Category: MEMORIA HISTÓRICA



PILI Y NAGUA: DOS SONRIENTES SOCIALDEMOCRÁTAS QUIEREN "HACER UN PAÍS PARA TODOS Y TODAS"

PILI Y NAGUA: DOS SONRIENTES SOCIALDEMOCRÁTAS, AMIGAS Y RESIDENTES EN EUSKADI, QUIEREN “HACER UN PAÍS PARA TODOS Y TODAS“. Y  NAGÜITA ALBA, SIN OCULTAR EL FRENILLO BUCAL Y EL “ACENTO PIJO” QUE LE ACOMPAÑA DESDE NIÑA, OPINA QUE TODO ESTÁ: “FENOMENAL, OYE…”

No voy a entrar en las razones que impulsaron a la hoy candidata de Elkarrekin-Podemos, hermana del presunto militante de ETA Josi Zabala, asesinado junto a su compañero José Antonio Lasa durante el mandato de Felipe González, a colocarse al frente de esa pareja socialdemócrata, en lugar de acompañar a los colectivos abertzales tradicionalmente de la izquierda independentista, pero no españolista.

Tal vez el tándem Juntos(Elkarrekin)-Podemos logre dar el pego a miles de jóvenes sin compromiso político claro y Pili haya quedado prendada de Pablito Iglesias. Un despiste lo tiene cualquiera.

Me imagino que a aquella víctima del terrorismo del GAL no le haría mucha gracia ver hoy a su hermana acompañando a Nagua Alba, militando junto a quienes han conseguido que los anhelos de soberanía se sitúen hoy en el 18%, mínimo histórico que sin duda Mariano Rajoy agradecerá en nombre de los Borbones y el neofranquismo.

Me importa tres cominos que Pili Zabala sea dueña de un chalet de tres plantas en la villa señorial de Zarauz, valorado en un millón de euros, adquirido con el dinero que percibió como indemnización por un accidente de tráfico.

PILI RECIBE EN SU VILLA A LA TELEVISIÓN VASCA EN UN PROGRAMA COMO EL DE BERTÍN OSBORNE PERO EN "PROGRE"

PILI RECIBE EN SU VILLA A LA TELEVISIÓN VASCA EN UN PROGRAMA COMO EL DE BERTÍN OSBORNE, PERO EN “PROGRE”

No comentaré la estúpida “justificación” con la que Carolina “Mecansa” quedaba retratada: “Es absurdo pensar que por ser de Podemos hay que ganar 400 euros o estar en situación de extrema pobreza”.

Ya sabemos cómo deben ser los dirigentes “de la gente”, que decían “somos el 99%” sin ruborizarse siquiera.

Lo que una militante de izquierda nunca haría es irse a vivir, a todo lujo, en un espacio donde residen algunos de los que se alegraron por el asesinato de su hermano y “veraneaban” los más altos capos de las Mafias franquistas, vasca y madrileña.

¡Hala, Zabala¡… que tenga suerte y salud para rectificar ese camino que has emprendido. ¿Sabes dónde te has metido?

NOTA.- Por cierto… Pili es odontóloga y Nagua padece un frenillo bucal que ni Mariano Rajoy.

Ya que son compañeras y amigas, sugiero humildemente: ¿No podria la primera someter a la segunda a una sencilla intervención, para que Alba no siga dando la murga con un tono y un acento de “pija cum laude” que tira para atrás?


Lejos de mi intención entrar en una sesuda y puntualizada valoración artística de ese fenómeno musical, que desde finales del siglo XIX se dio en llamar el cuplé. Pero sí destacaré su valor social.

LAS CUPLETISTAS HOY SERÍAN ACUSADAS POR JUECES COMO VELASCO, DE APOLOGÍA DEL CRIMEN

LAS CUPLETISTAS HOY SERÍAN ACUSADAS POR JUECES COMO VELASCO, DE APOLOGÍA DEL CRIMEN

Habrá quien me tache de antiguo, anacrónico, pasado de moda y retrógrado, pero escuchando las monsergas que disparan los programas de las radios españolas (y no digamos la TV), reclamo urgentemente que salgan de las cuevas y antros de la península hetairas sicalípticas, mancebos volterianos, para iniciar un movimiento que pudiera retratar, con la gracia y el desparpajo de aquellas heroínas de comienzos de siglo XX, esta siniestra etapa de la España monárquico-franquista, en la que los millonarios son cada día más ricos y los pobres más numerosos e hipotecados hasta límites impensables hace solo cinco años.

El cuplé no sólo ayudaba a arrancar una sonrisa en los duros tiempos de las nefastas monarquías borbónicas de Alfonso XII y Alfonso XIII, sino que estableció un punto y aparte en la crítica social y política de la época.

LA CHELITO, LA ARGENTINITA, JULIA PONS… HEROÍNAS DE UNA ÉPOCA

El cuplé significó algo así como la canción social de los años sesenta, pero con la ventaja para el llamado injustamente “género ínfimo”, de estar entregado bajo un vestido atractivo y pícaro, sensual y provocador, del que carecían el 99% de los llamados cantautores.

A guisa de ejemplo, cito versos de algunos de estas obras, cuya interpretación, estoy seguro, llevaría hoy ante los tribunales a sus intérpretes, en aplicación de la ley antiterrorista, que tanto le agrada aventar a su señoría Grande Marlaska, Eloy Velasco, como a Baltasar Garzón o del Olmo.

Por eso, recomiendo a esos jueces escuchen atentamente y disfruten, si es que saben, con estas impagables obras que hace casi 100 años se cantaban en las txoznas y herriko tabernas de buena parte de la geografía española.

Leamos estos versos:

Yo quiero ver cien nobles

colgados de un farol,

racimo que en un día

vendimie la nación.*(1)

 No hace falta mucha imaginación para colegir que, de cantarse hoy este tema, el solista o grupo responsable estaría ya en la Audiencia Nacional acusado de “apología del terrorismo”.

Ahí es nada pedir públicamente, nada menos, que el ahorcamiento de cien nobles (innobles, por supuesto) o banqueros y estafadores, ministros y consejeros corruptos.

O recordemos este fragmento de “La Gran Vía”:

 Van a la calle de Peligros

los que oprimen al país

y a la del Sordo va el Gobierno

que no quiere oír.

Me pregunto: ¿A quien aplicar hoy estos versos del cuplé titulado “El Mozo crúo”?:

Cuando Dios creó el cangrejo

dijo: “Por lo estrafalario,

tú serás siempre la pauta

del partido reaccionario”.

En cuplés y zarzuelas no se olvidan las reivindicaciones laborales. De “El Bateo”, surge un coro de organilleros que canta:

Que declaramos la huelga

por necesidad.

Nuestros amos nos explotan

y nos tiranizan tan sin compasión,

que por eso desde el gremio exigimos

más retribución *(2)

Menos mal que los sindicalistas Toxo y Méndez no estaban allí presentes, porque habrían aplicado al colectivo del manubrio un castigo desorbitado, algo así como lo que se hizo con los trabajadores de Iberia en el aeropuerto del Prat.

Incluso hoy sería demasiado atrevido interpretar lo que Salud Ruiz dejó para la posteridad a comienzos de 1920:

Yo me paso la vida en el Majestic,

en Regina, en el Palace o en el Rom,

y me bebo catorce o quince whiskies,

cuatro cocktails, diez sodas y un Pernot.

GLORIA ETERNA A AMALIA DE ISAURA Y A SU NOVIO BOLCHEVIQUISTA

GLORIA ETERNA A AMALIA DE ISAURA Y A SU NOVIO BOLCHEVIQUISTA

¡A la comisaría con ella, que es peor que los líderes de la litrona¡, exclamaría Don Baltasar en un ataque de abstemia.

Y como colofón de este ramillete de cuplés protesta, que hoy no tienen parangón, traigo los versos de la obra “El pequeño bolchevique”, creación de Amalia de Isaura en 1919:

A mí no hay nadie en casa

que me resista,

porque soy una nueva

bolcheviquista.

Si algún novio me sale,

me dura poco,

pues con las cosas mías

le vuelvo loco.

Y si conquistarme quiere

alguno, al fin,

tiene que decirme:

¡Viva Lenin¡

Pero ya es inútil pensar en que algo así se pudiera repetir, porque el ambiente no es precisamente tan inteligente, libre y democrático. Hoy, las cosas bien pudiera ser de otra manera.

El 26 de Mayo de 1891, la sicalíptica Luisa Campo provocó un auténtico revuelo, al salir al escenario montada en un burro (que se empalmó inopinadamente) y enseñando los tobillos.

De haber estado allí cualquiera de los jueces estrella de la Audiencia Nacional, la osada cantante hubiera dado con sus huesos y el animal en una celda de castigo, acusados de escándalo público y maquinación para el hundimiento de la moralidad pública.

Soldado de España,

sin tu querer ya no vivo.

Yo quiero ser muy cristiana

y que me lleves contigo.

 Aunque el Borbón, prefiera, sin duda, este otro:

Pues los revolucionarios

son bastante sanguinarios,

y hay feroces bolcheviques,

creación de Lucifer,

que disfrutan atacando

el candor de una mujer

Me alegro muchísimo de tener a mano casi todos estos discos, como prueba evidente de que en España, sobre todo durante la I y II Repúblicas, hubo mucha más libertad que en el siglo XXI.

(1) Del cuplé titulado “La Marsellesa”, original de Miguel Ramos Carrión, autor del libreto de la famosa zarzuela ·”Agua, azucarillos y aguardiente”

(2) Zarzuela original de F.Chueca, A.Paso y A.Domínguez, en 1901


mitosis

rafamorgue: Diagrama científico de la mitosis trotskista. @revisionismo @TroskiEnfurecid http://t.co/A3nLxJYig8 – 2013-06-16 12:33:13


Tanto la CIA, como la inteligencia alemana, reclutaron al final de la Segunda Guerra Mundial a una torturadora nazi del campo de exterminio de Lublin/Majdanek. La revelación fue publicada por el semanario “Der Spiegel”.

OCCIDENTE NO COMBATIÓ EL NAZISMO, SINO QUE APROVECHÓ SU BESTIALIDAD PARA IMPONER POR LA FUERZA SU PARTICULAR CONCEPTO DE LA DEMOCRACIA. BRÍGIDA LA SANGUINARIA ES UN EJEMPLO DE LOS SERVIDORES NAZIS CONTRATADOS POR LA C.I.A.

OCCIDENTE NO COMBATIÓ EL NAZISMO, SINO QUE APROVECHÓ SU BESTIALIDAD PARA IMPONER POR LA FUERZA SU PARTICULAR CONCEPTO DE LA DEMOCRACIA.
BRÍGIDA LA SANGUINARIA ES UN EJEMPLO DE LOS SERVIDORES NAZIS CONTRATADOS POR LA C.I.A.

“Por primera vez queda demostrado que una vez concluido el conflicto mundial los servicios secretos de las democracias occidentales reclutaron no sólo a criminales nazis hombres, sino también mujeres“, destaca la publicación a partir del contenido de documentos.

Der Spiegel confirma en otras palabras la “sucia” teoría según la cual tras el final de la Segunda Guerra Mundial, los servicios secretos occidentales enrolaron a agentes e informadores nazis, en el medio de una lucha subterránea con los espías del Pacto de Varsovia.

EL GOBIERNO ESTADOUNIDENSE NO SÓLO CAPTÓ A BUENA PARTE DE TORTURADORES NAZIS, SINO CIENTÍFICOS Y EXPERTOS EN ARMAMENTO

EL GOBIERNO ESTADOUNIDENSE NO SÓLO CAPTÓ A BUENA PARTE DE LOS/AS TORTURADORES NAZIS, SINO CIENTÍFICOS Y EXPERTOS EN ARMAMENTO PARA SUS PLANES EN LATINOAMÉRICA

El semanario reconstruye la historia de Hildegard Lächter, una guardia del campo de concentración de Lublin/Majdanek que trabajó para la CIA como, sucesivamente, para el BND, los servicios secretos de Alemania.

La mujer, conocida como “Brygida la sanguinaria“, fue uno de “los guardias más brutales” de ese campo de concentración, que se encontraba en la Polonia ocupada por los nazis.

Golpeaba a los niños en los camiones que llevaban a los pequeños a los cámaras de gas, lanzaba a los prisioneros en una fosa-letrina para hacerlos ahogar entre los excrementos”, precisó el semanario.

Laechter fue una de las principales imputadas en el proceso por los crímenes cometidos en el campo de concentración, juicio que tuvo lugar entre el 1975 y el 1981: se trató de uno de los mayores procesos judiciales llevados a cabo contra el nazismo.

La acusación a la que tuvo que responder fue la de haber sido cómplice del homicidio de casi 1.200 personas.

“Tanto la CIA como el BND sabían con quien se estaban metiendo”, precisó la revista.

La mujer había sido reclutada después de haber descontado una condena en Polonia precisamente por sus crímenes. Varsovia la había expulsado en 1956.

La CIA estaba interesada sobre todo “en conocer las informaciones que tenía sobre un exmiembro de los servicios secretos polacos que había conocido durante el período en el que había estado detenida”.

Sin embargo, “Brygida la sanguinaria” había creado problemas a los servicios estadounidenses porque hablaba demasiado.

Y por otra parte, también los servicios de Berlín terminaron alejándose de ella, tras haber tenido “una primer impresión muy buena”.

A lo largo de los años, la CIA ha sido repetidamente acusada de haber protegido después de la guerra a miembros del nazi-fascismo.

Entre ellos figuraron Karl Hass, quien fue condenado a cadena perpetua en Italia junto a Erich Priebke por la matanza de 1944 de las Fosas Ardeatinas en Roma, y Otto Skorzeny, el “liberador” de Benito Mussolini cuando el “Duce” fue capturado en el Gran Sasso. (ANSA)

© Copyright ANSA

Origen: Torturadora nazi trabajó para CIA y Berlín – Europa – ANSA Latina


El precio inevitable de casi toda revolución es la sangre derramada. Por las venas de Lola Ruiz Sergueyeva fluyen esencias revolucionarias y desgracias familiares.

UNA CIUDADANA VASCA DE GALLARTA (BIZKAIA, País Vasco) DE LAS QUE NACEN CADA MIL AÑOS, EJEMPLAR Y LUCHADORA, E INOLVIDABLE COMUNISTA

DOLORES IBÁRRURI, UNA CIUDADANA VASCA DE GALLARTA (BIZKAIA, País Vasco) DE LAS QUE NACEN CADA MIL AÑOS, EJEMPLAR LUCHADORA E INOLVIDABLE COMUNISTA, QUE PASÓ A LA HISTORIA COMO “LA PASIONARIA”

Cada palabra que pronuncia la nieta de Dolores Ibárruri en su entrevista exclusiva con Sputnik trasluce mesura y admiración por sus mayores, pero vislumbra también un halo de melancolía.

Cajas y más cajas con archivos, documentos y fotografías son el paisaje en el que se desenvuelve la vida de Lola Ruiz Sergueyeva en los últimos tiempos.

El árbol genealógico de la periodista, doctora en Ciencias de la Información por la Universidad de Moscú, daría para escribir una novela como ‘Cien años de soledad’.

En vez de los Buendía, eso sí, las páginas irían jalonadas de andanzas de los Sergueyev, por su lado paterno, y los Ruiz Ibárruri, por el materno.

1063403785

La lucha por preservar el legado de sus ancestros comenzó en sí misma, en su propio nombre.

Yo nací en Rusia, de modo que mi partida de nacimiento dice que soy Dolores Artemovna Sergueyeva. Utilizando esta fórmula, el apellido de mi madre [Amaya Ruiz Ibárruri] desaparecía. En un momento dado, me puse el apellido materno en vez de Artemovna, que es solo un patronímico“.

‘Pasionaria’, vista por su nieta

La guerra civil española (1936-39) empujó al exilio a decenas de miles de ciudadanos. Una de las voces más destacadas del Partido Comunista de España, Dolores Ibárruri, conocida con el pseudónimo de ‘Pasionaria’ por sus escritos en prensa, emprendió un viaje del que tardaría años en regresar.

AMAYA RUIZ IBÁRRURI JUNTO CON SU HERMANO, RUBÉN RUIZ IBÁRRURI, MADRE Y TÍO DE LOLA RUIZ SERGUEYEVA © Foto: Lola Ruiz Sergueyeva

AMAYA RUIZ IBÁRRURI JUNTO CON SU HERMANO, RUBÉN RUIZ IBÁRRURI, MADRE Y TÍO DE LOLA RUIZ SERGUEYEVA (FOTO CEDIDA POR LOLA RUIZ SERGUEYEVA)

“El exilio en la URSS a raíz de la guerra civil española está contado por mi abuela en sus memorias, que se titulan ‘El único camino‘ y ‘Me faltaba España. Ella dejó escrito que, al final de la contienda, más o menos el 7 u 8 de marzo, se marchó de España con los últimos aviones que había de la Fuerza Aérea Republicana, cuyo jefe era Hidalgo de Cisneros. Viajó desde el aeródromo militar de Monóvar, en Alicante, hasta Orán. De Orán se fue luego a París. Estamos hablando ya del verano de 1939. Por entonces, ella se comunicaba con José Díaz [secretario general del Partido Comunista de España (PCE)], que estaba ingresado en una clínica en Rusia. Estaba muy enfermo. Tenía cáncer. De hecho, se murió en el año 42″.

Así inició Lola Ruiz Sergueyeva su pormenorizado relato acerca de su abuela materna.

captura1

Pese a que no tenía intención de quedarse en la URSS, las circunstancias forzaron a Ibárruri a hacerlo. Su tesón y una “muy buena memoria” fueron sus mejores aliados a la hora de aprender un idioma tan complicado como el ruso.

“Como no iba a poder salir del país, la abuela contrató a una profesora de ruso, que le explicó que era un idioma muy complicado. Lo más fácil es leer los artículos rusos de primera plana, porque en la portada de un periódico es donde más palabras de origen griego o romano puede uno encontrar, hasta un 25%. Conociendo ese vocabulario, uno puede ya más o menos defenderse. De manera que mi abuela se memorizaba artículos enteros. Aprendió ruso muy rápido”, desveló Lola sobre aquellos primeros pasos en la Unión Soviética.

Un núcleo de confianza muy pequeño hizo más llevaderos aquellos años de Dolores Ibárruri.

Tenía varias amigas: Irene Falcón, Nieves de Planelles, Clara Sánchez, la viuda del pintor Alberto Sánchez. Ese era su círculo más cercano. Eran grandes mujeres. Y nada más, porque la emigración no favorece amistades“.

Que las memorias de ‘Pasionaria’ lleven por título ‘Me faltaba España’ no es un asunto baladí y queda perfectamente ilustrado en esta anécdota.

“Recuerdo un episodio en el año 71. Estábamos en un pueblo de Francia, en una zona muy cercana a España. Entonces, mi abuela caminó la mitad del puente, que era el que separaba la frontera. Siempre echó mucho de menos su país”.

 DOLORES, CON SU HIJO RUBÉN RUIZ IBÁRRURI, EN 1941, EL VERANO ANTES DE LA GUERRA. FUE TENIENTE DEL EJÉRCITO ROJO Y MURIÓ EN LA BATALLA DE STALINGRADO, SIENDO HOMENAJEADO COMO "HÉROE DE LA URSS" © FOTO: LOLA RUIZ SERGUEYEVA


DOLORES, CON SU HIJO RUBÉN RUIZ IBÁRRURI, EN 1941, EL VERANO ANTES DE LA GUERRA. FUE TENIENTE DEL EJÉRCITO ROJO Y MURIÓ EN LA BATALLA DE STALINGRADO, SIENDO HOMENAJEADO COMO “HÉROE DE LA URSS” © FOTO: LOLA RUIZ SERGUEYEVA

De naturaleza inquieta, Ibárruri se movió por muchos países antes de regresar a España.

“Vivió una época en China, otra en Bulgaria y en Rumanía. También hacía numerosos viajes: a Italia, a Francia, a Suiza. La mayoría de las veces yo la acompañaba”.

“El 13 de mayo de 1977, mi abuela y mi madre volvieron a España. Creo que en junio fueron las elecciones [el 15 de junio 1977 tuvieron lugar los primeros comicios libres en España desde la Segunda República]. Dolores Ibárruri era la primera de la lista [del Partido Comunista de España] por Asturias. Antes de la guerra civil ya había sido diputada por Asturias, representando a los obreros que estaban en prisión por el bienio negro [noviembre de 1933-febrero de 1936, también conocido como bienio conservador y caracterizado por el Gobierno del Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux en coalición con la CEDA]. Y volvió, volvió a ser diputada. De hecho, ella se decía a sí misma ‘diputado’, nunca ‘diputada'”, dijo Lola Ruiz Sergueyeva, aderezando la anécdota con una sonrisa.

captura2

Todo estos detalles forman parte de la feliz vuelta a la democracia del país ibérico. Son, por así decirlo, Historia con mayúsculas.

Pero detrás de cada página imperecedera para la humanidad hay seres que sufren, padecen, se emocionan, logran metas imposibles o yerran lo impensable, que matan y mueren.

Es inevitable hacerle a Lola una pregunta muy directa. Sabemos quién fue para muchos Dolores Ibárruri, lo que representó y representa.

– Por así decirlo, hemos escuchado hablar del mito, pero, ¿cómo definiría Lola a la mujer que se escondía tras el mito?

“Dolores era una persona de una fuerza extraordinaria. Era una mujer muy recta, muy exigente consigo misma, y era una mujer muy desgraciada, porque, de seis hijos que tuvo, solamente mi madre [Amaya Ruiz Ibárruri] llegó a sobrevivirla. Mis cuatro tías habían muerto en el País Vasco [Ester, Amagoia, Azucena y Eva Ruiz Ibárruri]; mi tío [Rubén Ruiz Ibárruri] murió en la batalla de Stalingrado. La única que le quedaba a mi abuela era mi madre, y eso la atormentaba. Ella se sentía responsable. Pero, ¿de qué podía ser responsable? Simplemente de la mala suerte. En fin (suspira), era una gran dama”. Acerca del viraje existencial de ‘Pasionaria’, traducido en su vuelta a España en un avión de Aeroflot tras haber estado desterrada 38 años, Lola describió a su abuela “como una persona flexible”.

“Se adaptó bien a la nueva España. De hecho, firmó la Constitución donde España se proclamaba como Monarquía Constitucional. Ella siempre decía que su máxima aspiración era una República Democrática. No obstante, entendía perfectamente que, en ese momento, las cosas se habían desarrollado como se habían desarrollado. Y ella firmó, evidentemente. Era una persona muy razonable. Dolores siempre decía que hay que seguir adelante, que hay que pensar en lo nuevo. Hay que intentar hacer todo lo que puedas, pero dentro de una situación concreta que la vida te presenta”.

Lola Ruiz Sergueyeva esboza una nueva sonrisa cuando se le pregunta si hay algún rasgo de Dolores Ibárruri presente en ella.

“Yo fui educada por mi abuela. De hecho, de la maternidad me trajeron directamente a casa de la abuela Dolores. Yo creo que… soy muy resistente a cualquier problema. Yo, pase lo que pase, caiga como caiga, voy a caer sobre las cuatro patas, como los gatos: seguiré adelante”.

“Otra cosa que me ha enseñado la abuela es a estar siempre preparada para lo que fuera. Yo hago la maleta en 15 minutos, recojo mis cosas y me voy, porque, desde mi primera infancia, la abuela me decía: ‘vamos a viajar’. Me lo decía todo en el último momento y, aunque yo era una niña pequeña, tenía que hacer mi maleta, y yo misma la hacía. Era siempre, siempre, siempre, un estado de movilidad. Y eso que estudiaba en un colegio. Estudiaba muchas cosas. Sabía que había que hacer un parón técnico y seguir a la abuela. Y eso desde muy pequeña. Creo que todos los emigrantes tienen algo de ‘complejo de Ulises’. No encuentran su sitio, no encuentran su Ítaca”, confesó.

-¿Qué habría sido de una mujer como Dolores Ibárruri de no haber mediado una guerra civil?

Su nieta tiene una respuesta clara: “ella era resistente, flexible y capaz de asimilar lo nuevo. Tenía una vida interesante aunque no saliera de casa. Leía mucho, le gustaba el cine, le gustaba viajar. Tenía muchísimos ‘hobbies’. Era magnífica en casa, cosiendo, cocinando, enseñando a los nietos. Lo que fuera. Era una todoterreno. Si no le hubiera tocado esta época tan dura, habría destacado en algo diferente. Era una persona que siempre miraba hacia adelante”.

El sueño de Dolores Ibárruri de convertir a España en una República Democrática quedó inconcluso. Le pregunto a la entrevistada si cree que ese momento arribará algún día.

“No sé si volverá la república a España, veremos. Yo creo que nadie tiene una bola de cristal. Ni siquiera sabemos quién va a gobernar dentro de unos meses. Pensar ahora en una república, yo creo que… España tiene una Constitución. Y eso es lo que hay”.

El bolchevique que fundó la república de Donetsk

Dentro de muy poco tiempo se presentará el libro ‘La república de Donetsk y Krivoy Rog’. Si la rama materna de la familia de Lola Ruiz Sergueyeva es fascinante, la paterna no le va a la zaga.

“Fiódor Sergueyev, alias Artiom, fue un revolucionario bolchevique que fundó, en 1921, la república de Donetsk y Krivoy Rog. Esa república es fruto de la revolución de octubre de 1917, pero también es fruto de la guerra civil. Mi abuelo fue estudiante, luego vivió en Francia y terminó unos cursos de artillería en París, curiosamente. Hablaba francés, estuvo en China, en Australia, donde redactaba un periódico que se llamaba ‘Los ecos de Australia’. Era una persona que, cuando lees sobre él, dices: ‘no me lo puedo creer’. Cómo alguien de hace 100 años se movía de Australia a China, a París, y tenía pasaporte británico, etcétera”, explicó Lola. Entre los documentos de su abuelo “hay pocas fotografías, porque ha pasado un siglo, pero las hay. Y, curiosamente, he trabajado en el archivo de cine y fotografía y, en él, encontré imágenes del entierro de mi abuelo, así como de intervenciones suyas durante unos congresos del partido comunista, que en aquel entonces era el partido bolchevique”.

“El personaje de mi abuelo está muy mitificado y lo que se sabe de él te sume en un profundo desconcierto. Además, hay libros sobre el legado, los artículos y las intervenciones de mi abuelo, que se llamaba Artiom Sergueyev o Fiódor Andreevich Sergueyev. Artiom era su nombre de lucha. Leyendo sus escritos, que resulta que mi abuela guardaba, es impresionante comprobar que los problemas que él planteaba en 1918, que es cuando se organiza la república de Donetsk-Krivoy Rog, siguen después de un siglo”, puso de relieve Lola Ruiz Sergueyeva.

“No se ha resuelto absolutamente nada. Él decía que la cuenca minera y el Donbás estaban poblados por gente relacionada con la industria del mineral y no tenían nada que ver con la Ucrania de Kiev. Durante la guerra civil, esa república [Donetsk-Krivoy Rog] surgió en el año 18, pero tuvo una vida muy corta y desapareció. Y luego ya se formaron las repúblicas [soviéticas] para el año 22, cuando se hizo el plan de nacionalidades. Fue un plan desarrollado por Stalin, que dibujó fronteras por donde le pareció oportuno. De esa manera, todos tuvieron que atenerse a la política de nacionalidades de la URSS”.

captura4

La voz de Lola Ruiz Sergueyeva, suave y melodiosa, se vuelve por momentos hipnótica cuando disecciona acontecimientos históricos. Y, en una suerte de eterno retorno, los caminos inexorables de la tragedia familiar vuelven a asomar sus terribles fauces.

EL MAPA DE LA URSS © FLICKR/ THOMAS CLAVEIROLE

EL MAPA DE LA URSS © FLICKR/ THOMAS CLAVEIROLE

“Fiódor falleció en circunstancias raras. Él era, entre otras cosas, presidente de la Unión de Mineros Internacional. Habían ido a un congreso a la ciudad de Tula desde Moscú [182 kilómetros al sur de la capital]. Mi abuelo convenció a un ingeniero, un tal Abakovsky, para poner un motor de aviación en la locomotora-vagón. De Moscú a Tula fueron a 140 km/h, lo que en 1921 era ir prácticamente volando. Y a la vuelta, alguien puso piedras sobre los raíles y el vagón descarriló. El ingeniero Abakovsky y mi abuelo murieron en ese accidente. Están enterrados en la Plaza Roja, detrás del mausoleo”.

Iósif Stalin adoptó a Artiom Sergueyev, padre de Lola Ruiz Sergueyeva, tras la muerte de Fiódor en el accidente de tren.

Stalin, padre del húerfano

“En el momento de la muerte de mi abuelo Fiódor, mi padre tenía tres meses. Stalin lo adoptó. No tenemos, de hecho, unos papeles de adopción tal y como los entendemos ahora. Entonces era una práctica habitual. Cuando murió Frunze, ministro de Defensa soviético [31 de octubre de 1925], sus hijos fueron a parar a casa de Voroshílov [sucesor de Frunze en el cargo]”, contó a modo de ejemplo.

captura3

Tras el estallido de la revolución bolchevique en Petrogrado [hoy San Petersburgo], empezó la guerra civil, lo que obligó al Gobierno a trasladarse a Moscú.

“Entonces el Gobierno vivía en los cuarteles que había dentro del Kremlin, que ahora no existen, porque está el nuevo Palacio de Congresos. Eran unas habitaciones de los oficiales del Kremlin. No había cocina. Todos eran vecinos y cuidaban los unos de los otros. Cada uno tenía su habitáculo y ahí, en función de cómo era su familia, le tocaba uno más pequeño o más grande. De esa casa pasaron después a vivir en el Hotel Nacional. Luego ya obtuvieron un apartamento, que es donde mi padre pasó ya toda su vida”.

“Artiom Sergueyev publicó dos libros. Uno de ellos es de 2007 y se llama ‘Conversaciones sobre Stalin’. Dejó unas extensas memorias. De hecho yo estoy trabajando con ello y tengo una caja todavía sin transcribir. Aparece mucho mi padre en un libro de Simon Sebag Montefiore, ‘La corte del zar rojo’. Montefiore le hizo varias entrevistas. En ese libro figura como uno de los familiares de Stalin”, especificó.

“Entre otros regalos que recibió de mi abuela, mi padre tenía una máquina de fotos. Cuando se fue al frente, se la llevó. Además, cumplió el recado de la abuela de tomar notas todos los días. Artiom Sergueyev conservaba una especie de diarios de guerra que yo he digitalizado. Por ahora, tengo 800 fotografías inéditas de la batalla de Stalingrado, de la de Kursk, e intento más o menos organizarme para que este legado sobreviva”.

“En este momento trabajo con los archivos de mi familia rusa, que no es rusa, por cierto, porque mi abuela [paterna] era medio polaca medio alemana. El que era ruso era mi abuelo. Yo descubro que mi familia era grande y que mucha gente murió en la guerra, en los campos o donde sea. De eso nunca se ha hablado en la familia, pero lo que yo he encontrado son cartas de todas las épocas, de la rama familiar polaca, de la rama alemana, de la rusa en Siberia, y, evidentemente, ves que gente como mi padre o mi abuela han estado toda la vida sin hablar del tema, porque supongo que para ellos es infinitamente más doloroso que para mí. Yo intento hacer un árbol genealógico, pero cuesta. Con mi padre era prácticamente imposible, porque yo le preguntaba si conocía parientes, si había familia, y él me decía que solo había sobrevivido uno de sus hermanos, nada más. Ha sido una vida tremendamente accidentada. El siglo XX ha sido dramático. Muchas guerras. Y todo eso ha destruido prácticamente la familia, porque muchos han perecido”.

Ramón Mercader, el español que asesinó a Trotski

“Llegué a conocer a Ramón Mercader. Debía de ser el año 66 o 67. Son recuerdos muy lejanos. Y lo poco que sabía de él en aquel entonces es que había adoptado a dos niños españoles que habían quedado huérfanos. Recuerdo que Laura —el nombre de la niña adoptiva de Ramón Mercader- llevaba un traje maravilloso de color fucsia y con unos volantes. Y yo, que andaba usando la ropa de mis dos hermanos mayores, siempre con vaquero y camisa de cuadros, descubrí que existía otro mundo. Y de hecho yo recuerdo a la mujer mexicana de Ramón, que era muy viva y muy atenta. Él, sin embargo, era muy discreto, le resultaba fácil pasar desapercibido. A él lo recuerdo menos que a su esposa y a su hija”.

La España de hoy y las esquirlas de una guerra ideológica

Lola Ruiz Sergueyeva ama España, pero evita posar su mirada, tiznada de cierta sombra de melancolía, sobre el país.

Así, amablemente, elude comentar fenómenos como el de Podemos, que ha logrado aglutinar a una gran parte de la izquierda ibérica.

“Lo siento. Llevo aquí [en Rusia] bastante tiempo y estoy un poco alejada. Lo que yo sé de los movimientos políticos actuales es lo que leo en los periódicos”.

Cerramos la conversación abordando la ideología por la que lucharon Fiódor Sergueyev, Artiom Sergueyev, Dolores Ibárruri y Rubén Ruiz Ibárruri, además de muchos otros familiares.

RUBÉN RUIZ IBÁRRURI (IZDA.) Y ARTIOM SERGUEYEV (DCHA.), PADRE Y TÍO DE LOLA RUIZ SERGUEYEVA, RESPECTIVAMENTE, C.1942, POCO ANTES DE LA MUERTE DE RUBÉN EN STALINGRADO © FOTO: LOLA RUIZ SERGUEYEVA

RUBÉN RUIZ IBÁRRURI (IZDA.) Y ARTIOM SERGUEYEV (DCHA.), PADRE Y TÍO DE LOLA RUIZ SERGUEYEVA, RESPECTIVAMENTE (1942) POCO ANTES DE LA MUERTE DE RUBÉN EN LA BATALLA DE STALINGRADO
© FOTO: LOLA RUIZ SERGUEYEVA

“De las ideas de antaño, la de convertir la tierra en un paraíso no pudo ser. Es como la ‘Utopía’ de Tomás Moro o ‘La ciudad del sol’ de Tomás Campanella. Son ideas que sí echaron raíces en la sociedad del siglo XX, que fue una época tremendamente radical. El diseño de una vida mejor para los trabajadores ha calado muy profundo. De hecho, las ocho horas de trabajo, las vacaciones pagadas, el servicio médico, etc. Hay muchas cosas que vienen desde allí y se deben a muchos cambios que hubo en la vida de la Unión Soviética. Europa Occidental y Estados Unidos siempre tuvieron un contrapunto, que era la vida en la Unión Soviética. Eso ha hecho también a la sociedad occidental mucho más flexible y mucho más sensible a la demanda de los trabajadores. No sé si eso va a durar por mucho tiempo. Hay ideas que eran progresistas y que han ido adaptándose a la vida moderna. La utopía, evidentemente, es inalcanzable. Siempre se pueden plantear las necesidades para vivir mejor”, concluyó.

Y así, salvaguardando con celo la memoria de los Sergueyev y los Ruiz Ibárruri, Lola evita que se esfume una porción muy significativa del siglo XX, que hace ya tiempo se nos escapó de los dedos.

Más: https://mundo.sputniknews.com/reportajes/20160912/1063402535/entrevista-dolores-ibarruri.html

 


Tras 15 años desde atentados del 11-S, los ánimos siguen divididos entre quienes no ‎se creen versión oficial y quienes recuerdan a sus seres queridos.‎

Ya han pasado quince años desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. La zona cero permaneció cerrada al público durante toda la mañana.

El acceso solo estaba autorizado a los familiares de las víctimas y las autoridades invitadas a la ceremonia oficial. En los alrededores se agolpaban los habituales turistas, vendedores de recuerdos del 11 de septiembre, agentes de venta de rutas turísticas, muchos policías, y debido a esta fecha tan señalada, estaban también presentes los llamados “truthers”, personas que participan en el movimiento que reclama la verdad sobre lo que sucedió aquel día.

Pero más allá de la política y del debate sobre lo que sucedió aquel día, esos hechos siguen siendo muy dolorosos para algunas personas.

José Manuel Rodríguez, Nueva York.


Mientras el oficialismo homenajeaba la memoria de Salvador Allende, cientos de manifestantes se enfrentaban el pasado domingo reclamando justicia contra los represores, torturadores y asesinos de la dictadura de Pinochet.

Las órdenes del ministro de Interior eran claras, por lo que los uniformados cargaron violentamente contra las personas que protestaban en el 43º aniversario del golpe militar y el asesinato del primer presidente socialista de Chile.

Los agentes de seguridad usaron cañones de agua para dispersar a los activistas que se reunieron cerca del palacio presidencial.

En otras regiones del país los manifestantes montaron barricadas y protagonizaron incidentes menores, informó la Policía.


Hace 80 años, el golpe de Estado franquista dio paso a una sangrienta guerra civil en España, la cual dejó cientos de miles de muertos y marcó el inicio de cuatro décadas de dictadura.

Diversas iniciativas intentan recuperar la memoria histórica velada y silenciada por la transición democrática, por la que hoy día, las nuevas generaciones desconocen heroicas luchas contra el régimen fascista de Francisco Franco.

Los libros de historia de las escuelas y colegios españoles no destacan en sus textos las consecuencias de la terrible asonada militar-golpista que aún colea políticamente en partidos como el PP.


El actual proyecto de Kurdistán, con respaldo de Estados Unidos y Francia, no tiene nada que ver con el proyecto que esos mismos países reconocieron como legítimo en 1920, en la Conferencia de Sevres.

LOS KURDOS FORMAN PARTE INTEGRANTE DE LA NACIÓN Y LA SOCIEDAD SIRIAS. ESTA FOTO MUESTRA LA ESTATUA DEL GENERAL SALADINO EL MAGNÍFICO, A LA ENTRADA DE LA MILENARIA CIUDADELA DE DAMASCO

LOS KURDOS FORMAN PARTE INTEGRANTE DE LA NACIÓN Y LA SOCIEDAD SIRIAS. ESTA FOTO MUESTRA LA ESTATUA DEL GENERAL SALADINO EL MAGNÍFICO, A LA ENTRADA DE LA MILENARIA CIUDADELA DE DAMASCO

¡El proyecto actual ni siquiera se sitúa en los mismos territorios! Este seudo Kurdistán sólo es la zanahoria que los occidentales muestran a los kurdos de Siria para utilizarlos contra la República Árabe Siria.

Su creación no resolvería el problema kurdo y provocaría un conflicto comparable al que ya dura desde hace más de 70 años entre Israel y los palestinos.

Desentrañando la situación actual, Thierry Meyssan pasa revista a las posiciones contradictorias de las 9 principales potencias exteriores implicadas.

Los movimientos de fuerzas y las batallas que han marcado este verano en el norte de Siria no parecen tener sentido para los observadores. El hecho es que cada una de las fuerzas implicadas persigue tenazmente sus propios objetivos.

Aunque todos los protagonistas dicen luchar contra el Emirato Islámico (Daesh), lo cierto es que ese grupo yihadista lo que hace es desplazarse y solamente retrocede hacia el desierto.

Lo que realmente está en juego en estas acciones es la eventual creación de un Kurdistán en detrimento de las poblaciones árabes y cristianas del norte de Siria [2].

Veamos un análisis de los objetivos de guerra de las principales fuerzas que se mueven en el terreno, partiendo del principio básico que la República Árabe Siria es un Estado soberano y que ninguno de estos actores tiene, por consiguiente, ningún derecho a arrancarle parte de su territorio para crear allí una nueva entidad.

Nueve respuestas al tema kurdo… 7 de ellas ilegales

SEGUIR LEYENDO ORIGINAL COMPLETO


Las encuestas de opinión pública muestran que en 2016 el apoyo a Stalin en Rusia es más alto que nunca: más de la mitad de los rusos opina que el líder desempeñó un papel positivo en la historia del país.

Los comunistas planean utilizar la imagen del líder soviético en las elecciones parlamentarias, algo que podría tener un efecto positivo en sus resultados.

Cuando José Stalin murió (1953) era una especie de semidios para el pueblo soviético. Gran parte de la población le adoraba tanto, que le erigieron monumentos, cantaban canciones sobre sus gestas y varias ciudades llevaban su nombre.

Tras su muerte, el culto a la personalidad decayó rápidamente. El nuevo líder, Nikita Kruschev, condenó la represión estalinista”.

En la década de 1950 comenzó el proceso de desestalinización: se retiraron monumentos al líder y los políticos preferían no mencionar su nombre.

Durante la perestroika y tras la caída de la URSS, el silencio fue reemplazado por la crítica. “La culpa de Stalin ante el Partido y ante el pueblo por haber permitido la represión masiva y la ausencia de leyes es enorme e imperdonable”, declaraba Mijaíl Gorbachov en un informe de 1987.

Los líderes postsoviéticos también han condenado en numerosas ocasiones los crímenes del periodo estalinista.

Una desestalinización sin éxito

Y a pesar de todo, en el siglo XXI en Rusia siguen construyéndose monumentos a Stalin. Generalmente se trata de pequeños bustos erigidos por colectivos comunistas.

Desde 2012, en algunas ciudades de Rusia, hay activistas que instalan retratos de Stalin en los autobuses, a los que llaman “stalinobuses”, durante la celebración del Día de la Victoria sobre el nazismo, en la II Guerra Mundial.

En Penza (a 640 kilómetros al sureste de Moscú) militantes del PCFR han abierto un Centro-Stalin, análogo al dedicado a Boris Yelstin en la ciudad de Ekaterimburgo, proclamando el 2016 como el Año de Stalin.

Las iniciativas de los comunistas suelen ser bien recibidas por la población. Según muestra una encuesta del centro Levada, celebrada en marzo de 2016, un 54 % de los rusos opina que Stalin desempeñó un papel positivo en la historia del país.

Se trata del índice más alto que se consigue desde que se celebra este tipo de encuestas (desde 2003).

El número de rusos que valoran positivamente el trabajo de Stalin fue reduciéndose hasta el año 2008 (39 %), pero después volvió a subir.

La proporción de rusos que opinan que las “represiones estalinistas” fueron una “necesidad política” también ha resultado más alta que nunca: esta es la opinión de un 26 % de los encuestados.

ALEXEI MAKARKIN NO PARECE HABERSE LEÍDO LOS LIBROS DE LUDO MARTENS SOBRE LA FIGURA DE STALIN

ALEXEI MAKARKIN NO PARECE HABERSE LEÍDO LOS LIBROS DE LUDO MARTENS SOBRE LA FIGURA DE STALIN

Alexéi Makarkin, vicepresidente del Centro de Tecnologías Políticas, opina que la desestalinización no funcionó porque esta época se asocia con numerosos fracasos e infortunios.

“Durante la perestroika se criticó activamente a Stalin y se destaparon sus crímenes, lo que provocó una gran conmoción. Ahora la perestroika se percibe como una época de errores y fracasos, por lo que la gente aplica la lógica a la inversa: como en la perestroika se criticaba a Stalin, debemos suponer que era bueno”, aclara el experto.

La imagen del vencedor

Según Makarkin, la razón principal de la popularidad de Stalin fue la victoria en la Segunda Guerra Mundial: “Stalin era el Comandante Supremo. En la sociedad rusa el culto a la Victoria es muy fuerte y en el imaginario colectivo no se puede ignorar el papel que jugó el hombre que dirigía el ejército”.

Otros éxitos de la época del mandato de Stalin también se añaden a la lista, según opina Makarkin: “En la conciencia de los estalinistas, fue él quien realizó la industrialización del país, construyó fábricas y se anexionó nuevos territorios. Ahora en Rusia impera el enfoque pragmático de la historia, no el moral. Si has aumentado el territorio del país, eres un líder de éxito”.

Stalin para el vecino

Valeri Solovéi, analista político y profesor del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú, asegura que “cuando la gente afirma sentir simpatía por Stalin en realidad no se refiere a que le gustaría haber vivido en su época. Todo el mundo quiere a Stalin para su vecino, no para él mismo”.

La estadística confirma las palabras de Solovéi: la encuesta de Levada muestra que, a pesar del gran número de simpatizantes con Stalin, solo a un 23 % de los rusos le habría gustado vivir y trabajar con su gobierno.

EL PROFESOR VALERI SOLOVEI RESULTA MÁS PROCLIVE AL ANÁLISIS OBJETIVO SOBRE STALIN QUE A LA CONDENA "PORQUE SÍ" ANTE SUPUESTAS MATANZAS JAMÁS DEMOSTRADAS

EL PROFESOR VALERI SOLOVEI RESULTA MÁS PROCLIVE AL ANÁLISIS OBJETIVO SOBRE STALIN, QUE A LA CONDENA “PORQUE SÍ” ANTE SUPUESTAS MATANZAS JAMÁS DEMOSTRADAS

El estalinismo ruso moderno, según los expertos, es una voluntad más bien de protesta. “La imagen de Stalin es la de un líder modesto que viste un sencillo abrigo. En una situación en la que las élites aparecen corrompidas, muchos perciben a Stalin como un modelo de honradez”, comenta Alexéi Makarkin.

Solovéi está de acuerdo: “La expresión del cariño hacia Stalin es una protesta simbólica, un deseo de recuperar una mano dura que ponga orden”.

Una bandera para los comunistas

En este mes de septiembre se celebran las elecciones parlamentarias. Los representantes del Partido Comunista (el segundo partido con mayor representación en el parlamento actualmente) ya han declarado que planean utilizar en su campaña la imagen de Stalin para “atraer un mayor número de votos”.

Los expertos valoran este paso de los comunistas como una estrategia que puede surgir efecto: los más nostálgicos con la URSS se alegrarán de recuperar a Stalin.

El electorado del Partido Comunista tiene una buena opinión sobre Stalin — asegura Alexéi Makarkin — . Esto podría ejercer cierto efecto sobre ellos, movilizarlos”.

Para la parte de corte más liberal de la sociedad, Stalin es una figura oscura, el arquitecto de las represiones que provocaron la muerte (según la Organización de Defensa de los DDHH) de entre 11 y 39 millones de personas.

Las declaraciones de los comunistas han provocado una seria indignación, aunque, en opinión de Valeri Solovéi, el escándalo no hará más que beneficiar a los comunistas.

Stalin les aportará votos, simpatía y visibilidad — comenta Solovéi a RBTH —. Y los que se consideran contrarios a Stalin ya no votan al Partido Comunista, de modo que el partido no pierde votos”.

Un obstáculo para los comunistas podría ser el proyecto de ley de los diputados del nacionalista LDPR, que propone prohibir, durante la campaña electoral, el uso de imágenes de líderes políticos fallecidos.

Según estos diputados, el proyecto de ley no está relacionado con la iniciativa del Partido Comunista, pero de aprobarse, los comunistas deberán arreglárselas en la campaña de 2016 sin su líder.

Origen: El apoyo a Stalin en Rusia en máximos desde la caída de la URSS | Noticias de Rusia | RBTH


En la historia de Crimea son innegables los valores comunes que comparte con Rusia. La estratégica península fue entregada a Ucrania por el líder soviético Nikita Krushchev en 1954.

En aquel territorio se hallan las tumbas de los soldados rusos que dieron su vida para derrotar al nazismo, y la ciudad de Sebastopol es la patria de la Flota del mar Negro.

En Crimea se hablan tres lenguas que conviven en paz y armonía desde que sus ciudadanos decidieron, por un 97%, regresar a su verdadera patria. Los idiomas ruso, ucraniano y tártaro crimeo gozan de idéntica protección y sus diferentes expresiones culturales enriquecen a la provincia.

Hoy en Sebastopol y Crimea, reina una alegría especial. Se han liberado del terror, del asesinato, de las matanzas que han perpetrado, y aún cometen, los criminales que gobiernan Ucrania, a quienes se puede calificar de una siniestra Mafia de nacionalistas neo-nazis, rusofóbicos y antisemitas.


Se cumplen ahora justo 25 años desde aquel agosto de 1991, cuando un grupo de altos cargos del Estado emprendió un intento tímido, inconsecuente, y por ello el último, de salvar el país.

NO DUDO DE QUE EL MARXISMO-LENINISMO REGRESARÁ MÁS TARDE O MÁS TEMPRANO A LA RUSIA ACTUAL

NO DUDO DE QUE EL MARXISMO-LENINISMO REGRESARÁ MÁS TARDE O MÁS TEMPRANO A LA RUSIA ACTUAL

Un país con un enorme potencial industrial, humano, científico y militar, que controlaba medio mundo, y que había soportado en su por desgracia corta historia de 70 años, los mayores retos de la historia de la humanidad.

Un país que había demostrado los mayores logros en la historia de la humanidad, construido sobre unos principios completamente nuevos y que había aportado al mundo algo capaz de dotar su existencia de sentido.

¿Se podía haber salvado la Unión Soviética entonces? Como ha demostrado la experiencia de los últimos 25 años, sin género de dudas se hubiera podido. Y además se hubiera podido sin demasiadas complicaciones.

Hubiera sido suficiente un poco de determinación y arrojo. En agosto de 1991 llevaba ya cinco años reptando esa “revolución naranja” conocida como perestroika, cuando comenzaron a zarandear y recalentar cual reactor de Chernóbil, a un país completamente tranquilo, seguro de sus fuerzas y sin el menor síntoma de degradación o descomposición, con unos tiempos de crecimiento mayores que los de cualquier país desarrollado de Occidente.

En agosto de 1991, la absoluta mayoría del pueblo, y no digamos el ejército, odiaba a los “perestroishiki” y hubiera respaldado cualquier acción decidida.

No se requería que hubiese derramamiento de sangre, ni siquiera la determinación de los chinos, cuando en la plaza de Tiananmén fue sofocada la intervención de la red de agentes norteamericanos, lo que garantizó al país un desarrollo estable y tranquilo, que ha conducido a China a alcanzar con paso firme el primer lugar del mundo.

Hubiera bastado con aislar por un tiempo a unas cuantas de las más odiosas figuras de entre aquellos que en el 93 se dejaron de ceremonias con sus adversarios, llenando Moscú de sangre, disparando desde los tanques contra el parlamento legítimo.

Posiblemente el “GKChP” (Comité Estatal para el Estado de Emergencia, por sus siglas en ruso), no tenía una visión muy clara de a quién se estaba enfrentando y no tuvieron el suficiente convencimiento de lo justificado de su proceder. Mucho de los miembros del GKChP no eran veteranos de guerra y no habían visto al fascismo cara a cara.

Ellos, lógicamente, no podían prever lo que iba a pasar después; no se podían imaginar que la Casa de los Soviets (parlamento) fuese cañoneado desde tanques, los criminales bombardeos y el asesinato de Yugoslavia, el terrible por su crueldad genocidio y ataque contra el Donbás, el que fueran a quemar vivos a la gente en Odesa y muchas otras cosas más.

Ahora ya está claro, quién tenía delante el GKChP en aquellos días de agosto, está claro que cualquier acción en relación con este terrible y desalmado enemigo hubiera estado justificada y el país se hubiera podido salvar.

Como quedó demostrado, todas esas cacareadas “reformas de mercado” y todas esas “estanterías llenas en las tiendas” se hubieran conseguido sin mayores problemas, sin especial esfuerzo y lo que es seguro, sin la destrucción del país en 15 pedazos, cuya “soberanía” nos obliga ahora Occidente a respetar, azuzando entre sí a pueblos hermanos.

Decir que el “golpe naranja” de 1991-1993 aportó al país algo positivo es un ejercicio de cinismo.

Después de atravesar los siete círculos del infierno, hemos vuelto a la misma confrontación con Occidente, solo que en una posición mucho peor; no hay terceros países, no tenemos ni la mitad del potencial económico ni científico y lo que queda depende en gran medida de Occidente. Tampoco tenemos aliados, pues para algo los traicionó Gorbachov.

A menudo elevamos pretensiones contra países como Bulgaria. Pero díganme ¿dónde podían ir después de que Gorbachov los abandonase a su suerte? No hay lugares sagrados que queden vacíos.

Allí de donde nosotros nos vamos, llegan los estadounidenses. Nos fuimos de Georgia y Ucrania y ahora están allí también. Nos fuimos de aquella Bulgaria y ahora tenemos allí un gobierno proyanqui.

Por poco no nos vamos incluso de Moscú, diluyéndonos en la nada, pero los terribles y sangrientos acontecimientos de los últimos años nos han hecho volver en sí.

Esa frase, de la que entonces de carcajeaban y mofaban los liberales y quintacolumnistas de entonces (cuando los llamaban demócratas), “Con tal de que no haya guerra”, ya no tiene nada de graciosa.

La guerra está ya a las puertas, y en algunos sitios en pleno desarrollo. Estando como estábamos en nuestra fortaleza inexpugnable de la URSS, no podíamos ni imaginar que una guerra, como no ha conocido Europa desde Hitler, fuese a desatarse en el pleno corazón de nuestro país, en Donetsk y que además Occidente nos iba a asegurar que ese no es para nada nuestro país, sino un Estado distinto.

Es evidente que para sobrevivir en el mundo real, la URSS estaba mucho mejor preparada que la actual Rusia capitalista.

No hay ningún momento a decir verdad, n uno solo, que pueda justificar la falta de decisión del GKChP. Del mismo modo que nada obtuvo ni obtendrá el pueblo de la victoria de las fuerzas proamericanas, que tomaron abiertamente las riendas del poder en 1991.

Estuvieron yendo hacia ese objetivo durante los cinco años de la perestroika, despreciando y ridiculizando todo aquello que nos era más querido y sagrado.

Les invito a leer las revistas “liberales” de finales de los 80, empezando por “Ogoniok”, a escuchar los grupos de rock, vean si pueden encontrarlas, las grabaciones de un programa olvidado como “Vzglyad”.

Quedarán pasmados de hasta qué punto se caldeaba el antisovietismo y la rusofobia. Y todo sucedía con la aquiescencia, cuando no colaboración directa de los Gorbachov, Yakovlev y demás principales “perestroischiki”.

Mucho de lo que se hablaba abiertamente en los medios de información principales a finales de la perestroika, sería por suerte inimaginable poder oír hoy.

Hoy suena ridículo recordar las exigencias de aquellos años: “Salir libremente del país”. Bueno, ya hemos salido y hemos visto ese Occidente, por no hablar de otros países del tipo de Turquía o Malasia.

¿Nos ha gustado lo que hemos visto? Como que no mucho, sobre todo si miramos de cerca. Más bien lo que apetece ahora es encerrarnos de nuevo frente a toda esa porquería que inundó nuestro país después del 91.

De la economía de mercado mejor no hablo: no es más que el aumento de los precios y el saqueo del pueblo, el derecho del fuerte a arrebatarle todo a los demás y amontonarlo.

Nuestro país en 1991 fabricaba prácticamente de todo y muchos artículos eran incluso de mayor calidad que en el resto del mundo. Mientras que ahora, pese a los dos años que llevamos de “sustitución de las importaciones”, intenten en su vivienda o en la calle, encontrar algo que sea de fabricación propia.

El caso es que aquel agosto del 91 no supuso únicamente la derrota del GKChP. Supuso la derrota de nuestro país, sin que hubiese para ello causas objetivas.

Fue una traición, como en Roma, cuando los esclavos abrieron a los bárbaros las puestas de las murallas de Roma. Del mismo modo, los esclavos (al menos en lo que a su modo de entender el mundo) abrieron las puertas de nuestra fortaleza inexpugnable a los bárbaros.

Y es una derrota de todo el mundo, que sin la Unión Soviética, sin ese poderoso polo de fuerza, centro de gravedad del Bien, se está adentrando en el medievo en la barbarie y el salvajismo, solo que reforzado por todos los logros de las nuevas tecnologías, con todos sus “internetes y smartphones”.

Todo el mundo tiene claro qué fue lo que sucedió aquel agosto de 1991. Yo diría que en lo que atañe a esta cuestión hay en la sociedad un consenso total, a excepción puede ser, de esa pequeña pero influyente capa que representa el mundo de los negocios, los bancos y los medios de comunicación controlados por ellos.

Es mucho más importante entender ahora qué hacer. Teniendo en cuenta que nos han estado 25 pegando a la cola de Occidente en calidad de suministrador de materias primas y destruyendo todos los puntos de crecimiento, no es tan sencillo darse la vuelta 180º.

No es fácil, pero es necesario. No hay otro camino: Como ha demostrado la experiencia de estos 25 años, absolutamente todos los países que no quisieron entregarse a Occidente, se han mantenido y siguen desarrollándose.

A los países que están encabezados por patriotas, no hay nada que los amenace. No es tan terrible Occidente como lo pintan, no tiene tantas palancas de influencia como parece.

El surtido es pequeño: avaricia, traición, ruindad. No dejar participar a los deportistas en la Olimpiadas. Es una pena por ellos, pero en la escala de una superpotencia es una pequeña cochinada.

Bastaría con que el gobierno demostrase entereza y toda esa enorme maquinaria ya no puede apañárselas con la orgullosa Cuba o la pequeña RDPC. Ni siquiera con la Siria a la que están desangrando.

Qué decir de Rusia, por mucho que estemos muy lejos de poder compararnos con la URSS, nuestras posibilidades son enormes, como nuestros recursos.

Díganme de verdad, ¿les afectan las sanciones de Occidente? Yo no lo noto. A esa caída total de los precios del petróleo ya nos hemos adaptado todos. En el terreno militar somos impenetrables. Gracias por ello a la URSS.

Y además todas nuestras relaciones con Occidente siempre han estado plagadas de sanciones. ¿Cuándo no las habido? Incluso a finales de los 80, comienzos de los 90, cuando Gorbachov y Yeltsin estaban dispuestos a entregar a Occidente hasta la última de nuestras camisas, para Rusia seguía habiendo limitaciones.

No hay que sobrevalorar las posibilidades intelectuales de los EE.UU. Todas sus acciones de los últimos años no han hecho más que obtener el resultado opuesto al deseado.

Esas mismas sanciones, presiones e intimidaciones, solo han servido para unir más al país. Nuestro país está ahora sometido a una auténtica terapia de choque, cuando el enfermo, a diferencia de las reformas de Gaidar, empieza a volver en sí y se comienza a sentir mejor.

Hay que reconocer que Occidente no tiene como aplastarnos, ni vencernos en el terreno militar ni en el económico.

Lo que necesitamos ahora son grandes reformas, o mejor dicho contrarreformas, para renunciar a la pesada herencia gaidaro-yeltsinista en lo económico y al pensamiento gorbachoviano en lo político.

Y da la impresión de que esto es algo que todos parecen entender en el pueblo e incluso en el poder. Cualquier debate político en cualquier canal de televisión acaba con una derrota aplastante de los liberales. Hasta los más redomados antisoviéticos van de patriotas.

Todos comprenden que no se puede seguir viviendo así, que si no tenemos nuestra propia industria, educación, ciencia, cultura, simplemente nos aplastarán.

Incluso en las altas instancias parecen asumir que nos aplastarán y no nos compadecerán, porque nuestros “socios” nunca sienten lástima por nadie, no perdonan y no olvidan. Simplemente se comen al débil. Es el hilo rojo que atraviesa toda su “cultura”: “The weak are meat and strong do eat!” (El débil es carne y muy dura para comerla)

Todo el mundo parece tenerlo claro, pero en la práctica inauguran el “Centro Yeltsin”, se plantean rehabilitar al ejército de Vlasov y se colocan placas en homenaje a Mannerheim.

Por eso aquí es de crucial importancia la experiencia de la perestroika, que concluyó con el golpe del bienio 1991-1993.

Sí, Occidente no puede aplastarnos por la fuerza, le viene muy ancho. Pero al igual que hace 25 años debemos temer la traición. Aquellos mismos “esclavos” que abrieron las puertas de “Roma” no se han ido a ningún lado.

Se subieron a nuestras espaldas, se convirtieron en señores, sus voces se siguen oyendo, al igual que hace dos años, siguen siendo influyentes y disponen de grandes recursos.

Los que salieron ganando con la catástrofe rusa de los años 90 del pasado siglo, no tienen pensando entregarse ni marcharse.

Al contrario, estoy convencido de que están acumulando fuerzas para la revancha, duermen y ven como desprenderse de las tan odiadas para ellos Crimea, Donbás, Siria y del orden del día patriótico. Y volver a vivir como antes.

Aunque todo el mundo entiende que ya nada será como antes. Si nos entregamos ahora, nos exterminarán por completo. Es lo que ellos denominan “eliminación de amenazas potenciales”.

Por eso es tan actual la experiencia de aquellos días de agosto del 91. La traición y destrucción del país no pueden repetirse. Rusia es grande y de verdad que ya no tenemos dónde retroceder, tras nosotros solo queda Moscú.

Traducido del ruso por Iñigo Aguirre

articulistaNOTA.- Dmitri Agranovski es un conocido abogado, miembro del Partido Comunista de la Federación Rusa, columnista habitual en el periódico “Soviétskaya Rossía”  y conductor de programas de debate en el canal televisivo del PCFR, “Krasnaya Liniya” (Línea Roja).


Uno de los fragmentos más sutiles y directos de cómo se gesta la independencia del imperio más criminal de la historia moderna.

Los EE.UU. del norte de América nacen, crecen y se desarrollan entre genocidios, racismo, miedo, agresividad, invasiones y expolios.

El video pertenece al documental “Bowling for Columbine”, una de las más vitriólicas obras del realizador y activista Michael Moore.


Este pasado jueves, Argentina conoció la segunda sentencia más grande contra miembros de la dictadura militar.

28 genocidas fueron condenados a cadena perpetua y otros nueve a penas de tres a 21 años de prisión por la megacausa “La Perla” de la provincia de Córdoba.

Dado que este proceso se viene desarrollando desde la época en la que Néstor Kirchner y luego Cristina Fernández fueron presidentes del país, visto que el actual mandatario del país sudamericno, el neofascisa Mauricio Macri, trata de amnistiar a todos los criminales de las dictaduras que padeció el pueblo argentino, mucho nos tememos que los hoy sentenciados a cadena perpetua y otras menores, saldrán en libertad y con parabienes de Clarín y La Nación, en pocos meses.

La dictadura española, que jamás desapareció ni con la muerte del genocida Francisco Franco, ni con la aprobación de la Carta Magna de 1979, obligó a los “padres de la democracia” a aprobar una amnistía general para todos los asesinos, torturadores, genocidas y delincuentes del franquismo. Y así nos va.


presos politicos en venezuela

PRESOS POLÍTICOS "EN LA DEMOCRACIA" QUE AÑORA LA M.U.D.

.

PRESOS POLÍTICOS VENEZOLANOS

EL PUEBLO BOLIVARIANO NO OLVIDA A SUS HÉROES

MILES DE PRESOS POLÍTICOS BAJO UN RÉGIMEN QUE BENDIJO OCCIDENTE

MUJERES PRISIONERAS POR SUS CONVICCIONES POLÍTICAS

DECENAS DE PRESOS POLÍTICOS FUERON TORTURADOS Y ASESINADOS

MILITARES PATRIOTAS TAMBIÉN FUERON ENCARCELADOS

LOS MEDIOS OCCIDENTALES CALLABAN MIENTRAS EN VENEZUELA SE ENCARCELABA A CONGRESISTAS, PROFESORES, PERIODISTAS, ETC.

LAS CÁRCELES DE VENEZUELA SE LLENARON DE PRESOS POLÍTICOS ANTE LA INDIFERENCIA DE EE.UU. Y EUROPA

Y CUANDO LAS CÁRCELES SE LLENARON, EL RÉGIMEN ABRIÓ CAMPOS DE CONCENTRACIÓN AL ESTILO HITLERIANO

EL APARATO REPRESOR JUDICIAL ORGANIZABA PROCESOS Y CONDENAS MASIVOS

LEOPOLDO LOPEZ, RAMOS ALLUP, LILIAN TINTORI, MARIA MACHADO Y TODOS LOS TERRORISTAS DE LA M.U.D. QUIEREN QUE VENEZUELA REGRESE A LA DICTADURA DE MARCOS PÉREZ JIMÉNEZ O AL DEL CRIMINAL CARLOS ANDRÉS PÉREZ, QUIEN ORDENÓ ASESINAR A MILES DE PERSONAS EN LOS DÍAS DEL LLAMADO "CARACAZO" (27 Y 28 DE FEBRERO DE 1989)

 

LEOPOLDO LOPEZ, RAMOS ALLUP, HENRIQUE CAPRILES, LILIAN TINTORI, MARIA MACHADO Y TODOS LOS TERRORISTAS DE LA M.U.D. QUIEREN QUE VENEZUELA REGRESE A LA DICTADURA DE MARCOS PÉREZ JIMÉNEZ O AL DEL CRIMINAL CARLOS ANDRÉS PÉREZ, QUIEN ORDENÓ ASESINAR A MILES DE PERSONAS EN LOS DÍAS DEL LLAMADO “CARACAZO” (27 Y 28 DE FEBRERO DE 1989).

EL PUEBLO BOLIVARIANO DEBE IMPEDIRLO


ESPAÑA OSTENTA EL VERGONZOSO TÍTULO DE SEGUNDO PAÍS DEL MUNDO, DETRÁS DE CAMBOYA, CON MAYOR NÚMERO DE DESAPARICIONES Y FOSAS COMUNES CLANDESTINAS

ESPAÑA OSTENTA EL VERGONZOSO TÍTULO DE SEGUNDO PAÍS DEL MUNDO, DETRÁS DE CAMBOYA, CON MAYOR NÚMERO DE DESAPARICIONES Y FOSAS COMUNES CLANDESTINAS

El pasado 18 de julio se cumplieron 80 años del inicio de la Guerra Civil española. Fecha histórica. Y ha sido gracias a mi amigo hispano-francés Jean Ortiz, escritor, periodista y cineasta, hijo y nieto de republicanos, que pudimos enterarnos que un día antes d ese importante aniversario el diario madrileño “El Mundo” daba cuenta de un insólito encuentro que de algún modo se compadece con lo que ha sido la historia trágica de luchas, represión brutal, y acuerdos vergonzosos en esa nación europea que nos toca tan de cerca.

En efecto, fue en Madrid, en donde para conmemorar de modo singular la histórica fecha, la prensa derechista logró reunir para platicar amigablemente, en una misma habitación, a Enrique Líster, hijo del general republicano del mismo nombre, a Francisco Franco, nieto del dictador, a Andrés Rojo, hijo del estratega republicano Vicente Rojo, a José Moscardó, nieto del general fascista del mismo nombre, a María Eugenia Yagüe, hija de Juan Yagüe, militar fascista autor de la matanza de Badajoz y ministro de Franco, a José Luis Escobar, nieto del general republicano Antonio Escobar, a Rafael Dávila, general en la reserva, ex ayudante de Campo del Rey Juan Carlos y nieto del general Fidel Dávila, quien fue estrecho colaborador de Franco, a Casilda Varela, hija del general franquista José Enrique Varela, que encabezó el levantamiento en Cádiz, a Alfonso Gámir, nieto del general republicano Mariano Gámir y a Carlos Vega, hijo del teniente coronel del ejército republicano Etelvino Vega.

El grupo de “reconciliados” intercambió no sólo tarjetas y promesas de encuentros particulares más distendidos, sino apretones de manos y hasta abrazos y hablaron largo rato, comentando incidencias del histórico conflicto como si analizaran un partido de futbol o una fiesta de cumpleaños.

Una reunión para mí repudiable y que no la veo más que como un nuevo logro de los herederos de hoy de la vieja derecha fascitoide de ayer y de siempre.

¿Es sólo problema de amnesia colectiva? ¿Es que no les dolió a algunos hijos y nietos el cobarde asesinato de los suyos? ¿Reconciliación entre víctimas y victimarios?

Bueno, también en Chile surgen cada cierto tiempo voces que levantan la opción de la “reconciliación” y que no sólo provienen del pinochetismo.

Pagar el precio de la impunidad les parece aceptable a todos los que, desde una u otra trinchera, están por mantener el modelo económico que favorece a los grandes grupos económicos.

Es que en todos lados “cuecen habas” a costa de los vencidos.

Para ver como andamos por casa, basta con no olvidar el descarado intento de impunidad que acompañó los primeros años de la “transición” chilena y que, aunque derrotado parcialmente, dicho intento persiste hasta estos días.

Entre las últimas maniobras está por ejemplo la propuesta para dejar en libertad a los asesinos mayores de 75 años “por razones humanitarias”.

Recordemos que es un proyecto actualmente en curso en el Parlamento. Ojo con eso porque no le faltan apoyos transversales a los principales responsables de los crímenes de humanidad.

Y no podemos dejar de referirnos a la publicación acá en Santiago de Chile a página entera en “El Mercurio” del pasado domingo 7 de agosto.

Fue la página C 7 del diario golpista, financiada por los familiares de los autores de crímenes de lesa humanidad actualmente encarcelados y que pretenden burlar sus condenas.

No se fijan en gastos estos personajes y sus financistas no son otros, que aquellos que hicieron crecer sus fortunas al precio de la sangre de miles de chilenas y chilenos.

Pero volvamos a España que es el tema de esta nota.

En el periódico digital “Barómetro Internacional”, hace unos días, pude leer un artículo de Rafael Angel Ugalde sobre la pérdida de memoria de los españoles en que subraya la capacidad que tienen sus representantes de convivir orondos, tanto en el Partido Socialista Español de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, como en el Popular de Mariano Rajoy, y José María Aznar etc…

Los políticos de ambos partidos, continúa la nota, “ llevan más de medio siglo negando a los españoles que la “madre patria” es el segundo país del mundo, después de Camboya, que tiene el mayor número de desapariciones y tumbas clandestinas en los últimos años”.

Es que la prescripción aplicada en España a los asesinatos y desaparecimientos de personas, cometidos por los agentes de Franco, vulneran abiertamente las normas de los tratados y convenios internacionales relativos a crímenes de lesa humanidad.

Es una grosera contradicción que mientras se abrió proceso en Madrid para juzgar a Pinochet, cuyos delitos con ese criterio deberían estar igualmente prescritos, se impida abrir en su propia casa juicio por el genocidio fascista.

Es más, como nos recuerda la nota que he citado, “el intento de investigar los crímenes del dictador Francisco Franco entre 1936 y 1952 le costó al juez Baltasar Garzón una acusación por prevaricato y la suspensión en el cargo”.

Esa es la realidad y en ella está la mano culpable no sólo de la derecha propiamente tal sino también del PSOE, hoy su aliado.

Quienes conocemos de cerca la situación de los procesos judiciales en materia de derechos humanos en diversos lugares, sabemos bien que en España nunca ha habido información oficial de los terribles delitos cometidos, que no ha existido jamás una política de Estado en materia de verdad, ni mecanismos para establecerla, pese al abnegado trabajo de años de familiares de las víctimas y de destacados abogados de derechos humanos de ese país para lograr el esclarecimiento de la verdad y la aplicación de la justicia.

Es decir, prohibidos los juicios, pero ni siquiera el derecho a que se investigue.

Lo que no ha impedido que en más de alguna ocasión políticos del Partido Popular y del PSOE vengan a América Latina a hablarnos de derechos humanos y a sumarse, por ejemplo, a las campañas en contra del gobierno venezolano u otros gobiernos progresistas.

No olvidaremos, por ejemplo, el insolente “¿por qué no te callas?” que el corrupto ex rey español Juan Carlos le gritara al Comandante Hugo Chávez.

Son de nuevo los factores reales del poder político los que hoy mismo tienen a España, 80 años después, en la profunda crisis en que se encuentra.

Largos meses sin capacidad de organizar gobierno, profundización de la crisis económica, temas del salario mínimo y los desahucios, la rebaja o pérdida de las pensiones, entre tantos otros elementos.

A lo que hay que sumar los factores internacionales, entre ellos las presiones de una Unión Europea también en crisis, el retiro de Gran Bretaña, la presencia hispana en la guerra de Irak, etc..

Es preciso profundizar en el análisis respecto de lo que allí sucede. No puede resultarnos indiferente desde luego que el pacto de izquierda Unidos Podemos haya perdido ¡ más de un millón de votos ! en la última elección en tanto que aumentó sustantivamente la votación del Partido Popular de Rajoy, una entidad preñada de corrupciones tanto o más que la derecha pinochetista chilena lo que es mucho decir. ¿Qué explica lo sucedido?

Julio Anguita, histórico dirigente de la izquierda española, decía hace unos días en una entrevista televisiva que lo que él llamó “la España profunda” es una sociedad conservadora, de gente mayor que teme a los cambios ; una sociedad – dijo Anguita – “que no protesta, que aguanta todo y sólo sigue a quien esté en el poder”.

En cuanto a las fuerzas progresistas le parece que hubo mucha tardanza en conformar las alianzas y que Unidos Podemos enfatizó más en los diagnósticos y en darle duro al PP, que en proponer soluciones concretas que estuvieran acordes con su inicial punto de partida.

Tal vez, consideró Anguita, el que Podemos hubiera logrado en un año nada menos que 70 diputados “dejó poco tiempo para unir a sus diversos componentes”.

Como ha ocurrido a lo largo de la historia, nada de lo que allí suceda puede sernos indiferente y lo cierto es que, a 80 años del inicio de la guerra civil, España sigue sin encontrar su camino propio y sin superar la trágica herencia del fascismo.

Observando lo que aquí sucede es válido sostener que cualquier parecido con la historia de una conocida nación latinoamericana del extremo sur y de cara al Pacífico no es simple coincidencia…lamentablemente.

eduardocontreras2@gmail.com

España, 80 años


El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Manuel Valderrama, dictó sentencia de primera instancia en el caso Riggs y condenó a seis oficiales del Ejército en retiro por malversación de caudales públicos y estafa, en beneficio directo de la familia del general Augusto Pinochet.

COMO BUEN ALUMNO DEL CRIMINAL ESPAÑOL FRANCISCO FRANCO, PINOCHET SE DISTINGUIÓ POR TODO, MENOS POR SER VALIENTE U HONESTO

COMO BUEN ALUMNO DEL CRIMINAL Y MILITAR ESPAÑOL FRANCISCO FRANCO, PINOCHET SE DISTINGUIÓ POR TODO, MENOS POR SER VALIENTE U HONESTO

Se trata de Jorge Juan Ballerino Sandford, Ramón Castro Ivanovic, Gabriel Mario Vergara Cifuentes, Sergio Marcelo Moreno Saravia, Juan Mac-Lean Vergara y Eugenio Castillo Cádiz, quienes gozarán de libertad vigilada.

El magistrado estableció que los involucrados, “en su calidad de funcionarios públicos, substrajeron para beneficio particular de Augusto José Ramón Pinochet Ugarte y su familia, fondos públicos provenientes del erario nacional, concretándose de esa forma la acción material de apoderamiento de los fondos que tenían bajo su cargo en virtud de ser ellos Jefes de la Casa Militar, Edecán y Secretarios Privados”.

La nota de prensa del Poder Judicial señala que los dineros detectados en las cuentas del Banco Riggs, “carentes de justificación de ingreso y egreso, no pueden sino provenir de gastos reservados”.

La malversación asciende a casi seis millones y medio de dólares estadounidenses.

foto_0320120425170346Dando un cierre definitivo a la causa, el ministro Valderrama ordenó el decomiso de 24 inmuebles distribuidos en Iquique, Valparaíso, Viña del Mar, Quintero, San José de Maipo, Vitacura y Lago Ranco, pertenecientes a la familia Pinochet.

Lo mismo hizo con tres vehículos y siete documentos bancarios que pasarán a manos del Fisco.

Cabe mencionar que en este caso no se persiguió la responsabilidad penal de familiares de Pinochet ni tampoco se dio relevancia a otra arista que permitiría explicar el origen de la fortuna del dictador: la de tráfico de armas y drogas bajo el régimen militar.

Según escribió el periodista Benedicto Castillo en su libro “Pinochet, el gran comisionista”, el 14 de octubre de 2005, un grupo integrado por el subcomisario Patricio Bascuñán, el inspector René Sagardia y el subinspector Axel Muñoz, pertenecientes a la Fuerza de Tarea de Investigaciones Reservadas (FTIR) de la PDI, entregó una minuta a tribunales que abordó este punto.

El documento informó sobre la producción y comercialización de precursores químicos de cocaína en instalaciones del Ejército, antecedentes relacionados con el empresario de origen sirio Edgardo Bathich, el ex piloto de la CIA Iván Baramdyka, y vínculos entre narcos chilenos y colombianos que se extendieron hasta después de terminada la dictadura, amparados por el Estado.

Matías Rojas, El Ciudadano


Después de más de cinco siglos desde la llamada “Conquista de América”, las empresas multinacionales españolas, con el apoyo de la diplomacia, de los organismos financieros internacionales y de los medios de comunicación, ocupan también los sectores clave de las economías de América Latina. Es el segundo desembarco.

Modernización, generación de empleo, disminución de la pobreza… fueron solo mitos. El saldo en forma de impactos de todo tipo no puede ser más negativo.

Inmensos daños medioambientales, desplazamientos de las poblaciones originarias, carestía y deficiencias de los servicios públicos privatizados, deterioro de los derechos laborales, violaciones de los derechos humanos y, en general, saqueo económico y de los recursos naturales.

Frente a ello, hoy, una amplísima red de organizaciones sociales del Sur y del Norte coordinan sus luchas y resistencias.

Este documental ha sido realizado por el Observatorio de Empresas Multinacionales en América Latina (OMAL) y el colectivo “Paz con Dignidad”. Guión, realización y producción: José Manzaneda.


Ayer, 19 de agosto, se cumplieron 25 años de la desmembración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. En ese día de año 1991, a las 6 de la mañana, la radio nacional de la URSS anunciaba la formación del Comité Estatal para el Estado de Emergencia.

Su objetivo era evitar el colapso de la federación y acabar con la Perestroika, el proceso liderado por Mijaíl Gorbachov para la “democratización” de todas las esferas de la vida soviética.

El Comité había asegurado que Gorbachov tenía problemas de salud, así que el poder pasaba al vicepresidente de la URSS Guennadi Yanáyev, también dirigente del primero.

El 19 de agosto el Comité declaró el estado de emergencia y sacó los tanques a la calle, pero los moscovitas se congregaron ante la sede del Gobierno de Rusia, la Casa Blanca, para defender la Perestroika y la democracia.

Boris Yeltsin, que era en aquel entonces el presidente de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia –una de las integrantes de la URSS–, intervino frente a la multitud.

El siniestro personaje calificó la formación del Comité Estatal para el Estado de Emergencia de “golpe de Estado” y proclamó a sus miembros “criminales”, mientras llamaba a los ciudadanos a proteger al régimen.

El Comité tuvo que darse por vencido ante los levantamientos populares en Moscú y Leningrado y ante el hecho de que varias unidades militares se alinearan con Yeltsin.

El 21 de agosto los golpistas fueron detenidos. La asonada puso fin al poder del Partido Comunista y marcó el inicio de la desmembración de la URSS.


El giro de Turquía hacia Rusia comenzó con la renuncia de Ahmet Davutoglu en mayo de 2016 y sólo se fortaleció después del fallido golpe de Estado pro-estadounidense del 15 de julio, que provocó la ira tanto de Rusia como de Turquía.

Los expertos se preguntan cuán largo y profundo será el acercamiento entre los dos países, especialmente después de la reunión entre los presidentes Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan.

HAY OCASIONES EN LAS QUE PIENSO QUE VLADIMIR PUTIN PECA DE INGENUO, PERO EL TIEMPO DICE QUE "VERÁS PASAR EL CADÁVER DEL ENEMIGO"

HAY OCASIONES EN LAS QUE PIENSO QUE VLADIMIR PUTIN PECA DE INGENUO, PERO EL TIEMPO DICE QUE “VERÁS PASAR EL CADÁVER DEL ENEMIGO”

Con el fin de proporcionar una respuesta cualificada a esta pregunta, es necesario comprender la motivación detrás de la actual forma de acercamiento y los factores a largo plazo que se contradicen o, por el contrario, contribuyen a una posible alianza entre Rusia y Turquía.

Valores comunes

Para empezar, vamos a examinar los valores que se encuentran en el corazón de la planificación a largo plazo de la política pública de estos países, y la comprensión del lugar de sus estados y sociedades en el mundo.

En cuanto a los valores de estas sociedades, tanto Rusia como Turquía son bastante conservadores y cercanos el uno al otro.

Sus regímenes políticos también se han comprometido a proteger las ideas de los valores religiosos y morales tradicionales y a rechazar los excesos del liberalismo occidental.

En ambos países, la actividad de las instituciones religiosas es bastante alta y es apoyada por la dirección política, sin embargo, ni Putin ni Erdogan pueden ser llamados radicales religiosos.

Ambos cuentan con una perspectiva conservadora combinada con la adopción tanto del legado de los líderes anteriores como de los modelos jurídicos y políticos occidentales.

Al mismo tiempo, las similares tendencias conservadoras de Rusia y Turquía no están emparejadas con el rumbo occidental hacia el ultraliberalismo, la promoción de la ideología de género, u otros nuevos valores de la sociedad occidental.

Las conservadoras Rusia y Turquía están objetivamente en el mismo lado en su oposición al Occidente ateo.

LA RIVALIDAD ENTRE RUSIA Y EL IMPERIO OTOMANO SE HABÍA MANIFESTADO EN UNA SERIE DE GUERRAS, LA MÁS SIGNIFICATIVA DE LAS CUALES OCURRIÓ ENTRE 1877 Y 1878

LA RIVALIDAD ENTRE RUSIA Y EL IMPERIO OTOMANO SE HABÍA MANIFESTADO EN UNA SERIE DE GUERRAS, LA MÁS SIGNIFICATIVA DE LAS CUALES OCURRIÓ ENTRE 1877 Y 1878

Repensando Bizancio

Existen ciertas diferencias entre Rusia y Turquía en la comprensión de sus políticas actuales como una especie de continuación de la anterior tradición imperial interrumpida.

Tanto Moscú como Ankara se ven a sí mismos como centros neo-imperiales y toman como referencia los modelos de los imperios ruso y otomano.

Aquí radica el riesgo de manipulación de antiguos ideólogos que manipulan los hechos históricos sacados de sus contextos temporales y geopolíticos específicos.

La historia de las relaciones entre Rusia y Turquía no se limita a las guerras de los siglos XVIII y XIX. Incluso en esos tiempos hubo períodos de paz y de alianza entre las dos potencias (como el Tratado Skelessi Unkiar de 1833, y la supresión conjunta de la revolución liberal en los principados del Danubio en 1848).

Antes de este período, Rusia y el Imperio Otomano tenían relaciones complejas, difíciles y fueron testigos tanto de períodos de guerras como de otros de alianzas.

Al mismo tiempo, el famoso escritor del s. XVI, Ivan Peresvetov (algunos historiadores creen que este era el apodo de Ivan el Terrible), consideraba el sistema de estado otomano un modelo a imitar.

La reactivación de las políticas propias de los siglos XVIII y XIX en el contexto del siglo XXI es imposible tanto para Rusia como para Turquía.

Las principales razones ideológicas que justifican la oposición en tiempos anteriores han desaparecido, como la dominación turca en los pueblos cristianos de los Balcanes, el Oriente Medio y el Cáucaso.

Incluso un partidario entusiasta de la captura de Constantinopla, el diplomático ruso, pensador y autor del concepto de “bizantinismo”, Konstantin Leontiev, consideraba deseable la preservación de la dominación otomana sobre la totalidad de sus posesiones de Asia y el establecimiento de un alianza ruso-turca, anti-occidental y anti-liberal en el s. XX.

EN 1915 LAS TROPAS RUSAS ENTRARON EN TERRITORIO OTOMANO, DERROTANDO A SU EJÉRCITO EN LA BATALLA DE SARIKAMISH

EN 1915 LAS TROPAS RUSAS ENTRARON EN TERRITORIO OTOMANO, DERROTANDO A SU EJÉRCITO EN LA BATALLA DE SARIKAMISH

La apelación a la herencia bizantina rusa simbolizada por el presidente ruso, Vladimir Putin, ocupando el lugar de los emperadores bizantinos durante su visita al Monte Athos, junto con la reactivación del modelo bizantino de las relaciones sinfónicas entre la Iglesia y Estado en Rusia, no significan que Rusia esté volviendo a las políticas anti-turcas del siglo XIX.

Un estudio a fondo de la cuestión, de hecho, muestra que tanto Rusia como el Imperio Otomano fueron los herederos de Bizancio.

En primer lugar y ante todo está la responsabilidad política y religiosa bizantina y la misión de Katehon (una fuerza que impide la llegada del Anticristo), mientras que los puntos de vista territoriales, políticos y económicos son secundarios.

Por otra parte, la ideología del helenoturquismo desarrollada por el pensador griego del siglo IX, Jorge de Trebisonda, clasificó el papel especial del elemento helénico en el imperio y la herencia de los emperadores otomanos de Bizancio.

En un principio, el proyecto otomano no apuntó a destruir el cristianismo en su sometimiento de los cristianos. Lo mismo puede decirse de la idea imperial de Rusia: Rusia no destruyó el Islam sometiendo los musulmanes.

Los conceptos intelectuales del neo-bizantinismo y del neo-otomanismo y su expresión en el campo de la política exterior pueden construirse como conflictivos, pero no necesariamente.

La idea misma de la Tercera Roma, en sus orígenes presume la transferencia del papel imperial desde la caída de Constantinopla a Rusia para ser una encarnación del ideal bizantino en Rusia en una forma más pura que la de su estado en el Bizancio real.

Parafraseando a William Blake, se trataba de “la construcción de Constantinopla en la tierra campesina rusa”, no de la conquista de la ciudad que había perdido su misión espiritual e imperial.

La pregunta es quién, cómo y por qué estos conceptos historiográficos son planeados y en interés de quién.

Al recurrir a la historia, los políticos no están interesados en los conceptos irrealizables y anticuados, sino en la forma en que las bases de las ideologías pueden afrontar los retos actuales.

Tanto el neo-bizantinismo como el neo-otomanismo tienen el propósito de encontrar sus propias alternativas a la perspectiva ideológica occidentalocéntrica y fundamentar la soberanía de Rusia y Turquía.

Raíces euroasiáticas

Una particular plataforma para el acercamiento ideológico de Rusia y de Turquía es el eurasianismo. Desde el principio, el eurasianismo ruso percibió positivamente lo turco, el factor turanio en la historia rusa, y teóricamente justificaba la geopolítica de Rusia como una potencia continental.

En los comienzos de 2000, los eurasianistas rusos defendieron activamente el establecimiento de una alianza geopolítica entre Ankara y Moscú.

Los conceptos eurasianistas son cada vez más populares en Turquía, ya que el eurasianismo turco interpreta el país como parte del espacio de la antigua civilización turana, haciendo hincapié en la identidad de los turcos como distinta tanto de la Occidental como de la Oriental.

El eurasianismo turco prevé un rechazo inequívoco del curso atlantista de años anteriores y una reorientación del acercamiento del país con Rusia y China hacia una política más activa en Asia Central y el Cáucaso.

El núcleo ideológico general del eurasianismo ruso (el continentalismo, el factor turanio) puede constituir la base para una convergencia a largo plazo de los dos países.

Alineación de intereses

Los líderes de ambas naciones tienden hacia una interpretación realista de la política internacional. Esto significa que todavía ponen los intereses y la soberanía de su país en la parte superior del orden del día en lugar de los valores.

Rusia está interesada en la consolidación del antiguo espacio soviético y en contener a los EE.UU. y la OTAN como la principal amenaza a su seguridad.

Turquía ahora tampoco tiene ya buenas relaciones con Washington, sobre todo desde el fallido golpe de estado pro-estadounidense.

Desde el punto de vista de los intereses individuales, Siria, Asia Central y el Cáucaso podrían convertirse en potenciales puntos de conflicto entre Turquía y Rusia.

Pero ahora la tarea principal de Ankara es asegurar la unidad política del territorio de Turquía. Una verdadera guerra civil hace estragos en el este del país, lo que significa que Turquía no está lista para el expansionismo.

Se tiene que preservar a sí misma en primer lugar. Una Turquía a escala nacional centrada en la integración euroasiática ruso-turca no presenta un conflicto de intereses.

Pero incluso en el caso de una solución a la cuestión kurda en Turquía y la transición hacia una política más expansionista, la posibilidad de armonización de intereses entre los dos países todavía existe.

Hoy en día podemos ver el trabajo común en Siria y Nagorno-Karabaj. Los campos de conflicto a través de la diplomacia están empezando a convertirse en campos de convergencia.

Las áreas turkmenas de Siria e Irak, así como sus regiones kurdas, podrían ser declarados un área natural de influencia turca.

Rusia reconoce de facto la relación especial entre Turquía y Azerbaiyán, mientras que de jure reconoce la integridad territorial de esta última.

Por otra parte, si Turquía se convierte en un miembro de la Organización de Cooperación de Shanghai y es incluida en los procesos de integración de Eurasia, entonces Rusia no reaccionará con hostilidad a un fortalecimiento de la influencia turca en Asia Central.

Por supuesto, habría cierta competencia, como es el caso entre Rusia y China, pero la misma asumiría una forma civilizada.

La única cosa que Rusia no aceptaría es alguna interferencia por parte de Turquía en los asuntos internos rusos o la participación de Turquía en los proyectos estadounidenses encaminados a consolidar la hegemonía de Estados Unidos.

Este es el rumbo que planteó Davutoglu bajo la apariencia de un expansionismo turco. Esto terminó de forma natural con el colapso y el agravamiento de la cuestión kurda, debido a la desestabilización general del Oriente Medio.

Si en lugar de la versión “trotskista” del neo-otomanismo destinada a incitar una revolución islamista global o regional que conduzca a la inestabilidad y al radicalismo en la región (como Davutgolu persiguió durante y después de la “primavera árabe”), Turquía siguiera un rumbo nacional pragmático (una especie de neo-kemalismo) anti-occidental, por supuesto neo-imperial o soberanista, entonces Moscú podría apoyar a Ankara como un centro estatal e independiente aliado del mundo suní, opuesto a la hegemonía estadounidense y a las monarquías wahabitas pro estadounidenses del Golfo.

A %d blogueros les gusta esto: