unión.

El 20 de febrero, la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) y la compañía estadounidense IDT firmaron un acuerdo para reanudar los servicios de telefonía directa.

El 31 de marzo Cuba y Estados Unidos sostuvieron la primera reunión bilateral sobre derechos humanos, en la sede del Departamento de Estado en Washington.

El 11 de abril Obama y Castro se entrevistaron por primera vez, en ocasión de la Cumbre de las Américas en Panamá.

El 29 de mayo Estados Unidos retiró a Cuba de la lista de los supuestos países patrocinadores del terrorismo, que Washington elabora cada año y en la que mantenía a la isla desde 1982.

El 20 de julio, Cuba y Estados Unidos restablecieron relaciones diplomáticas y sus oficinas de intereses en La Habana y Washington comenzaron a funcionar como embajadas.

El 22 de julio el Banco Stonegate de Florida y el Banco Internacional de Comercio de Cuba suscribieron un acuerdo para facilitar las operaciones financieras de empresas y ciudadanos estadounidenses en la isla.

El 11 de septiembre ambos gobiernos crean en La Habana la Comisión Bilateral Cuba-EEUU y aprobaron un grupo de temas que abordarán en el futuro, como protección del medio ambiente, prevención de desastres naturales, aviación civil, salud, y el combate al tráfico de drogas y de personas.

El 24 de noviembre Cuba y Estados Unidos acordaron en Washington adoptar mecanismos de cooperación en materia de protección ambiental, con énfasis en los sistemas costeros, reducción de riesgos y atención a las causas y efectos del cambio climático.

El 27 de enero de 2016, Obama aplicó nuevas medidas que incluyen el levantamiento de restricciones financieras a las exportaciones y a los viajes aéreos autorizados a la isla.

El 15 de febrero la compañía Cleber LLC se convirtió en la primera empresa estadounidense autorizada por Washington para instalarse en Cuba y comenzar a producir pequeños tractores para agricultores privados.

El 16 de febrero, en La Habana, ambos países rubricaron un memorando de entendimiento para reanudar los vuelos comerciales regulares, interrumpidos desde hace más de medio siglo, los cuales pudieran ascender hasta 110 viajes diarios a 10 ciudades de la isla.

El 16 de marzo Cuba y Estados Unidos restablecieron el servicio de correo postal directo, con la llegada del vuelo inaugural Miami-La Habana.

Los días 21-22 de marzo Obama realizó una histórica visita oficial a Cuba, primera de un mandatario norteamericano en funciones en 88 años.

El 14 de octubre ambas naciones sostuvieron la segunda ronda de diálogo sobre derechos humanos, el tema más delicado en la nueva relación.

El gobierno de Estados Unidos también anunció nuevas regulaciones en sus intercambios con Cuba para permitir mayor colaboración científica, becas y el desarrollo del sector privado en la isla.

El 28 de noviembre la aerolínea American Airlines reinició luego de más de medio siglo, los viajes regulares desde Estados Unidos a La Habana.

El 29 de noviembre Trump dijo estar dispuesto a poner fin a las relaciones si el gobierno revolucionario no aceptaba mostrarse más cercano a los intereses estadounidenses.

 

Del 4 al 20 de enero de 2017, Cuba y Estados Unidos rubricaron una decena de acuerdos de cooperación científica, académica, de salud y lucha contra el terrorismo.

El 17 de enero Obama eliminó la política de pie seco/pie mojado, que autorizaba la permanencia en Estados Unidos de los migrantes ilegales cubanos, si éstos lograban acceder físicamente al territorio de ese país, pero eran devueltos a Cuba si resultaban capturados en el mar.

Ese mismo día, la directora para Estados Unidos en la cancillería cubana, Josefina Vidal, advirtió a Trump que “agresión, presión, condiciones, imposiciones, no funcionan con Cuba“.

El 25 de enero llegaron a Estados Unidos dos contenedores con carbón vegetal, primera exportación cubana autorizada a Estados Unidos en más de 50 años.

El 25 de mayo un grupo bipartidista de 54 senadores reintrodujeron en la Cámara Alta norteamericana el proyecto legislativo Ley de Libertad para Viajar a Cuba, y otro similar para exportar a la isla.

El 1º de junio la organización estadounidense Engage Cuba, que promueve el levantamiento del bloqueo a la mayor de las Antillas, afirmó que retroceder en las relaciones con La Habana causaría pérdidas de hasta 6.600 millones de dólares a la economía norteamericana hasta 2021 y la eliminación de más de 12.200 empleos.

El 16 de junio, el presidente Trump limitó los viajes de estadounidenses a la isla y prohibió a las compañías de su país hacer negocios con empresas cubanas administradas por militares.

El nuevo mandatario reafirmó el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opuso a los llamados en las Naciones Unidas y otros foros internacionales para acabar con él.

No obstante, mantuvo las relaciones diplomáticas restablecidas en julio de 2015.

http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2017/0617/c31618-9229930.html


Una de las cosas más deprimentes acerca de la decisión del presidente Donald Trump de revertir elementos de la apertura de Cuba, es lo previsible que era.

ANTICUBANOS REUNIDOS, SERÁN SIEMPRE VENCIDOS

Un candidato republicano a la presidencia, hace promesas de campaña de última hora a un público cubano-americano de línea dura en el sur de la Florida. El senador Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart mantienen esas promesas.

El gobierno de los Estados Unidos anuncia cambios que dañarán a los cubanos de a pié, como la imagen de Estados Unidos y harán que sea más difícil para los estadounidenses hacer negocios y viajar a algún lugar de la isla.

Mientras que el presidente Obama levantó cierta esperanza con una apertura anticipada en relaciones diplomáticas, comerciales, culturales y turísticas, el presidente Trump está retrasando el reloj hacia una época de guerra fría, para regresar a una era de restricciones en todas esas actividades.

Si bien no se trata de una revocación total de la apertura de Obama, las advertencias de Trump han colocado las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, de nuevo, en la prisión del pasado – entendiendo las perspectivas de reforma dentro de Cuba e ignorando las voces del pueblo cubano y de una mayoría de los estadounidenses, sólo para que Trump recompense a un pequeño y menguante electorado político.

No tenía que ser de esta manera, y no quedará de esta manera.

En otoño de 2014, después de 16 meses de negociaciones secretas, viajé al Vaticano para decirle a los representantes del Papa Francisco que Estados Unidos y Cuba estaban preparados para comenzar a normalizar sus relaciones.

Los diplomáticos del Vaticano se reunieron por separado con las delegaciones de Estados Unidos y Cuba, para verificar que estábamos diciendo la verdad.

Entonces nos reunimos todos y leímos en voz alta los pasos que estábamos dispuestos a tomar. Un cardenal afirmó que el mundo se conmovería por este ejemplo, de cómo antiguos adversarios dejan a un lado el pasado.

Un funcionario del Vaticano, que había vivido en Cuba, tenía lágrimas en los ojos y una mirada de profundo recuerdo en su rostro.

Cuba ha desempeñado durante mucho tiempo un gran papel en todo el mundo. Para los estadounidenses, ha sido el escenario de la derrota de la Mafia, la tierra de Fidel y Raúl, de la Guerra Fría, de los intentos de magnicidio y del conflicto ideológico, mezclados con el atractivo de una cultura que encuentra plena expresión en Miami.

Para América Latina, Cuba ha sido un símbolo de cómo Estados Unidos intenta dictar la política del hemisferio – un legado de democracia y progreso económico- así como golpes de Estado y escuadrones de la muerte.

Para el mundo en vías de desarrollo, Cuba ha sido un símbolo de soberanía y resistencia y un bastión de la revolución, para bien o para mal. De la crisis de los misiles al movimiento anti-apartheid. Desde la era Kennedy hasta la era Obama, esta pequeña isla se ha situado en el centro de los acontecimientos mundiales.

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- Ben Rhodes fue asesor adjunto de seguridad nacional en el gobierno de Barack Obama y dirigió las negociaciones para normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Pese a las diferencias que criterio que podamos mantener con este ex funcionario, no deja de ser muy interesante y oportuno su punto de vista.


El 16 de junio de 2017, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en un discurso cargado de una retórica hostil, que rememoró los tiempos de la confrontación abierta con nuestro país, pronunciado en un teatro de Miami, anunció la política de su gobierno hacia Cuba que revierte avances alcanzados en los dos últimos años, después que el 17 de diciembre de 2014 los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama dieran a conocer la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas e iniciar un proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales.

El gobierno revolucionario responde a estas declaraciones hostiles e injerencistas.

Sin sorpresa alguna, los cubanos recibieron este viernes la noticia del anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre su nueva política hacia Cuba.

Para los cubanos, el discurso del mandatario norteamericano fue obsoleto e injerencista y su nueva política como un retroceso.


Frente a los anuncios de Washington de recrudecer la política exterior contra Cuba, el mandatario boliviano manifestó su respaldo a la nación caribeña.

EVO MORALES, PRESIDENTE DE BOLIVIA, ES UN EJEMPLO DE DIGNIDAD, SINCERIDAD Y SOLIDARIDAD EN EL CONTINENTE AMERICANO

El presidente boliviano, Evo Morales, ha rechazado las declaraciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, que anunció que mantendrá el bloqueo contra la isla.

En su cuenta de Twitter Morales repudió el anuncio del presidente estadounidense de proseguir con el bloqueo económico contra la nación caribeña hasta que se liberen los “presos políticos” e instó a EE.UU. a expulsar a los “políticos delincuentes” que permanecen en ese país.

Cuba libre, soberana y socialista se respeta. La Patria Grande se respeta. No más bloqueos #CubaEsNuestra”, afirmó Morales.

Trump dijo este viernes en el Teatro Manuel Artime, en Miami, que conseguirá pronto una “Cuba libre” y que mantendrá el bloqueo económico contra la isla hasta que se liberen los “presos políticos” en la nación antillana.

En 2015, un total de 191 países de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobaron una resolución en contra del bloqueo que mantiene Cuba contra EE.UU. desde hace 56 años, reseña Telesur.


Periodistas cubanos que trabajan en las oficinas de Telesur en Brasil, China, Egipto, Rusia y Venezuela, saludaron el aniversario 58 de la fundación de Prensa Latina, un proyecto informativo que busca ofrecer voz a los sectores sociales silenciados en el mundo.


En este episodio de Keiser Report, Max y Stacy hablan sobre las nuevas manifestaciones de la brecha generacional, así como del cambio de la política estadounidense respecto a La Habana anunciado por el presidente Trump.

Max entrevista al periodista y empresario Vito Echevarría, de Cuba Ventures Corp., sobre las últimas novedades en las relaciones entre Cuba y EE.UU.


La televisión cubana difundió una entrevista inédita con el revolucionario legendario argentino-cubano Ernesto “Che” Guevara, realizada el 11 de abril de 1964 por el periodista Jean Dumur de la Radio y Televisión Suiza (RTS), en la que Guevara responde en francés a las preguntas de Dumur.

La emisión de esta entrevista, que hasta el momento no había sido difundida, sale ahora a la luz cuando se cumplen 89 años del nacimiento del líder latinoamericano, efeméride que tuvo lugar el pasado 14 de junio, indicó RT en su portal web.

En esta entrevista de 9 minutos de duración, grabada en francés en el Hotel Intercontinental en Ginebra, Guevara habla de las relaciones de Cuba con Estados Unidos, de América Latina, de la Unión Soviética y de la diplomacia, así como de la situación económica dentro del país, entre otros asuntos.


El presidente de EEUU, Donald Trump, prometió que su Gobierno “logrará pronto” una “Cuba libre”, al iniciar su discurso en Miami (sudeste) en el que tiene previsto anunciar una serie de cambios a las políticas de Washington hacia la isla caribeña.

LA COMUNIDAD NEOFASCISTA CUBANOAMERICANA DE MIAMI SE FROTA LAS MANOS, IMAGINANDO QUE CUBA VOLVERÁ A SER PATRIMONIO DE LA MAFIA ESTADOUNIDENSE. TRUMP IGNORA VOLUNTARIAMENTE QUE EL PUEBLO CUBANO ES LIBRE Y SOBERANO DESDE EL 1º DE ENERO DE 1959

Una Cuba libre es lo que pronto lograremos“, afirmó el jefe de Estado.

Sin duda, el millonario se refiere a conseguir que la policía pueda asesinar DIARIAMENTE a 8 ciudadanos afroamericanos, vetar el acceso a la sanidad pública a la población, derogar las leyes que permiten entrar a miles de jóvenes en escuelas y universidades de forma gratuita, suprimir la financiación por parte del estado del gas, el agua y la electricidad, etc. etc. Una “libertad” de mercado para aprisionar a la ciudadanía.

Trump, afirmó que su Gobierno tiene la obligación de garantizar “la libertad” en todo el continente americano, y mencionó en particular a Cuba y Venezuela.

En pocas palabras, interferir en la política interna de ambas naciones y en la República Bolivariana, apoyar, como en Siria, a los colectivos terroristas que asolan las calles de varias ciudades venezolanas.

Es deber de EEUU asegurar que tengamos libertad en nuestro hemisferio, sea en Cuba o en Venezuela“, señaló en un discurso en Miami (sudeste) donde anunció nuevas políticas de Washington hacia la isla caribeña. Ese deber ha supuesto el genocidio de millones de inocentes en todo el mundo.

LAS BRAVATAS DE TRUMP FORMAN PARTE DE LA IDIOSINCRASIA ESTADOUNIDENSE. LO SUYO, COMO CANTABA “LA LUPE” ES PURO TEATRO

No satisfecho con ello, acusó al Gobierno cubano de propagar la violencia en el continente americano, y advirtió que “esos días terminaron“.

Las agresiones, por el momento verbales, del presidente Trump hacia Cuba, reafirman que el bloqueo continuará, además de prohibir los viajes de la población estadounidense a la isla.

La nueva política hacia Cuba fomentará que las compañías del Imperio hagan negocios con empresarios privados de la isla, que no estén conectados con el Gobierno, afirma la Casa Blanca.

Los cambios del presidente Trump en la política van a alentar el comercio estadounidense con empresas cubanas libres y a presionar al Gobierno para que permita al pueblo Cubano expandir su sector privado“, indicó el comunicado.

Estas medidas representan un revés al histórico proceso de acercamiento entre los dos países, iniciado en 2014 por el entonces presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017) y su par cubano Raúl Castro, que incluyó la reapertura de las respectivas embajadas en Washington y La Habana.

Desde entonces, EEUU y Cuba firmaron más de 20 acuerdos sobre temas económicos, migratorios, de seguridad marítima y de protección ambiental.

Trump parece dispuesto a incumplir todos ellos.


El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha asegurado que la Administración Trump revisará la financiación de empresas norteamericanas al Gobierno cubano. Sin embargo, los desacuerdos políticos se dejan sentir primero en la gente. En la Habana ha muerto un niño al que EE.UU. le negó visa humanitaria para tratar el cáncer que padecía.


Reunidos en Bilbao, España, más de medio centenar de organizaciones de amistad con Cuba confirieron al diario español El País el Premio al Medio de Comunicación más Mentiroso contra esa nación caribeña.

La concesión del singular galardón fue anunciada este domingo durante la última jornada del XIV Encuentro Estatal de Solidaridad con Cuba, que sesiona desde el pasado viernes en esta ciudad de la norteña región del País Vasco.

En una resolución adoptada por sus más de 200 participantes, el evento concedió la distinción a El País por ser el periódico de España que más méritos acumuló en el arte de calumniar, manipular, falsificar y tergiversar noticias e información contra Cuba y su Revolución.

Se trata del segundo reconocimiento que otorga el movimiento solidario con la mayor de las Antillas, pues en 2015 ese “honor” correspondió al diario ultraconservador ABC, según decidió entonces la decimocuarta edición de este foro, celebrada en Zaragoza.

Ni siquiera la inyección de capital de grupos inversores extranjeros, pudo reparar y compensar el desdoro de los constantes embustes y bagatelas que llevaron a este medio a la pérdida de lectores, suscriptores y hasta de publicidad, agregó.

Los asistentes al encuentro de apoyo a Cuba remitirán la “meritoria” distinción al director de El País, Antonio Caño, quien –recordaron– pilota desde 2014 la deriva neoliberal del matutino madrileño.

El movimiento solidario con Cuba hará llegar también su resolución a la patronal del sector y a otras asociaciones, a las cuales califica de entes ligados a los mismos intereses e ideología que El País: los de las oligarquías golpistas y los gobiernos de las grandes potencias.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/06/11/diario-espanol-el-pais-gana-el-premio-a-medio-mas-mentiroso-contra-cuba/


Reunidas las diferentes organizaciones de solidaridad con Cuba de todo el Estado español, con invitados/as de lujo y una amplia asistencia y participación, las jornadas se desarrollaron con un ánimo cordial de trabajo y diversión pero, sobre todo, con mucha energía.

El Encuentro sirvió para seguir profundizando la hermandad con este heroico pueblo (y el de Venezuela), dotándonos de estrategias coordinadas para sacar adelante nuestros objetivos y compromisos.

Contamos con la presencia de Aleida Guevara March, medica pediatra, miembro del Centro de Estudios Che Guevara de La Habana e hija del Che, quien nos habló de “El Che, la Revolución cubana y la lucha permanente frente a la desinformación”.

Tras dos días de intenso trabajo, llegamos al concierto de despedida en el que se procedió a la entrega del II Premio al Medio más Mentiroso contra Cuba, otorgado al diario “El País”, siendo el preludio del conversatorio del comunicador Eneko Calle con Mariela Castro Espín.

La diputada cubana y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), disertó sobre “Estrategias de comunicación frente a la desinformación sobre la diversidad sexual en Cuba”.

Castro Espín respondió a innumerables preguntas del público y de personas que visionaron la transmisión en directo vía Facebook.

El encuentro se clausuró con las palabras del Embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez Enríquez, y con la impresionante actuación de Alexis Díaz Pimienta, quien nos brindó sus “Conclusiones Decimadas”, haciéndonos a todos participes de la fiesta que es construir juntas y juntos, otro mundo posible y necesario, en el firme apoyo de una Revolución como la cubana.


Este viernes 9 de junio, en la sala Bilborock de Bilbao quedó inaugurado el XIV Encuentro Estatal de Solidaridad con Cuba, con una gala cultural de homenaje a Fidel Castro y al Che Guevara, en el 50 aniversario de su asesinato por órdenes de la CIA.

Hoy se clausura el evento con un concierto musical y poético, en el que intervendrán el cantautor Orlis Pineda, el grupo Cayamba y el repentista cubano Alexis Díaz Pimienta.

Además contaremos con la presencia de Mariela Castro, directora del Cenesex, Aleida Guevara, hija del heroico guerrillero Che Guevara y del actor y activista Willy Toledo.


Con tecnología de China y un sistema operativo cubano, en La Habana ya se ensamblan los primeros ordenadores portátiles y tabletas nacionales, que permitirá producir 120 mil unidades al año.


La Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Elba Rosa Pérez Montoya, participó recientemente en la I Conferencia Internacional de Cooperación Técnica del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). La cita aconteció en Viena, Austria, del 30 de mayo al 1 de junio.


Desde ya hace algún tiempo se ha estado moviendo, esencialmente en medios digitales, la idea de un “centrismo político” en la Cuba de hoy, como parte de una de las estrategias de Estados Unidos por subvertir el modelo socialista cubano, ante los rotundos fracasos y el desprestigio de la llamada “contrarrevolución cubana”.

LA REVOLUCIÓN CUBANA ES EL EJEMPLO MÁS CLARO DEL AUTÉNTICO SIGNIFICADO DE LA PALABRA DEMOCRACIA

Uno de los cables revelados por Wikileaks en el 2010, mostró como Jonathan Farrar, en ese momento Jefe de la Sección de Intereses de Washington en La Habana, informó al Departamento de Estado el 15 de abril de 2009, como esa “oposición” realmente estaba desconectada de la realidad cubana, no tenía ningún poder de influencia en los jóvenes y estaba más preocupada por el dinero, que por llevar sus plataformas a sectores más amplios de la sociedad.

El centrismo político en su origen es un concepto de raíz geométrica: el punto equidistante de todos los extremos.

Supuestamente sería una posición política que se colocaría entre la izquierda y la derecha, entre el socialismo y el capitalismo, una tercera vía que hace “conciliar las mejores ideas” de los extremos que le dan vida y donde se postula la moderación frente a cualquier tipo de radicalismo.

Lenin calificó esta postura de “utopismo traicionero producto del reformismo burgués”. Y es que ciertamente las denominadas terceras vías, o centrismos, nunca han sido una opción revolucionaria, sino estrategias para instaurar, salvar, recomponer, modernizar o restaurar el capitalismo.

Cuando se pondera la moderación frente al radicalismo revolucionario cubano –que es ir a la raíz, para nada asociado al extremismo que es otra cosa-, me es inevitable no encontrar determinadas analogías entre ese centrismo que hoy se intenta articular en Cuba, con el autonomismo decimonónico.

El autonomismo, como corriente política, surge desde la primera mitad del siglo XIX, pero se conforma como partido político a partir de 1878, como uno de los frutos que produjo la revolución del 68.

Fue una corriente que compartió tiempo histórico con el independentismo, el integrismo y el anexionismo. Era la corriente por excelencia de la moderación, de la evolución, enemiga de los radicales independentistas cubanos.

Asumían una posición también “equidistante”, entre el integrismo –la defensa del status quo- y la independencia, pero en momentos de definición, cerraban filas junto al integrismo para frenar y atacar la revolución, la cual consideraban el peor de los males.

Algunas figuras célebres del autonomismo terminaron compartiendo las ideas anexionistas al producirse la intervención-ocupación estadounidense en Cuba.

Sus principales líderes brillaron por sus dotes intelectuales, eran grandes oradores, pero con un pensamiento de élite, esencialmente burgués, de ahí que jamás pudieron arrastrar detrás de sí a las masas cubanas.

El pueblo cubano en ese momento lo menos que necesitaba era ideas de laboratorio, de ahí que cuando se produjo la nueva arrancada independentista de 1895, el partido autonomista quedara totalmente descolocado ante la nueva realidad nacional.

El autonomismo defendió un nacionalismo moderado y excluyente de las grandes mayorías, cuyas aspiraciones fundamentales no estaban en romper el vínculo con “la madre patria española”, sino en modernizar su dominación en la Isla, no en el balde la vanguardia patriótica cubana, encabezada por José Martí, combatió tanto sus ideas.

El 31 de enero de 1893, en uno de sus extraordinarios discursos, Martí expresó: “…dábase el caso singular de que los que proclamaban el dogma político de la evolución, eran meros retrógrados que mantenían para un pueblo formado en la revolución las soluciones imaginadas antes de ella…”.

Sin embargo, la idea de apoyar en Cuba una tercera fuerza –moderada, de centro o tercera vía- adquirió mayor fuerza en la política exterior de Estados Unidos a finales de los años 50, con el objetivo de evitar que el Movimiento 26 de Julio llegara al poder, algo que se convirtió en una obsesión para la administración Eisenhower en los últimos meses del año 1958.

Esta tendencia debía estar en una posición equidistante entre Batista y Fidel Castro y se estimuló su desarrollo tanto en el plano militar como el político.

La estación local de la CIA en La Habana fue la primera en manejar esta idea y luego sería su principal ejecutora.

Así lo confirma el oficial David Atlee Philips en su libro autobiográfico The Night Watch, cuando señala que James Noel -a la sazón jefe de la estación local de la CIA en la capital habanera- le había informado en una de sus pocas frecuentes reuniones, sobre su recomendación al gobierno de los Estados Unidos de patrocinar discretamente la acción de una tercera fuerza política en Cuba, “un grupo entre Castro a la izquierda y Batista a la derecha (…)”.

SEGUIR LEYENDO ORIGINAL Y COMPLETO


El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, aseguró hoy que los documentos aprobados en el III Pleno del Comité Central del Partido son fundamentos programáticos que reafirman el carácter Socialista de la Revolución.

Después de ser ratificados por el Parlamento los textos Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y la actualización de los Lineamentos de la Política del Partido y la Revolución para el período 2016-2021, Raúl manifestó que también constituyen sustento del papel que desempeña el Partido como fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado.

Al intervenir en la segunda sesión extraordinaria de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones de La Habana, el Presidente cubano expresó que esos programas posibilitarán la continuidad en la actualización del modelo socioeconómico, “para cambiar todo lo que debe ser cambiado”.

Diputados de toda Cuba se reunieron en el Palacio de las Convenciones de La Habana para discutir y someter a aprobación los documentos rectores del sistema socioeconómico del país, para perfeccionar y profundizar nuestro socialismo.

A %d blogueros les gusta esto: