Category: LIBERTAD DE EXPRESIÓN



Una calle de la ciudad estadounidense de Phoenix es testigo desde este viernes de una provocativa valla publicitaria en la que Donald Trump aparece rodeado de nubes provocadas por explosiones nucleares y signos de dólar que se asemejan a esvásticas nazis.

LA DUEÑA DEL LOCAL ASEGURA QUE LA VALLA DURARÁ EL TIEMPO QUE TRUMP SEA PRESIDENTE

Además, el presidente estadounidense porta en la solapa izquierda de su chaqueta un pin con la bandera de Rusia.

El cartel es obra de la artista Karen Fiorito, que explicó el origen de la creación a la cadena KPNX: “Muchas personas se sienten de esta manera y estoy tratando de expresar lo que, creo, hoy en día está en la mente de mucha gente”.

Lo que realmente nos preocupa es la idea de la dictadura“, añadió la artista.

La aparición de la valla coincidió con el comienzo del evento artístico local Art Detour, aunque los organizadores aseguran no tener nada que ver con la polémica iniciativa.

Según la propietaria del espacio comercial, la estadounidense Beatrice Moore, el anuncio permanecerá durante todo el mandato de Trump.

https://actualidad.rt.com/actualidad/233667-eeuu-valla-publicitaria-trump-nazi


¿Que hay detrás de la censura a los medios rusos? ¿Que hay detrás de las sanciones economicas ¿Que hay detrás del acercamiento de la OTAN a sus fronteras?.

europa-contra-rusia

El acoso y derribo de Rusia obedece al un Plan, el objetivo final es un Nuevo Orden Mundial, donde la guinda de esa tarta que es el mundo es Rusia

Para operar este Plan, ponen en marcha la “estrategia del caos”. El principio de esa doctrina estratégica puede resumirse así: la forma más fácil de saquear los recursos naturales de un país por largo tiempo no es ocupar ese país sino destruir el Estado.

Sin Estado, no hay ejército. Sin ejército enemigo, no hay riesgo de ser derrotado. Así que el objetivo estratégico del ejército de Estados Unidos y de la alianza que dirige –la OTAN– es única y exclusivamente la destrucción de los Estados… Rusia defiende la soberanía y la integridad territorial

Como dice Vicky Peláez: Este es el propósito real de Washington.

En resumidas cuentas, los “iluminados globalizados” están promoviendo una geopolítica de desastre, a vista y paciencia de todo el mundo y que se deja a “torcer el brazo” voluntariamente con la rara excepción de Rusia e Irán.

El ataque contra los medios rusos en el Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo se ha manifestado en contra del gobierno ruso y de su influencia informativa en Occidente. Una resolución de la cámara acusa a los medios rusos de hacer “propaganda hostil” en los países de la Unión Europea, al mismo nivel que la promovida por el Estado Islámico,

Poco mas tarde, la UE cortó al servidor ruso Yandex y se prohibió a Iran la utilizacion del satelite Hispasat.

Los principales medios rusos, calificados por la resolución como amenaza para la UE y sus socios en Europa del Este, son la agencia Sputnik, el canal de televisión RT, la fundación Russki Mir (Mundo Ruso) y Rossotrudnichestvo, la agencia federal de cooperación internacional bajo la tutela del Ministerio de Exteriores de Rusia.

acto-caum

Sanciones economicas

EEUU, la UE y otros países occidentales aprobaron varios paquetes de sanciones contra ciudadanos, empresas y sectores enteros de la economía rusa, a lo que Moscú respondió con un veto agroalimentario.

A raiz del deterioro de la crisis de Ucrania la Union Europea, impone y restricciones y sanciones en nombre de los pueblos, sin contar con su opinión, y que esos pueblos tendrán que cargar con las consecuencias económicas

Provocacion de la OTAN a Rusia

La continua expansión de la OTAN hacia el este hacia las fronteras de Rusia, a pesar de las garantías dadas por Occidente a Gorbachov en 1989 de que esto no sucedería.

El despliegue del sistema de defensa antimisiles Aegis en Rumania, Polonia, Turquía y España. Estas armas, equipadas con lanzadores MK41, se pueden utilizar para misiones defensivas (aire, tierra, mar), pero también para ataques ofensivos con armas nucleares

El despliegue rotativo permanente que se contempla para los Estados Bálticos, Polonia y Rumania, de cuatro batallones de 1,000 efectivos de tropa cada uno, y equipo militar pesado

La creación de un “Frente Nórdico” contra Rusia, que comprende una alianza de los miembros de la OTAN, Dinamarca, Islandia y Noruega, con la “Asociación para la Paz” de la OTAN (integrada por Suecia y Finlandia);

Estas acciones hostiles de la alianza atlántica “reducen considerablemente la seguridad europea..

No son las tropas rusas las que se despliegan cerca de las fronteras de EE.UU., sino son los estadounidenses quienes se despliegan en las proximidades de las fronteras rusas”. Desde hace muchos años Estados Unidos viene buscando una guerra contra Rusia en suelo europeo.

Plataforma Global contra las Guerras

logo-plataforma


Logo del Centro de Comunicación Estratégica de la OTAN

Logo del Centro de Comunicación Estratégica de la OTAN

Es una historia que comenzó hace 15 años. La OTAN trató primero de silenciar a los ciudadanos que querían saber la verdad sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001. Luego arremetió contra los que cuestionan la versión oficial de las «primaveras árabes» y de la guerra contra Siria.

Como una cosa lleva a la otra, después atacó a quienes denunciaban el golpe de Estado en Ucrania. Ahora, la OTAN se inventa una seudo ONG para que acuse como agentes rusos a todo el que haya hecho campaña por Donald Trump.

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 vinieron, simultáneamente, un estado de emergencia permanente y una serie de guerras.

Como escribí en aquel momento, la teoría según la cual todo fue concebido y organizado por un puñado de yihadistas desde una cueva en Afganistán no resiste el más mínimo análisis.

Todo hace pensar, por el contrario, que los atentados del 11 de septiembre fueron organizados por una facción del complejo militar e industrial.

De ser cierto este análisis, los subsiguientes sucesos sólo podían conducir a la represión en Estados Unidos y en los países aliados de esta potencia.

Quince años después, la herida que abrí en aquel momento sigue sin cerrarse, incluso se abrió aún más a raíz de nuevos acontecimientos. Al Acta Patriótica y las guerras por el petróleo se sumaron las «primaveras árabes».

La mayoría de la población estadounidense no sólo ha dejado de creer en lo que le dice su gobierno desde el 11 de septiembre de 2001 sino que, al votar por Donald Trump, acaba de expresar su rechazo al Sistema posterior al 11 de septiembre.

Resulta que yo abrí el debate mundial sobre los atentados del 11 de septiembre, que fui miembro del último gobierno de la Yamahiriya Árabe Libia y que tengo la oportunidad de relatar –desde el lugar de los hechos– lo que está sucediendo en la guerra contra Siria.

Al principio, la administración estadounidense creyó que podía detener el incendio acusándome de escribir cualquier cosa por dinero y atacándome donde duele, o sea el portamonedas. Pero mis ideas han seguido extendiéndose.

En octubre de 2004, cuando 100 personalidades estadounidenses firmaron una petición reclamando que se reabriera la investigación sobre los atentados del 11 de septiembre, Washington empezó a inquietarse [1].

En 2005, reuní en Bruselas más de 150 personalidades del mundo entero –entre las que se hallaban invitados sirios y rusos, como el general Leonid Ivashov, ex jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de la Federación Rusa– para denunciar a los neoconservadores mostrando que el problema estaba alcanzado proporciones globales [2].

Bajo el mandato de Jacques Chirac, los servicios de la presidencia de la República Francesa se preocuparon por mi seguridad.

Pero en 2007, la administración Bush solicitó mi eliminación física al nuevo presidente francés Nicolas Sarkozy.

Cuando un amigo personal, oficial y miembro del estado mayor, me advirtió sobre la respuesta positiva de Sarkozy, supe que no tenía más camino que el exilio.

Otros amigos –en aquel momento llevaba 13 años como secretario nacional del Partido Radical de Izquierda– acogieron mi decisión con incredulidad, mientras que la prensa me acusaba de paranoia.

Pero nadie vino públicamente a prestarme ayuda. Encontré refugio en Siria y viajo por el mundo evitando cuidadosamente los territorios de la OTAN, además de haber escapado a numerosos intentos de asesinato o de secuestro.

A lo largo de 15 años, he abierto debates que se han generalizado. Siempre me han atacado cuando estaba solo. Pero cuando mis ideas han encontrado eco, han sido miles las personas que se han visto perseguidas por haberlas compartido y desarrollado.

Fue en aquella misma época cuando Cass Sunstein –el esposo de la embajadora de Estados Unidos en la ONU, Samantha Power [3]– redactó con Adrian Vermeule un trabajo, destinado a las universidades de Chicago y Harvard, sobre cómo luchar contra las «teorías de la conspiración» [4], y así designan el movimiento que inicié.

En nombre de la «Libertad» ante el extremismo, los autores de aquel trabajo definen en su texto todo un programa destinado a liquidar la oposición:

«Podemos imaginar fácilmente una serie de respuestas posibles.

 1.- El gobierno puede prohibir las teorías de la conspiración.

 2.- El gobierno pudiera imponer una especie de gravamen, financiero o de otro tipo, a quienes difundan esas teorías.

 3.- El gobierno pudiera implicarse en un contra-discurso para desacreditar las teorías del complot.

 4.- El gobierno pudiera comprometer a partes privadas creíbles para que se impliquen en un contra-discurso.

 5.- El gobierno pudiera implicarse en la comunicación informal con las terceras partes y estimularlas» [5].

SEGUIR LEYENDO EN

Origen: La campaña de la OTAN contra la libertad de expresión


La visita del presidente estadounidense Barack Obama a Grecia ha generado protestas en las que alrededor de siete mil personas habrían tomado calles y la plaza Sintagma de la ciudad de Atenas.

Estos actos fueron reprimidos con gases lacrimógenos por la policía, ante lo cual los manifestantes respondieron con cócteles molotov.

Ante el llamado de organizaciones y partidos políticos a protestar, el gobierno heleno prohibió las manifestaciones en gran parte del centro de Atenas, lo que provocó el rechazo de un amplio sector de la sociedad helena, puesto que es la primera vez que un gobierno de “izquierda” (?) toma una decisión de ese calibre.


En Buenos Aires se celebró la Décima Edición de la Muestra de Cine Documental de la Asociación de Documentalistas Argentinos, evento en el que no sólo sirvió como una plataforma de exhibición para los realizadores, sino en el que también se debatió la situación gremial del sector.


La cooperativa de trabajadores de la Agencia de Noticias Infonews, en Argentina, está en riesgo ante la amenaza de un desalojo inminente del edificio donde desempeña su trabajo.


censura3

Esta semana la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo ha aprobado una resolución instando a incrementar la “capacidad institucional de contrarrestar la propaganda inspirada por el Kremlin”. El acuerdo será sometido al pleno de la Cámara el mes que viene.

Como suele ocurrir, la resolución ha vuelto a pasar desapercibida, porque la Unión Europa quiere seguir aparentando que es el santuario de la libertad de expresión y demás libertades, de las que ya no va quedando ni rastro.

No es que los medios convencionales no quieran ninguna clase de competencia; lo que quieren es poder mentir a sus anchas sin que nadie les saque los colores.

Por si alguien ha leído con prisa la resolución parlamentaria, nos permitimos insistir en el detalle: no se prohíbe la propaganda del Kremlin sino toda la que esté inspirada por el Kremlin, que es aquella que no sigue el dictado de las cancillerías imperialistas de Washington, París, Berlín y Londres.

La paranoica demonización de Rusia no ha bastado.

Los medios de todo el mundo están en sus más bajas cotas de credibilidad desde que nació la prensa moderna. Nunca en la historia se han contado tantas y tan absurdas mentiras como en la actualidad. Pero como nada de eso les parece suficiente, pretenderán acompañar sus tonteorías con montajes seudojudiciales, que para eso están pagando a los zánganos del Tribunal Penal Internacional.

Nos esperan juicios del estilo Milosevic contra los malvados de la era moderna que aún no han caído en sus garras (Putin, Bashar Al-Assaad, Kim Yon-Un) y acusaciones espectaculares sobre crímenes de guerra, genocidios, crímenes contra la humanidad y demás.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, ha iniciado su propia guerra particular afirmando que Rusia corre el riesgo de convertirse en un “Estado paria” y no sucede así, los imperialistas harán todo lo posible para que suceda, es decir, desencadenarán provocaciones, guerras, bloqueos y primaveras por todo el perímetro de las interminables fronteras de Rusia, por no hablar de todos aquellos países “satélites” equiparados a Rusia o aliados a Rusia a los que les espera un futuro muy negro.

Es una Operación Araña a escala internacional en la que no van a escatimar ni medios ni demagogia. Para eso tienen a toda la intrincada red de ONG que han ido tejiendo a lo largo de las dos últimas décadas para defender los derechos humanos, entre los que la libertad de expresión estará ausente.

Ahora mismo en Bruselas un nutrido equipo de políticos y periodistas prepara los informes preliminares de la próxima ofensiva mediática contra Moscú y todos aquellos que se dejan inspirar por Moscú.

Es posible que retorne hasta aquella vieja acusación franquista de que todos los que no se manifiestan a favor de los crímenes del imperialismo y del fascismo están comprados “por el oro de Moscú”.

A la vista del palo que ha supuesto el Brexit, la Comisión de Asuntos Exteriores de Bruselas apunta una de las claves de la futura campaña de intoxicación: se permiten el lujo de decir que es la televisión rusa la que está dividiendo a Europa, o sea, que el Kremlin “inspira” a todos los que se resisten frente a las delirantes políticas europeas.

A los canales rusos, como Russia Today y Sputnik, los califican como “seudo agencias de prensa” y herramientas de propaganda del Kremlin, destacando que se trata de medios públicos de comunicación, es decir, financiados por el gobierno, algo que no han detectado ni en RTVE, ni en TV3, ni en Telemadrid, ni en Deutsche Welle, France24 o la santísima y laureada BBC, por no hablar de medios históricos de la CIA, como la Voz de América o Radio Free Europa.

Los fondos públicos destinados en Europa a las empresas de comunicación superan con creces a los rusos, pero padecen un problema insoluble de falta de credibilidad que no tienen los medios rusos, cuya audiencia se ha disparado en los últimos años como consecuencia de la creciente agresividad del imperialismo y la crisis de la Unión Europea.

La OTAN ha vuelto a presionar a Bruselas publicando un informe en el que -en su típico lenguaje cuartelario- afirma lo que ya sabemos: “Occidente está a punto de perder la guerra de la información contra Rusia”, porque se trata de eso justamente, de una guerra, en la que las noticias son casi tan letales como los morteros y los obuses.

Otro informe de La Voz de América, o sea, de la CIA, dice lo mismo: “Occidente debe intensificar sus esfuerzos para combatir y contrarrestar la guerra de información que dirigen sus adversarios […] Países como Rusia explotan la libertad de prensa en los medios occidentales para extender la desinfomación.

Los que se inspiran en el Kremlin (y el propio Kremlin) se aprovechan de la libertad de expresión que hay en Europa y los imperialistas se disponen a impedirlo, es decir, a acabar con lo que queda de ella, si es que queda algo.

El pasado mes de setiembre el teniente general del ejército y director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, informó a los miembros del Congreso de Estados Unidos sobre la “guerra rusa de la información”, mencionando expresamente e Russia Today y Sputnik como “armas mediáticas” para la subversión y la utilización de “grupos radicales” para sembrar la confusión en el público.

Fuente: MOVIMIENTO POLÍTICO DE RESISTENCIA


La reforma de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, que aprobó la Asamblea Nacional, de mayoría derechista, pretende privatizar la comunicación al otorgarle privilegios al sector empresarial privado.

Arwin Quesadas, integrante del Comando Bolivariano de Telecomunicaciones de Cantv y Movilnet, comentó a VTV:

Consideramos que esta reforma busca la privatización de la comunicación y de nuestro derecho a la comunicación libre, ese proceso de democratización, que comenzó con la llegada del comandante (Hugo) Chávez al poder y que persiste con el presidente Nicolás Maduro, quieren quitarlo”.

“La derecha venezolana, a través de la Asamblea Nacional, ha buscado esta reforma porque obedece a las pretensiones de los dueños de los medios de comunicación privados que son los financian a esta derecha venezolana”, denunció.

Afirmó que los trabajadores con las mesas técnicas de la comunicación organizarán foros para que el pueblo sepa qué implica esta modificación.

También adelantó que introducirán en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) un recurso de amparo contra esa acción “violatoria de derechos”.

El pasado 29 de septiembre de 2016, la AN, de representación adeco-burguesa, aprobó la reforma a la Ley de Telecomunicaciones.

Esta norma legal, aprobada en el año 2000, fue modificada en 2011 con el propósito de desarrollar las tecnologías de las comunicaciones e incluir la participación del poder popular en actividades de telecomunicaciones. / ZGM

A %d blogueros les gusta esto: