Category: MEMORIA HISTÓRICA



La Revolución rusa, antesala de la creación de la Unión Soviética, celebra en el 2017 su primer centenario. Este acontecimiento, uno de los más importantes del siglo XX, ha sido fuente de inspiración para toda clase de artistas y los directores de cine no son la excepción.

LA REVOLUCIÓN RUSA SIGUE VIVA EN EL CORAZÓN DE MILLONES DE PERSONAS EN TODO EL MUNDO

Te presentamos las cinco mejores películas inspiradas en este evento, desde largometrajes hechos en los años posteriores a la revolución, hasta cintas modernas que han conquistado los corazones de las generaciones actuales.

‘Octubre’, de Serguéi Eisenstein

Serguéi Eisenstein es, junto a Andréi Tarkovski, la quintaescencia del cine soviético, y sus películas han tenido una gran influencia en directores a lo largo de todo el globo.

En 1927, Eisenstein decide grabar ‘Octubre’, una epopeya cinematográfica inspirada en la Revolución rusa.

Usando un ritmo increíblemente veloz para una película muda, el director nos muestra todos los matices de la revolución, desde las peripecias de Lenin y Trotski, hasta la vida de los marineros y soldados que participaron en este acontecimiento.

‘Chapáev’, de los hermanos Vasíliev

‘Chapáev’, una película biográfica de 1934, es considerada una de las creaciones artísticas más importantes de la Unión Soviética y goza de gran fama en todo el mundo. La película obtuvo el premio principal en la Exposición Internacional de París de 1937.

Este largometraje, producido por los hermanos Serguéi y Georgui Vasíliev, cuenta la historia de Vasili Chapáev, un célebre soldado del Ejército Rojo que se convirtió en comandante durante la guerra civil rusa.

‘Lenin en Octubre’, de Mijaíl Romm y Dmitri Vasíliev

El largometraje ‘Lenin en Octubre’, de los cineastas Mijaíl Romm y Dmitri Vasíliev, es uno de los ejemplos perfectos del realismo socialista, la corriente artística predominante en la Unión Soviética, especialmente con Iósif Stalin en el poder.

La película, grabada en 1937, cuenta la vida de Lenin durante la Revolución de Octubre. Inicialmente, la película le daba un papel prominente a Stalin, quien encargó la película para el vigésimo aniversario de la revolución.

Sin embargo, tras la muerte de Stalin, las escenas de su personaje fueron eliminadas y la película fue reeditada en 1958.

‘La huida’, de Alexandr Álov y Vladímir Naúmov

En la época del deshielo de la URSS un renovado interés por la Revolución de Octubre inspiró cientos de películas sobre este acontecimiento, alejadas del realismo soviético característico de las obras de años anteriores, y más preocupadas por el aspecto estético y psicológico de la revolución.

Entre los largometrajes más importantes de esta época se encuentra ‘La Huida’, de Alexandr Álov y Vladímir Naúmov, grabada en 1970. Esta película está basada en varias obras de Mijaíl Bulgákov.

En el filme se muestran las vicisitudes de un variopinto grupo de personas del movimiento blanco (quienes perdieron la guerra contra el Ejército rojo) que buscan huir de la revolución.

‘La insolación’ de Nikita Mijalkov

En 2014, uno de los directores de cine más famosos de Rusia, Nikita Mijalkov, estreno el filme ‘La insolación’, con el que recibió diversos premios en su país.

El largometraje es una adaptación cinematográfica del cuento ‘La insolación’ y del libro autobiográfico ‘Días Malditos’, ambos del escritor ruso y Nobel de Literatura Iván Bunin, quien consideraba la revolución una “catástrofe nacional”.

En la película se retratan los acontecimientos tras la revolución y la victoria de los bolcheviques sobre lo que quedaba del antiguo Ejército zarista, incluidas las detenciones y arrestos de los partidarios del Imperio.

La historia, a través de su argumento romántico, muestra los últimos días de un oficial del Ejército blanco —partidarios de la restauración de la monarquía—, quién rememora su antiguo amor, su vida civil en los años antes de la revolución y se pregunta quién es el culpable de la caída del Imperio ruso.

Lamentablemente esta película no puede verse en youtube, pero les dejamos con una muy interesante entrevista con su director, Nikita Mijalkov

 

Anuncios



Cuando se produce un conflicto entre dos partes, lo mejor es que cada una de ellas trate de entender y pensar desde el punto de vista de la otra, en lugar de recrearse únicamente en el pensamiento propio y perpetuar malentendidos con respecto a la opinión de la otra parte.

KIM IL-SUNG GOBERNÓ LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA POPULAR DE COREA (RPDC) DESDE SU CREACIÓN, EN 1948, HASTA SU MUERTE, ACAECIDA EN 1994

Cuando un médico se enfrenta a un problema, el primer paso es averiguar los orígenes del mismo. El segundo consiste en desarrollar las hipótesis generadas por esas pesquisas y analizar los resultados. El tercero, aplicar la solución más racional.

Comencemos por tomar un problema muy actual: Lo que ha ocurrido en la península de Corea durante más de un siglo, desde que Japón ocupara aquel territorio en 1871. Hacia 1905 Corea se había convertido en un protectorado nipón y cinco años más tarde era ya una colonia bajo el dominio del Sol Naciente.

Durante siglos, la estructura social de la península coreana había consistido en una minoría, pero privilegiada clase aristocrática, propietaria de casi todas las tierras, que gobernaba al resto del pueblo, formado por millones de campesinos.

En los años siguientes, Japón privilegió a esa clase “aristocrática”, proporcionándola medios financieros, terreno, esclavos y armas para dominar cualquier intento de rebeldía. Durante tres décadas, el pueblo coreano sufrió toda clase de atrocidades bajo el brutal y opresivo invasor y de sus “aristocráticos colaboracionistas” coreanos.

Durante esta despiadada ocupación japonesa, la lengua y la cultura de aquel pueblo fueron suprimidas. Los coreanos se vieron obligados a llevar en sus documentos apellidos nipones. Cualquier atisbo de resistencia era castigado de manera brutal.

Por ejemplo, durante el movimiento pacífico de protestas del 1º de marzo de 1919, la policía y el ejército japoneses mataron a 7.000 manifestantes. Una bestial represión que fue creciendo durante la década de 1930, después de que Japón invadiera Manchuria.

JAPÓN REPRIMIÓ BRUTALMENTE AL PUEBLO COREANO DURANTE MÁS DE 30 AÑOS

Durante la década de 1930, Japón y sus aristocráticos colaboracionistas internos sometieron al pueblo a trabajos forzados. Otros se vieron obligados a unirse al ejército nipón. Hasta 200.000 mujeres chinas y coreanas fueron obligadas a convertirse en esclavas sexuales para el ejército ocupante.

A mediados de los años treinta, Kim Il Sung se había convertido en el principal líder de la resistencia contra la ocupación de Corea y Manchuria.

Luego vino la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), después de la cual los nipones fueron expulsados ​​de aquellos territorios y la península coreana fue liberada. En 1945, los coreanos pudieron comenzar a planificar su propio gobierno, de acuerdo con las aspiraciones de aquella sociedad tan duramente castigada.

Kim Il Sung, que se inspiró en los conceptos e ideales del socialismo, tenía un enorme apoyo entre el pueblo, excepto, por supuesto, en el pequeño pero poderoso ámbito de la aristocracia traidora.

Independientemente del Movimiento armado y político de este líder rebelde, se encontraban los ‘Comités Populares’ que se desarrollaban en casi toda la península. Estas corporaciones eran grupos locales de trabajadores (obreros y campesinos) que se organizaban para dirigir fábricas y granjas en forma de cooperativas, que respetaban los derechos, la dignidad y la salud de todos.

El movimiento del Comité Popular representaba una alternativa al injusto sistema social que privilegiaba al tándem formado por la aristocracia y la clase empresarial.

Sin embargo, estas primeras esperanzas de crear una sociedad nueva, libre, independiente y justa, fueron aplastadas cuando los Estados Unidos y sus aliados, sin ninguna previa consulta al pueblo coreano (con excepción de los miembros de la alta y oportunista burguesía que colaboró descaradamente con Japón), dividiendo a Corea en dos partes, separadas por el famoso paralelo 38.

EL PARALELO 38, CREADO POR EE.UU. Y SUS ALIADOS PARA DIVIDIR LA PENÍNSULA DE COREA EN DOS PAÍSES

Los EEUU ocuparon el Sur, mientras que China y la Unión Soviética protegieron al líder del Norte y a sus millones de seguidores. Así, la ocupación japonesa fue sustituida por la ocupación de los Estados Unidos que inmediatemente instaló como líder del Sur al tipo más corrupto que encontraron entre los miembros de la “aristocracia”: un miserable personaje, sin ningún escrúpulo, llamado Syngman Rhee.

EL ALMIRANTE RALPH A. OFSTIE ENTREGA EL NOMBRAMIENTO DE PRESIDENTE DEL GOBIERNO PROVISIONAL DE COREA DEL SUR AL CORRUPTO SYNGMAN RHEE

En 1948 la República de Corea (ROK) se estableció oficialmente, con Rhee en el timón. La Unión Soviética y China ratificaron su apoyo a Kim Il Sung, que se convertiría en el máximo líder de la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

Entre 1945 y 1950, el régimen instaurado por Washington en la persona de Rhee llevó a cabo un reinado de terror contra los ‘Comités Populares’ que se habían desarrollado espontánea y autóctona en las zonas sureñas.

Las ideas sociales y los planes de estos comités representaban una enorme amenaza para el pensamiento capitalista y los planes de los Estados Unidos y la privilegiada élite empresarial de Corea del Sur.

Aunque estos Comités Populares no tenían nada que ver con Kim Il Sung, el comunismo chino o el comunismo soviético, los Estados Unidos consideraban que estos comités eran ‘comunistas’ que debían ser erradicados.

Los trabajadores de fábrica que participaron en el movimiento del Comité Popular fueron aterrorizados, a menudo asesinados o ejecutados.

El reinado del terror conducido por Rhee, siempe bajo el paraguas de la Casa Blanca, se ejemplifica de forma nítida en la insurrección de Cheju en 1948-49. Cheju es una isla de la costa sur de la península coreana. En 1945 había unas 300.000 personas que vivían en aquel territorio. Aproximadamente dos tercios de estos 300.000 mantenían una ideología de corte progresista, de la hoy llamada “izquierda moderada”.

EL RÉGIMEN DE COREA DEL SUR EJECUTÓ EN LA ISLA DE SEJÚ A CIENTOS DE CAMPESINOS Y OBREROS, CUMPLIENDO ÓRDENES DE EE.UU. (FOTO DE VARIOS CONDENADOS A MUERTE, EN MAYO DE 1948)

Una gran mayoría del pueblo Cheju favoreció el desarrollo del movimiento del Comité Popular, como una forma de organizar la vida social y laboral en la isla, lo que el régimen de EEUU-Rhee vio como una amenaza para sus intereses.

La fuerza policial en la isla estaba poblada y controlada por esa dictadura y deliberadamente lanzó contra aquellos cooperativistas a un ejército de ultras que se encargaría de aterrorizar a la población, acabando con todos los comités populares.

Todo ello contó con la venia de Washington, que echó una mano a Rhee para desarrollar una Corporación de la Contra-Inteligencia (CIC) y un llamado Cuerpo de la Juventud del Noroeste de la derecha (NWY), que era un grupo fascista.

El CIC y el NWY fueron movilizados para aterrorizar y ‘reorientar’ a los partidarios del movimiento del Comité Popular. Aquellos que se resistieron a la ‘reorientación’ fueron asesinados, por lo general brutalmente.

Según la información recibida, el NWY “destripó a mujeres embarazadas, clavó sus bayonetas en los cuerpos de los bebés, incendió las casas de la gente y sacó los cerebros de los rebeldes esparciéndolos en el suelo”.

Cientos de mujeres fueron violadas en serie, a menudo frente a los aldeanos y luego, después de introducirlas una granada en la vagina y arrancaron la anilla que provoca la explosión”.

LOS CRÍMENES EN LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN NAZI ERAN SIMPLES CARICIAS COMPARADOS CON LAS ATROCIDADES COMETIDAS EN COREA DEL SUR CONTRA LOS MOVIMIENTOS POPULARES PROGRESISTAS

Estas y otras muchas atrocidades ocurrieron con el pleno conocimiento del gobierno y el presidente de los EE.UU., ya que formaban parte de una campaña deliberada de terror contra el movimiento de los Comités Populares.

Es comprensible que en 1948 los pobladores de la isla de Cheju se levantaran para resistir esta violencia patológica. Se rebelaron, principalmente contra la policía. El régimen de USA / Rhee respondió con una masiva campaña de contrainsurgencia, incluso utilizando a los derrotados oficiales y soldados japoneses para ayudar a aplastar a los insurgentes.

Las aldeas fueron indiscriminadamente quemadas y destruidas; miles de civiles fueron masacrados. En agosto de 1949, el movimiento Comité Popular había sido eliminado para deleite de los gobiernos de EEUU y Corea del Sur.

Más del 70% de los pueblos de la isla habían sido arrasados. Se calcula que entre 30.000 y 60.000 isleños murieron, muchos de ellos asesinados a sangre fría, provocando un éxodo de 40.000 isleños que huyeron del país.

Después de la derrota del Comité Popular, la Isla de Cheju fue “ocupada” por los fascistas del CIC y el NWY, quienes continuaron tratando a los isleños restantes con notable desprecio y crueldad.

Este reinado de terror, dirigido por Estados Unidos (a través de Corea del Sur, no sólo en la isla de Cheju) tuvo lugar entre 1945 y 1949, antes de que comenzara la Guerra de Corea (en 1950).

Durante ese siniestro período, alrededor de 100.000 personas de Corea del Sur (en su mayoría personas de izquierda de pensamiento progresista) fueron asesinadas por las fuerzas USA / Rhee.

MÁS DE 100.000 CIVILES DEL SUR DE COREA FUERON SISTEMÁTICAMENTE ASESINADOS POR LOS GRUPOS FASCISTAS QUE PROTEGIERON EL GOBIERNO DE EE.UU. Y SU LACAYO SYNGMAN RHEE

Eso nos lleva a 1950, cuando comenzó la Guerra de Corea. Ese año, todo el sur de la península estaba controlado por el gobierno de EEUU y las mesnadas de Syngman Rhee. La mayoría de los líderes de Corea del Sur eran antiguos colaboradores de Japón.

De hecho, en 1950, los Estados Unidos habían alistado al Japón como aliado en su guerra contra la RPDC. Tras haber eliminado al movimiento del Comité Popular, era el momento de acabar con los ‘comunistas’ del Norte, dirigidos por Kim Il Sung.

No se sabe con certeza quien hizo el primer disparo y de dónde partió la primera bala, pero nada más comenzar aquel año de 1950, la fuerza militar y popular de la RPDC era muy superior a la del Sur.

Esto alarmó a los Estados Unidos, cuyo gobierno impulsó el envío de tropas estadounidenses a aquella península, para “salvar heroicamente al pueblo coreano (y al resto de Asia) del comunismo”.

Una vez que el Imperio entró en la Guerra de Corea, su objetivo no fue otro que arrasar completamente el norte de aquel país. El gobierno de Truman había decidido atacar sin importarle la muerte de los civiles que cayeran en el conflicto.

Así, los estadounidenses lanzaron 32.000 toneladas de napalm sobre el pueblo norcoreano. Ciudades enteras fueron destruidas. El 75% de Pyongyang fue afectado por aquellos artefactos de muerte. Incluso se barajó la posibilidad de repetir los atentados nucleares de Hiroshima y Nagasaki en el norte de Corea.

Truman, deliberadamente, ordenó el envío de varios bombarderos B-29 que sobrevolaron el norte del país arrrojando bombas de TNT, para que los habitantes creyeran que eran “pequeñas bombas atómicas” y provocar una masiva huida de aquella región.

Cada vez que caía una bomba, los norcoreanos no estaban seguros de si esos aviones estaban a punto de dejar caer de sus panzas un arma de destrucción atómica y letal.

Truman podría haber logrado sus propósitos, de no ser por la intervención de Mao Tse Tung. El líder chino no estaba dispuesto a semejante atropello y en 1953 se firmó un Acuerdo de Armisticio, para poner fin a las hostilidades y crear un zona desmilitarizada que aún persiste.

Este alto el fuego sólo representaba un acuerdo de cesación de las hostilidades, no un tratado de paz o un fin oficial de la guerra, porque la guerra de Corea nunca se terminó oficialmente. Ha continuado en un estado de suspenso desde entonces.

Los Estados Unidos lo han preferido de esa manera, porque así justifican las numerosas bases militares en el Sur y permite que Washington tilde continuamente, desde hace 64 años, como “amenaza existencial” a la castigada RPDC.

Hoy resulta de un sarcasmo feroz que los gobiernos de EEUU y Corea del Sur permitan que se haya continuado enviando B-29, aunque de manera intermitente, como amenaza atómica hacia el Norte, pero obviamente sin dejar caer bombas, ni siquiera ficticias, para recordar a los habitantes de la RPDC que EE.UU. podría aniquilar ese territorio cuando le viniera en gana.

Por ello, resulta lógico que la RPDC nunca haya podido relajarse en este sentido. Tiene la obligación de permanecer vigilante. Ha sentido la necesidad primaria de desarrollar una protección acorde con el el armamento del enemigo norteamericano.

LA REPÚBLICA POPULAR DEMOCRÁTICA DE COREA TIENE LA OBLIGACIÓN Y EL DERECHO DE PROTEGERSE DE LAS AMENAZAS, Y DE LA DEMOSTRADA BRUTALIDAD, DE LAS FFAA DE EE.UU. Y DE SUS DIRIGENTES

Después de lo dicho, si es preciso, podemos plantearnos la cuestión de quiénes son los ‘buenos’ y quiénes los ‘malos’. Según los Estados Unidos, las personas que se sentían atraídas por el movimiento del Comité Popular eran peligrosos, tanto que necesitaban ser aterrorizados y asesinados por miles.

Según los EE.UU., los ‘comunistas’ de la RPDC eran los malos, entre ellos Kim Il Sung, que había dirigido la resistencia contra el despiadado reinado de terror japonés (1910-1939).

Según los Estados Unidos, Rhee era un buen tipo, al igual que cualquier miembro de la élite surcoreana, financiera y políticamente poderosa, la mayoría de los cuales habían colaborado con los japoneses durante la brutal ocupación de Corea y Manchuria por parte de Japón.

Según los Estados Unidos, la despiadada CIC y el movimiento neofascista NWY eran los buenos en la isla de Cheju.

Visto lo cual, es más que comprensible que el pueblo norcoreano, que apoyó a Kim Il Sung y a sus sucesores, no crea que los Estados Unidos son los buenos en esta sangrienta historia. Es más natural que teman y desconfían del imperio yanqui.

Hoy en día, el pueblo estadounidense (y el europeo) asumen (como lo hicieron en 1950) que Estados Unidos estaba en el lado “correcto” en aquella guerra y en todas las que ha emprendido desde entonces.

Y por consiguiente, asumen que la RPDC era (en 1950) un imperio malvado y lo sigue siendo con Kim Jong-Un. Según la “comprensión” made in USA, la RPDC es uno de los países más malvados, si no el más siniestro, de la tierra.

Se la señala como una dictadura despiadada, en la que no hay libertades, ni derechos humanos, sino sufrimiento, hambre, miedo, tortura y muerte (para los que disienten).

LA AGRESIVIDAD, LA CRUELDAD, EL RACISMO Y EL CRIMEN NO SON ASIGNATURAS EN LA RPDC,. PERO SÍ EN EEUU

La percepción es que la adoración del pueblo coreano de Kim Jong Un (y su padre y abuelo) se debe únicamente al lavado de cerebro, al miedo, al engaño o combinaciones varias sobre el temor. Los medios periodísticos difunden la idea de que Kim Jong Un es poco menos que un enloquecido psicópata y representa una amenaza existencial para los Estados Unidos.

Si intentáramos pensar, siquiera por diez minutos, desde el punto de vista opuesto, es decir, desde la mentalidad de un coreano que vive en el Norte, es probable que concluyamos que en lugar de emprender una guerra nuclear para aniquilar al pueblo norcoreano, los Estados Unidos deberían, por lo menos, examinar críticamente su comportamiento militar durante los últimos 72 años.

Por lo menos, el pueblo estadounidense debería considerar otra hipótesis sobre la RPDC que difiera de una narrativa oficial, que han aceptado como verídica.

Debería considerar, por ejemplo, que tal vez, de alguna manera, el pueblo norcoreano, como grupo, ha comprendido profundamente y tiene en gran aprecio el concepto del “deber natural” que defendieron José Martí, Che Guevara y Víctor Hugo, algo que la mayoría de los estadounidenses  desconoce porque jamás lo han sentido.

En el corazón de la filosofía social de José Martí, Che Guevara y Víctor Hugo está plasmada la idea de que el ‘verdadero objetivo en la vida’ es seguir el camino del Deber Natural y que las mayores satisfacciones en la vida provienen de seguir ese camino -de ‘estar en el Deber’, estar disponible y ser capaz de ayudar a nuestros semejantes.

MARTÍ, HUGO Y GUEVARA DEFENSORES Y PRACTICANTES DEL “DEBER NATURAL”

Por ‘Deber’, Martí, Guevara y Hugo entendían un Deber médico, no un deber arriesgado y culpable, sino un regocijante deber natural.

Ellos sugirieron que celebremos y disfrutemos el hecho de que una gran parte de la Naturaleza Humana anhela una capacidad natural y libre de fluir, conduciendo al deseo de seguir el camino del Deber Natural, el camino de cuidar a los demás.

Los buenos médicos regularmente ponen en práctica la edificante postura de mantenerse atentos, de estar en guardia.

Los buenos galenos aprecian el privilegio de ser entrenados y se que se les dé la oportunidad de demostrar cómo se debe vigilar la salud.

Los buenos doctores no están motivados por un sentido de obligación dominado por el dinero, que impuesto desde dentro y o por fuera, ‘les obligue’ a ayudar a los pacientes-

Los buenos médicos están naturalmente inclinados a ayudar a los pacientes por mera solidaridad. Forma parte del flujo natural de sus corazones, mentes y vidas.

La experiencia de estar de servicio aporta significado y satisfacción a sus vidas, y aprecian que la Medicina les haya brindado la oportunidad de practicar lo mejor de su naturaleza humana.

Tal vez el pueblo norcoreano haya recogido ese mismo concepto, que le ha llevado a  entender y practicarlo de manera espontánea.

Tal vez estén consagrados voluntariamente al ideario Martí-Guevara-Hugo, porque han reconocido que la participación en tal Deber es la experiencia más satisfactoria en la vida.

Tal vez el pueblo norcoreano haya comprendido el concepto del Deber Natural en un grado mayor y más amplio que cualquier sociedad en la Tierra, tal vez incluso en la Historia.

EL PUEBLO NORCOREANO NO HA OLVIDADO LAS BRUTALIDADES COMETIDAS POR LOS EE.UU. Y LAS MESNADAS FASCISTAS DE SUS VECINOS DEL SUR EN LA GUERRA DE 1950

Tal vez el pueblo norcoreano haya descubierto de algún modo que la participación en la construcción de su patria consiste en defender unos sistemas públicos gratuitos de atención de la salud, educación y economía sostenible, diseñados para satisfacer las necesidades humanas.

Tal vez el pueblo norcoreano, incluyendo sus líderes, se han concentrado en crear grandes oportunidades para que la gente descubra y practique el verdadero objetivo de la vida, que es la devoción al Deber Natural, la devoción al cuidado de los demás y han encontrado que esto es mucho más placentero para la vida, individual y colectiva, que convertirse en empresarios o ser explotados por patrones y jefazos.

Tal vez los norcoreanos, cada uno a su manera, han aprendido a apreciar ‘mantenerse en guardia’, de la misma manera que la práctica totalidad de los médicos y enfermeras han aprendido lo edificante y satisfactorio que resulta ayudar a otros seres humanos.

Tal vez los norcoreanos hayan descubierto lo que los Comités del Pueblo de Cheju entendieron de manera intuitiva que es más satisfactorio cuidar el uno del otro que cuidarse uno mismo, que se duerme con más serenidad tras haber recorrido el camino del Deber Natural, que es más agradable que seguir la senda del interés propio.

LOS LÍDERES DE LA RPDC SON ADEMÁS, SÍMBOLOS DE UNA FORMA DE VIVIR EN PAZ Y SOLIDARIDAD

Qué hermoso imaginar a esa sociedad del Norte de la Península de Corea, formada por personas que comprenden y practican con entusiasmo el concepto del Deber Natural (de ‘estar en guardia y de guardia’) sugerido por José, Ernesto y Víctor y ejemplificado por tantos y tantas trabajadores/as de la sanidad, la educación, la cultura, la enseñanza, durante muchas décadas.

Tal vez, cuando se vea a la gente de la RPDC en manifestaciones masivas de homenaje a sus líderes, sean capaces todos los pueblos del mundo, de pensar que esas personas están rindiendo su más profundo homenaje y agradecimiento a quienes les han enseñado la belleza del Deber Natural.

Tal vez es que consideran que su líder es incluso un símbolo, con el que ese compromiso hacia los demás está asegurado para las nuevas generaciones.

Tal vez aprecian particularmente el hecho de que Kim Il Sung, arriesgando su vida durante decenios para resistir las brutales ocupaciones japonesas y norteamericanas, procedió a desarrollar una sociedad que se basa en el Deber Natural y su pueblo la puso en práctica.

Tal vez aprecian el compromiso de Kim Jong Un de proteger y perpetuar esa sociedad.  Tal vez el pueblo norcoreano se sienta maravillosamente libre, precisamente por su comprensión y práctica del deber natural.

Tal vez esa comprensión ha dado como resultado que sean personas tan auto-motivadas y altruistas como nuestros mejores médicos, enfermeras y maestros -que no necesitan que se les diga o se les obligue a hacer lo que sus inclinaciones naturales y solidaridad natural les guían a hacer.

Tal vez, la RPDC sea por tanto la sociedad más libre, amorosa, compasiva, entusiasta y emocionalmente sana de la Tierra.

Y, quizás también, el pueblo norcoreano tenga motivos para recelar de los Estados Unidos, porque sabe que si pudieran les aniquilarían sin piedad, como lo intentaron durante los años de la Guerra de 1950-53.

Tal vez los norcoreanos teman que los fascistas dirigidos desde Estados Unidos, como hicieron las mesnadas del CIC y el NWY en la isla de Cheju, violen en serie a sus mujeres y luego las exploten con granadas en sus vaginas.

DOS CRIMINALES SE ABRAZAN EN SEUL: SYNGMAN RHEE Y EL GENERAL MAC ARTHUR

Después de todo, los EE.UU. han cometido crímenes tan atroces en todas sus guerras e invasiones. Y ahora, un Comandante en Jefe racista, como el ignorante y xenófobo Comandante en Jefe Americano durante la Guerra de Corea, amenaza con atacar a la RPDC ‘con fuego y furia como el mundo nunca había visto’.

La República del Norte no olvida sus sufrimientos en la guerra y tiene presente las amenaza de otra nueva. Por ello, ambos escenarios merecen un elemento de disuasión nuclear, porque es la única manera de protegerse de esa crueldad que Estados Unidos ha exhibido muchas veces, no sólo antes y durante la Guerra de Corea, sino en decenas de naciones.

La hipótesis norteamericana es que la RPDC es la sociedad más malvada y opresora de la tierra, dirigida por un dictador despiadado.

¿Qué hipótesis está más cerca de la verdad? ¿Qué país representa hoy la mayor amenaza para la humanidad y el medio ambiente?

¿Qué personas entienden el verdadero objetivo de la vida? ¿Qué personas tienen la mejor comprensión del deber natural y la importancia de él? ¿Qué país está en el buen camino?

LA RPDC NO CAERÁ AUNQUE LLUEVAN LAS SANCIONES DE EE.UU. Y CHINA

¿Tal vez la hipótesis norteamericana esté más cerca de la verdad?. ¿Tal vez la historia de Corea antes mencionada es inexacta?. ¿Acaso la verdad está en algún lugar entre estas dos hipótesis y entre la historia anterior y la narrativa estadounidense aceptada?.

Un buen médico no prescribe quimioterapia peligrosa ‘para el cáncer’ sin antes probar la hipótesis de que el paciente realmente tiene cáncer. Eso sería negligencia. Y, sin embargo, Estados Unidos está amenazando con un ataque nuclear al presunto ‘cáncer’ norcoreano, sin siquiera plantearse seriamente todo lo que hicieron en aquel país.

En lugar de lanzar bombas nucleares sobre la RPDC, ¿no deberíamos, primero, estudiar esa historia y debatir las hipótesis anteriores? Eso es lo que hacen los médicos. Así es como los especialistas en medicina corrigen sus errores y evitan cometer más equivocaciones.

El pueblo estadounidense tiene muchas deudas con el mundo y una especialmente con la RPDC, con la Humanidad y con este planeta del sistema solar.

El pueblo de EEUU tiene el deber de conocer la historia completa de la Guerra de Corea y detenerse a pensar, siquiera diez minutos, como un ciudadano de la RPDC, en lugar de aferrarse al punto de vista americano y perpetuar las aberraciones que se dicen sobre ese país del Norte de la Península.

Nota.– Este análisis se basa fundamentalmente en el excelente libro del profesor universitario Bruce Cumings titulado “La Guerra de Corea: Una historia” publicado por Modern Library en 2011.


Falsificar la historia no es tan difícil: hay que controlar el poder mediático para inventar fábulas o ficciones con el fin de demostrar lo inexistente y manejar los mecanismos para callar al contradictor.

Y SEGUIRÁ PERDIENDO HASTA QUE EL IMPERIO ESTADOUNIDENSE COLAPSE DEFINITIVAMENTE Y EL MUNDO INICIE UNA ETAPA DE PAZ Y SOSIEGO

Así, la irrealidad se convierte en verdad por arte de prestidigitación y las pantallas pueden mostrar un vencedor cuando en efecto ha perdido. Las confrontaciones son un buen ejemplo.

La guerra no es un proyecto simplemente militar, sino integral. Es decir, conjuga el campo económico (bloqueos, manipulación de monedas, impedimento de negociación, etc.), político (golpe parlamentario, uso de las Cámaras, votaciones espurias), mediático (adulteración de la realidad, control de la información, creación de falsos positivos), militar (apoyo armado a la oposición, financiamiento, estrategia de ocupación) y humano (angustias, temores, inseguridades, debilidades, mitificación).

En este sentido, la incesante derrota del régimen estadounidense en las diversas confrontaciones en las que se ha involucrado, ha puesto de relieve la desesperación al no obtener victorias, ya que su estrategia va en contravía del espíritu soberano de los pueblos del mundo que se han alzado ante la opresión de gobiernos transnacionales.

Las guerras perdidas son:

1. Guerra con Venezuela. Considerar la ocupación militar del país indica que no ha dado resultado toda la estrategia de desestabilización y agresión al pueblo venezolano durante 17 años, manifestada claramente desde el golpe de Estado fracasado a Hugo Chávez. La posición de China y Rusia considerando inaceptable la intervención armada es fehaciente.

2. Guerra con Siria. Actualmente, el Ejército Árabe Sirio y sus aliados han reconquistado gran parte del territorio y liberado al pueblo, lo que legitima al presidente Bashar al Assad.

Sus esfuerzos por ocupar la nación y fragmentarla hasta este momento han resultado infructuosos, pues el contingente mercenario, Daesh (Estado Islámico) y Al Qaeda, va en declive.

3. Guerra con Irán. Desde la revolución islámica iraní en 1979, apoyada por el pueblo, se ha tratado por todos los instrumentos posibles de destruirla. El acuerdo nuclear con el G5+1 fue un revés inmenso que aún no es asimilado. La cohesión interna y valentía para enfrentar al adversario es admirable.

4. Guerra con Rusia. Nada ha resultado para desestabilizarla y las sanciones, además de la esgrimida “amenaza rusa”, no han logrado permear al Gobierno. En estos momentos, el proceso de integración y relaciones con esta nación por parte de muchos países consolida el triunfo.

5. Guerra con China. Los intentos de violar las fronteras del país asiático se han encontrado con una fuerte respuesta y las amenazas simplemente quedan en la retórica, pues se enfrenta a un gigante que no le teme y, aún más, lo asusta.

6. Guerra con Corea del Norte. La supuesta guerra nuclear y amenaza a la seguridad de EE.UU. es un mito que no ha fructificado y la escalada militar no cuenta con el respaldo popular ni de Japón, ni Corea del Sur, quienes asumirían los costos materiales y humanos.

Lo más probable es que pierda la guerra mediática y no pueda enfrentarse a Kim Jong-un. No habrá guerra si una decisión suicida u obsesiva compulsiva queda fuera de este espectro.

7. Guerra con Yemen. Este empobrecido país con brote de cólera ha resistido a la agresión de la coalición árabe apoyada por EE.UU. y, en este momento, ya ataca las fronteras de Arabia Saudita causando bajas. El Gobierno sigue incólume y luchando contra los invasores.

8. Guerra con Ucrania. El golpe de Estado dado contra su presidente legítimo ha finalizado en la partición del país permitiendo que una gran zona se declare independiente, lo que destruyó las aspiraciones de hacerse con todo el territorio. La pérdida de Crimea ha sido un extraordinario impacto.

9. Guerra con Afganistán. Lo que establecieron como un dominio rápido se ha convertido en la sepultura de sus soldados enviados erróneamente a un lugar que no debieron arrasar. Hoy existe una autoridad y fuerzas que rechazan totalmente al régimen estadounidense.

10. Guerra con Irak. Pese a que persisten los intentos de fragmentar el territorio apoyando la autonomía kurda, el triunfo sobre el takfirismo ha hecho fuerte la unidad iraquí. Al Abadi ha legalizado a las fuerzas que lo apoyan y descartado a la Coalición como un factor liberador.

También habría que mencionar sus fracasos en El Líbano, Palestina, sin olvidar el reciente intento de golpe de Estado fallido en Turquía, lo que permite concluir únicamente ha provocado en el planeta caos y dolor, sin ninguna esperanza de presente o futuro, solamente temor y terror de muerte.

Ha ganado algunos eventos, aunque casi todos espurios, como son el derrocamiento de los mandatarios legales de Honduras, Paraguay y Brasil, las elecciones en Argentina con Macri, entre otros, lo que no obsta para considerar que el régimen estadounidense se acostumbró a guerras con fracasos e inconclusas. Ello no significa que se detenga en sus afanes expansionistas en contra de la Humanidad.

Da la impresión que, más temprano que tarde, las grandes avenidas donde pase un ser humano libre y feliz, será posible en la medida que los intereses de élites descarnadas sean puestas en evidencia y desarmadas. Así debe ser.

https://actualidad.rt.com/opinion/carlos-santa-maria/247712-diez-guerras-perdidas-eeuu-siglo


En el año 1598, La Habana solo tenía dos farmacias, que en esencia vendían remedios criollos y productos españoles, muchas veces vencidos.

Más de doscientos años tendrían que pasar para que esta realidad cambiara y Cuba tuviera un patrimonio farmacéutico.

Tres de las farmacias más importantes de entonces llegan hasta nuestros días sin perder su esencia, y aún funcionan.


Con la presencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, quedó inaugurado hoy en La Habana el Memorial de la Denuncia, un espacio donde el público puede interactuar, mediante la tecnología y otros recursos, con gran parte de la historia nacional posterior a 1959.

En el acto, participaron además, Ena Elsa Velázquez Cobiella, Ministra de Educación, y otros dirigentes del Ministerio del Interior (MININT), representantes del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, de las organizaciones políticas y de masas y otros invitados.

El recinto, abierto de martes a sábados en el horario de 9:30 A.M. a 5:00 P.M. y ubicado en 5ta. avenida y 14 en el capitalino municipio de Playa, cuenta con seis salas: “La CIA y otros servicios de inteligencia”, “La guerra mediática”, “Terrorismo de Estado”, “Manipulación política del tema migratorio”, “La guerra económica” y “Nuestra fuerza es la fuerza del pueblo”, en las que los visitantes podrán acercarse a monografías, documentos, testimonios, multimedias, etc.



Desde hace más de cincuenta años todo español ha sido educado en una verdad absoluta: el rey, nuestro rey, es el primer defensor de la patria.

Culto y refinado, pero sencillo y campechano; padre y marido ejemplar; defensor de las más nobles causas sociales y ecológicas; honesto, decente y demócrata, ajeno e incólume al mal gobierno; virtuoso entre los virtuosos paladines de la Constitución.

Sin embargo, más allá de una publicitada estrategia institucional, la realidad se nos ofrece más oscura y menos virtuosa.

La historia de Juan Carlos I de España está llena de silencios incómodos que pocos se atreven a desvelar.

Esta polémica y abrumadora obra ofrece el más completo y descarnado relato biográfico del que fuera rey de España hasta 2014.

Elegido y educado para ser rey por Franco, defensor de la herencia política del dictador, garante del statu quo institucional a lo largo de cuarenta años, esta vibrante e incómoda obra no silencia ninguna parcela de su vida y reinado; ni sus negocios millonarios, ni sus poco edificantes círculos de amistades, ni su ajetreada vida sentimental, ni tampoco su participación en alguno de los hitos más siniestros de la historia reciente como el intento de golpe de Estado del 23F.

Una lectura tan perturbadora como imprescindible.


La cobertura mediática y política dedicada a la memoria del que fuera concejal del PP, Miguel Ángel Blanco, no tiene parangón con los minoritarios homenajes que se ofrecen a otras víctimas de la organización armada ETA, del GAL, del GRAPO o de los numerosos grupos de asesinos nostálgicos de Franco y la Falange.

Se supone que el dolor de las familias ante la pérdida de un allegado, es el mismo, aunque los responsables de tales muertes violentas son tratados, mediática, política, policial y judicialmente, bajo un baremo completamente diferente.

La guerra sucia contra ETA (que no era sino terrorismo de estado, puro y duro) originó decenas de víctimas (¿verdad, Felipe González Gal?) a las que rara vez la prensa española dedica comentarios y menos aún editoriales.

Los cada día más deshonestos diarios, emisoras de radio y TV, exhiben una doble y miserable moral, un irrespeto a la deontología profesional que contagia a los partidos políticos, cuyos líderes aparecen en “sentidos y emotivos” homenajes como el dedicado a Blanco, abandonando, casi en la clandestinidad, los actos en memoria de otras víctimas, como el diputado de HB Josu Muguruza o el parlamentario, también de Herri Batasuna, Santi Brouard.

La hija del primero, Ane Muguruza, asesinado en Madrid el 20 de Noviembre de 1989 por la ultraderecha franquista, decía hace unos años: “No es justo atrincherarse en imperativos éticos” que pretenden  “un relato moral” de lo ocurrido, sin una radiografía completa de todo lo sucedido”.

Las mesnadas neofascistas pasean libremente por las calles del reino borbónico, recibiendo ayudas económicas del estado, mientras sus miembros, condenados por hechos semejantes, no merecieron la misma pena que quienes aún siguen presos en cárceles situadas a cientos de kilómetros de su domicilio y de la residencia de sus familiares.

Una repugnante violación de los derechos humanos más elementales, perpetrada por parte de los herederos de la ideología neonazi que todavía hoy apesta en el PP, donde pese al abandono de las armas y a la renuncia definitiva de sus acciones, decretadas por Euskadi ta Askatasua, blasonan de un odio tan visceral y paralelo como el apoyo de toda índole que prestan a los terroristas venezolanos, causantes de más de 120 muertes violentas.

Ni buscan equidad en el trato a la memoria de las víctimas, ni diseñan escenarios para una verdadera paz social. Los Populares, con la ayuda del PSOE y el Club de Fans de Pablito, alientan a que ese doble rasero permanezca enhiesto, diferenciando entre unas y otras muertes, como demuestran las escasísimas sentencias contra neonazis y las que se imponen a los militantes antifascistas.

Todo ello constata una verdad indiscutible: la justicia en España no es igual para todos. Ni mucho menos. Esa frase escrita en la Constitución es la Gran Mentira porque “no todo está perdonado, ni olvidado”, porque los culpables de cientos de miles de muertes, homicidios, asesinatos, robos de bebés y torturas, nunca fueron procesados.

El día que el Parlamento y el Senado español, junto a los medios informativos y ayuntamientos del estado, rindan homenaje a las víctimas del terrorismo franquista, a los Abogados de Atocha, a Josu Muguruza y Santi Brouard, a Yolanda González, a Arturo Ruiz, Rosario Arregui, José Ramón Ansa, Aurelio Fernández Cario, José Luis Alcazo, Tomás Alba Irazusta, Ana Teresa Barrueta, Arturo Pajuelo Rubio y así hasta más de 500 víctimas de la ultraderecha española, podrán convencerme de que se ha abierto un camino hacia la reconciliación.

Mientras tanto, a otro perro con ese hueso.


Hay países entre los cuales el devenir de la historia acaba tejiendo lazos más hondos y más duraderos que los de la diplomacia. El caso de Cuba y la Unión Soviética es, en este sentido, paradigmático.

Mucho ha llovido desde la desaparición de la URSS, pero en la isla sigue habiendo cubanos y ex soviéticos, entre los que esa relación tiene la impronta de lo cordial, de lo entrañable, de lo que no se marchita, por mucho que uno viva y al margen del curso que tome el mundo.


Nada que objetar contra esta decisión parlamentaria, aunque no sirva absolutamente para nada, ya que las víctimas de los procesos franquistas, los magistrados que firmaron las sentencias y las autoridades que las ejecutaron, ha muerto casi en su inmensa mayoría.

Pero igualmente resalta que el PP catalán haya votado esta vez de forma afirmativa, en nombre de “la reconciliación y del reconocimiento a las víctimas“.

La proposición de ley autoriza al Archivo Nacional de Catalunya a elaborar un listado de condenados, es decir, hacer un registro de los más de sesenta mil procesos que tuvieron lugar en Catalunya desde 1938 hasta 1978.

La justicia, si llega tarde, no es tal y menos si el PP se lava la conciencia en ella.


La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet en Chile (1973-1990) cumplieron un año marchando cada viernes frente al Palacio de la Moneda para exigir castigo a los responsables.

Asimismo los manifestantes instaron a los precandidatos presidenciales a firmar un documento en el que se comprometan a castigar los represores.


Parece una paradoja, pero han sido de nuevo los archivos de los servicios secretos occidentales los que se han encargado de sacar a la luz el miserable papel jugado por un sector de la intelectualidad progresista occidental en el curso de la guerra fría.

Cuenta el historiador argentino Pablo Pozzi, en un artículo recientemente publicado, que una vez más ha sido la aportación de documentos desclasificados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la que ha vuelto a poner en tela de juicio la integridad  y  respetabilidad de un número de intelectuales,  que se auto-ubicaban en la izquierda francesa de las décadas de los 50,60 y 70  del pasado siglo.

El documento de la CIA está encabezado por un llamativo título: “Francia: la defección de los intelectuales de izquierda“.

En esta ocasión,  han sido los servicios de la Inteligencia norteamericana los que han asumido como suyo, el papel de dar a conocer algunas de las funciones ejecutadas durante la “guerra fría”, por unos  intelectuales a los que no pocos tenían  por “progresistas e independientes”

LA “LIBRETITA” DE GEORGE ORWELL

La indiscreta revelación de los auténticos nombres  de los Judas, así como de la cuantificación de los denarios que cobraron, no fue obra exclusivamente de la Agencia  americana.

Desde hace ya años, la inteligencia británica – el M16, concretamente – dió también a conocer los servicios prestados por algunos de sus colaboradores más estrechos.

Tal fue el caso de un miserable“chivato”, que tenía como principal afición ir anotando en una libretita de tapas negras, los nombres de aquellos intelectuales británicos y estadounidenses que  él consideraba compañeros de viaje, testaferros del comunismo o simpatizantes”.

Hasta 125 nombres  de escritores y artistas llegó a contener la “libretita”   de este despreciable delator. En su lista figuraban desde John Steimbeck a Charles Chaplin, pasando por Orson Welles y Bernard Show. El soplón fue nada menos que el todavía admirado  escritor británico Georges Orwell.

El autor de Rebelión en la granja, además de recibir el apoyo de todo tipo de recursos económicos por parte de la CIA, simultaneaba sus inconfesables canonjías con la delación detallada y sistemática de aquellos intelectuales que se negaban a plegarse a los designios ideológicos de los intereses de los Estados Unidos. 

Ha  sido preciso que transcurrieran más de 50 años para que  lográramos conocer  la oculta afición de este alcahuete .

MICHEL FOUCAULT, JACQUES DERRIDA Y JACQUES LACAN

Es cierto que no todos los servidores directos o indirectos de la CIA procedieron como George Orwell, aunque como él  fueran igualmente receptores de la ayuda encubierta de la Agencia.

El documento ahora desclasificado se refiere particularmente a los intelectuales aglutinados alrededor de la Revista Annales, la Escuela de Altos Estudios y a personajes como Michel Foucault, Jacques Derrida y Jacques Lacan.

Pero, no obstante, los procedimientos sugeridos por la CIA a sus agentes fue una práctica habitual de esa institución del espionaje estadounidense a lo largo de años.

El documento en cuestión indica, además, cuáles deben ser las tácticas y estrategias para generar un ambiente intelectual antimarxista a partir de influenciar a los intelectuales posmarxistas y a los críticos del Partido Comunista francés.

La CIA constata en su análisis que «durante las protestas de mayo-junio de 1968 […] muchos estudiantes marxistas miraban hacia el PCF para liderazgo y la proclamación de un gobierno provisional, pero la dirección del Partido Comunista Frances  trató de aplacar la revuelta obrera y denunció a los estudiantes como anarquistas».

Fue a partir de ese momento cuando apareció en Francia la corriente llamada de los «Nuevos Filósofos» que, desilusionados con la izquierda, «rechazaron su alianza con el PCF, el socialismo francés, y las premisas básicas del marxismo».

La cuestión es que la CIA consideraba a la nueva hornada de intelectuales“posmarxistas” como más rentables para sus propósitos en su batalla ideológica contra el socialismo, que  aquellos otros sectores de la intelectualidad francesa, como Raymond Aron, que habían perdido su prestigio por su indisimulado apoyo al fascismo durante la Segunda Guerra Mundial

MARC BLOCH, LUCIEN FEBVRE Y FERNAND BRAUDEL

No ocurría lo mismo con aquellos otros intelectuales, considerados como“demócratas” e, incluso, como “marxistas independientes” .

Estos últimos resultaron ser infinitamente más útiles en su crítica al comunismo que la antigua  intelectualidad  gala, ampliamente desprestigiada y enfangada por sus compromisos con el gobierno de Petain y su colaboración con los nazis.

Con toda clarividencia, el documento de la CIA -cuyo original adjuntamos a este artículo – constata un hecho realmente significativo, que recoge Pablo Pozzi   del documento descatalogado :

 «Entre los historiadores franceses de la posguerra, la influyente escuela vinculada con Marc Bloch, Lucien Febvre y Fernand Braudel ha avasallado a los historiadores tradicionales marxistas. La escuela de Annales, como es conocida por su principal publicación, ha dado vuelta la investigación histórica francesa, principalmente desafiando primero, y rechazando después, las teorías marxistas del desarrollo histórico. Si bien muchos de sus exponentes pretenden que están dentro “de la tradición marxista”, la realidad es que solo utilizan el marxismo como un punto crítico de partida […] para concluir que las nociones marxistas sobre la estructura del pasado –de relaciones sociales, del patrón de los hechos, y de su influencia en el largo plazo– son simplistas e inválidas.»

«En el campo de la antropología, la influencia de la escuela estructuralista vinculada con Claude Lévi Strauss, Foucault y otros,ha cumplido esencialmente la misma función. […] creemos sea probable que su demolición de la influencia marxista en las ciencias sociales perdure como una contribución profunda tanto en Francia como en Europa Occidental.»

No deja de resultar curioso que el documento de la CIA, ahora descatalogado, agradezca de paso a Foucault y a Lévi Strauss  que recuerden las sangrientas tradiciones de la Revolución Francesa» y que el objetivo de los movimientos revolucionarios no era tanto la profunda transformación social y cultural de una sociedad, sino más bien el poder. 

Consecuentemente, según el documento, la teoría francesa posmarxista realizó una contribución inapreciable al programa cultural de la CIA, que intentaba mover a los intelectuales de izquierda hacia la derecha, mientras desacreditaban el anti imperialismo y el anti capitalismo, permitiendo la creación de un ambiente intelectual donde sus proyectos podían ser llevados a cabo sin ser molestados por un serio escrutinio intelectual.

La verdad es que el documento que nos está sirviendo de referencia, no es novedoso.  Ya la investigadora británica Frances Stonor Saunders indicó en su voluminoso y documentado  libro La CIA y la Guerra Cultural “,  cuáles eran las   armas que la inteligencia americana utilizaba en su batalla ideológica en contra del socialismo.

La propia Stonor Saunders indicaba que la CIA tenía más preferencia por los “marxistas reconvertidos” que por aquellos intelectuales caracterizados por su conservadurismo ideológico o por sus posiciones políticas derechistas.

Y otro dato interesante. La promoción pública de este tipo de intelectuales contó siempre con abundantes recursos económicos, compromisos editoriales, medios de comunicación y dignidades académicas, casi todos ellos cocinados en los laboratorios de la CIA.

El documento describe cómo fue que las obras de personajes como André Glucksmann y Bernard Henri Levy, llegaran a convertirse en auténticos best sellers mundiales.

La Agencia de inteligencia norteamericana  adquirió, por ejemplo, miles de ejemplares de las obras de Hannah Arendt, Milovan Djilas, y Isaiah Berlin para su posterior promoción .

Cuenta Pozzi en su artículo que las citadas regalías fueron completadas con viajes, becas, subsidios, y una cantidad importante de seminarios internacionales destinados a promover tanto la visión de Annales como el estructuralismo de Claude Lévi Strauss.

Pablo Pozzi  concluye que cuando   los intelectuales de izquierda no encontraban recursos para hacer avanzar o publicar sus investigaciones, se les trataba de forzar a aceptar el orden establecido, a través de la adopción de  modas intelectuales hegemónicas, que les permitiera la posibilidad de encontrar un empleo. En opinión de Pozzi , el resultado de esta componenda fue el debilitamiento del pensamiento de izquierdas.

Pero, transcurridas décadas después de  aquellos pasajes bochornosos de la historia de la intelectualidad “progresista” europea , ¿alguien se atrevería a  asegurar que  aquello  solo fue un trágico recuerdo del pasado?

EL EXTENSO LIBRO DE FRANCES STONOR SAUNDERS  “LA CIA Y LA GUERRA FRÍA CULTURAL”  SE PUEDE DESCARGAR  GRATUITAMENTE PULSANDO AQUÍ

http://canarias-semanal.org/not/20591/la-cia-descataloga-los-documentos-de-su-colaboracion-con-intelectuales-progresistas-/


A cuatro décadas de haber terminado la dictadura de Francisco Franco, en España, la ciudadanía de ese país se expresa, en redes sociales, para recordar a las víctimas del franquismo, así como para decir que las primeras elecciones democráticas en esa nación no representaron el fin de la impunidad.


Este 26 de junio se cumplen 15 años de la Masacre de Avellaneda, el asesinato de dos manifestantes a manos de la Policía durante una protesta social en Buenos Aires.

Los familiares de las víctimas y las organizaciones de derechos humanos les rinden homenaje y exigen justicia.

La tragedia fue el detonante que hizo que el Gobierno del entonces presidente Eduardo Duhalde adelantase las elecciones presidenciales.


Dentro de unos meses, concretamente el domingo 26 de noviembre, habrá elecciones generales en Honduras, el corazón de Centroamérica. Un país que ha entrado en una espiral de violencia política desde el golpe de Estado ejecutado con apoyo estadounidense el 28 de junio de 2009.

TRAS EL GOLPE DE ESTADO QUE “BENDIJO” LA O.E.A., LLEGÓ LA LEGITIMACIÓN DESDE WASHINGTON Y BRUSELAS. ES LO MISMO QUE QUIEREN HACER EN VENEZUELA. PERO EL EJÉRCITO BOLIVARIANO ESTÁ FORMADO EN EL RESPETO A LA DEMOCRACIA Y NO EN LA VIOLENCIA Y EL CRIMEN, COMO LOS DE EE.UU., HONDURAS, MÉXICO, CHILE, PARAGUAY, BRASIL, ARGENTINA….

Dos estadísticas dan cuenta de esa realidad. Honduras es considerado uno de los países latinoamericanos más peligrosos para el ejercicio del periodismo, con 70 comunicadores asesinados desde el año 2003, lo mismo que más de 120 activistas ambientales, desde 2010.

Analistas e investigadores independientes señalan al Gobierno como el principal responsable en las numerosas violaciones de los derechos humanos en el país.

No obstante, los opositores partidos Libertad y Refundación (LIBRE) e Innovación y Unidad (PINU-SD), conformaron la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, que se enfila detrás de la candidatura de Salvador Nasralla para enfrentar al bipartidismo tradicional encarnado por las agrupaciones Liberal y Nacional.

En principio, el Partido Anti Corrupción (PAC) integró la alianza, pero una polémica decisión de la autoridad electoral hizo que ese partido ahora lleve candidato propio, al separarse de Nasralla, fundador de esa tolda política.

Con el panorama electoral por horizonte, RT entrevistó al derrocado expresidente Manuel ‘Mel’ Zelaya, actualmente diputado al Congreso y líder fundador del partido LIBRE.

RT: ¿La Alianza Opositora puede esperar un resultado transparente en las elecciones de noviembre?

M.Z.: Las elecciones no son trasparentes. En Honduras está montado un fraude electoral horroroso desde el año 2009, cuando Estados Unidos ayudó a la derecha interna a asestar un duro golpe de Estado.

RT: Usted califica de dictadura al actual Gobierno hondureño. ¿Cuáles son sus razones?

M.Z.: Este es un Gobierno autoritario que no acepta la disidencia y persigue a la oposición. Es un Gobierno que ha venido cambiando todo el estamento legal hacia leyes tipo Colombia, Irak, o Afganistán (donde hay una abierta intervención estadounidense).

Este Gobierno violenta todos los derechos ciudadanos y colectivos, pero lo más grave es que guarda silencio ante la presencia de los escuadrones de la muerte. En Honduras se ha militarizado y se ha suprimido el debate nacional, porque el Gobierno controla el 99 % los medios de comunicación.

RT: ¿Por qué no optó a la presidencia de su país?

M.Z.: Porque participar como candidato sería legitimar un proceso de violación a la Constitución hondureña, ya que la reelección (a la que aspira el actual presidente Juan Orlando Hernández) es ilegal (según el artículo 239 de la Constitución de Honduras).

Además, porque el Gobierno no aceptó nuestra propuesta de realizar una consulta popular para que el pueblo hondureño legitimara o rechazara la reelección presidencial.

RT: ¿A qué se debe el apoyo a la candidatura de Salvador Nasralla?

M.Z.: La actual coyuntura política nos obligó a definir una estrategia de unidad. Hemos apostado por la unidad de varias fuerzas políticas frente al fraude y a la dictadura que se armó desde el golpe de Estado de 2009. Apoyamos a Salvador porque él tiene la popularidad para enfrentar esta campaña.

RT: ¿Ha sufrido presiones la Alianza Opositora hondureña?

M.Z.: Sí. Uno de los partidos de la alianza fue robado. Éramos tres partidos políticos, ahora quedamos solo dos.

El Tribunal Electoral expropió el Partido Anti Corrupción (PAC), se lo quitaron a Salvador Nasralla, su fundador, y se lo dieron a otra persona, una incondicional del actual Gobierno.

RT: El juicio que han iniciado para despojarlo de su residencia, ¿es también un ataque a la alianza?

M.Z.: Sí, pero además buscan intimidar y crear terror, cosa que no conseguirán.

RT:Si ustedes triunfan, ¿existen garantías de que no se repetirá un golpe de Estado como el que ejecutaron en su contra?

M.Z.: Honduras está controlado al cien por ciento por Estados Unidos. Quienes gobiernan este país se arrodillan ante el Comando Sur y las empresas trasnacionales. Eso intentaron hacerlo conmigo, pero no lo lograron, por eso me dieron un golpe de Estado y me sacaron. En Honduras habrá todos los golpes de Estado que convengan a Estados Unidos.

RT: Entonces ¿no hay esperanza?

M.Z.: El pueblo de Honduras no va retroceder y nosotros (la alianza opositora) tampoco.

https://actualidad.rt.com/actualidad/242368-pais-latinoamericano-golpes-convengan-eeuu


Esta semana las autoridades chilenas desclasificaron una serie de archivos históricos relacionados con la actividad nazi en ese país, que han puesto al descubierto la particular misión que tenían los alemanes en el continente americano.

CHILE, QUE FUE HASTA 1973, UN PAÍS RESPETUOSO CON LA DEMOCRACIA, SIGUE SIENDO DESDE ENTONCES UNA NACIÓN EN LA QUE LAS FFAA MUESTRAN UN ESPECIAL CARIÑO HACIA HITLER

La documentación, que continuaba siendo secreta debido a la Ley de Inteligencia, fue puesta este jueves a disposición del público de manera digital, tras ser trasferida al Archivo Nacional de Chile.

Según el diario ‘La Tercera’, la información perteneciente a una sección de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), conocida informalmente como ‘Departamento 50’ (D50), describe cómo además de interceptar comunicaciones y desvertebrar las células nazis, que operaron durante las décadas de 1930 y 1940, logró detener a un grupo de espionaje que tenía como objetivo “volar el canal de Panamá”.

Los archivos detallan que los agentes alemanes implicados fueron dirigidos por el capitán Von Bohlen, agregado militar de la Embajada de Alemania en Chile, quien llegó en 1937 y luego de ser detenido en 1945, admitió su participación.

“Aquí en Chile fabriqué 12 bombas. La gran misión de todos los alemanes apostados en América era volar el canal de Panamá en la primera ocasión. Pero no se logró, ustedes lo han visto”.

De acuerdo con el Archivo Nacional, el material incluye nueve cuadernos con documentos mecanografiados y un álbum con 247 fotografías en blanco y negro.

“Los jóvenes y niños merecen saber qué hizo un puñado de detectives para frenar el nazismo, que irradiaba sus tentáculos casi en todo el continente. Ellos cambiaron el rumbo de los acontecimientos, eso los ubica no solo en la historia de Chile, sino del mundo”, aseguró Héctor Espinosa, director general de la PDI.


El pasado día 8 de junio, durante un allanamiento por orden judicial en una vivienda en la localidad de Beccar, en las afueras de Buenos Aires, se encontró la mayor colección de objetos nazis en la historia de Argentina, tales como la lupa que usaba Adolfo Hitler y artefactos para medir la forma del cráneo humano.

Se especula que en esa zona habrían vivido los ex oficiales de las SS Josef Mengele y Adolf Eichmann tras huir de Europa.

Ariel Cohen Sabban, presidente de la DAIA, considera este hallazgo como una prueba de la presencia de criminales nazis de alto rango en la Argentina de Perón, como demostró el periodista Uki Goñi en su libro “La auténtica ODESSA- La fuga nazi a la Argentina de Perón”, un tema hasta hoy tabú en este país sudamericano.


LA HABANA, 16 jun (Xinhua).- El presidente estadounidense, Donald Trump, acaba de dar un giro a la política sobre Cuba y revirtió algunas medidas de su antecesor.

En un discurso pronunciado en el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana de Miami, Trump anunció que limitará los viajes de estadounidenses a la isla y prohibió a las compañías de su país hacer negocios con empresas cubanas administradas por militares.

El mandatario reafirmó el embargo estadounidense, pero mantiene intactas las relaciones diplomáticas restablecidas en julio de 2015.

El histórico restablecimiento de los vínculos bilaterales y la apertura de embajadas el 20 de julio de 2015, después de 54 años de confrontación, y la ulterior visita de Barack Obama a Cuba, confirmaron una política de deshielo contraria a la visión de Trump.

A continuación se presentan los hechos más relevantes que marcaron los difíciles vínculos Cuba-Estados Unidos, después del triunfo de la Revolución cubana comandada por Fidel Castro, el 1 de enero de 1959.
1961.

UNA REVOLUCIÓN ASEDIADA QUE PLANTÓ CARA AL GENDARME DEL MUNDO

El 3 de enero el presidente republicano, Dwight D. Eisenhower, rompió relaciones diplomáticas con Cuba por diferencias políticas e ideológicas y ordenó el cierre de la embajada en La Habana.

El 16 de abril más de 2.000 invasores desembarcaron por Bahía de Cochinos (Playa Girón). Fidel Castro proclamó el carácter socialista de la Revolución y derrotó a los “mercenarios” en menos de 72 horas.

El 3 de febrero de 1962 el presidente demócrata, John F. Kennedy, ordenó, de manera oficial, el bloqueo económico y comercial a Cuba.

En octubre se dio la Crisis de los Misiles. Estados Unidos estableció un bloqueo naval a Cuba y exigió la retirada de los 42 misiles nucleares instalados en la isla por la entonces Unión Soviética, repliegue negociado sin la participación del gobierno cubano.
1966-

Washington aprobó la Ley de Ajuste Cubano, que legalizó a los inmigrantes ilegales del país caribeño que lleguen a territorio estadounidense y les facilitó trabajo.

En septiembre de 1977, bajo la presidencia de Jimmy Carter, Washington levantó las prohibiciones de viajes, suscribió un acuerdo con Cuba relativo a la pesca y límites marítimos provisionales, y se abrieron oficinas de intereses en ambas naciones.

En abril de 1980 comenzó el éxodo de unos 125.000 cubanos por el puerto de Mariel.

El 24 de septiembre de 1992, el Congreso norteamericano aprobó la Ley Torricelli, que dio carácter extraterritorial al bloqueo cubano, pues incluyó a las subsidiarias de empresas estadounidenses que actúen en otros países.

El 24 de febrero de 1996 cazas cubanos derribaron dos avionetas de la organización “Hermanos al Rescate”, radicada en Miami, que violaron el espacio aéreo de Cuba, de acuerdo con el gobierno local.

El 12 de marzo el presidente estadounidense, William Clinton, promulgó la Ley Helms-Burton, que permite demandar a quienes negocien con propiedades confiscadas a estadounidenses en la isla.

El 12 de septiembre de 1998 las autoridades federales de Estados Unidos arrestaron a un grupo de cubanos, miembros de la llamada Red Avispa, que sevhabían infiltrado organizaciones anticubanas radicadas en suelo estadounidense y dedicadas a preparar acciones terroristas contra Cuba.

Cinco de los detenidos fueron condenados a severas penas, que incluían hasta doble cadena perpetua.

En diciembre de 1999 se produjo el caso del niño Elián González, quien a los cinco años vivió un dramático naufragio, en el que murió su madre mientras emigraban de forma ilegal de Cuba y fue retenido por familiares en Miami cuando era reclamado por su padre desde La Habana, ciudad a la que regresó en junio de 2000 por decisión judicial de los EEUU.

El presidente George W. Bush recrudeció el bloqueo desde 2004 a 2o06 contra la isla al aprobar sendos planes “de Ayuda a una Cuba Libre”, para asfixiarla económicamente y provocar un cambio de gobierno.

En abril de 2009, con Barack Obama en la Casa Blanca, Washington levantó las restricciones para los cubano-estadounidenses para viajar y enviar remesas a la isla, y el Congreso flexibilizó algunas restricciones para la venta de alimentos y medicinas.

El 14 de julio de ese año, después de una interrupción de cinco años y medio, Cuba y Estados Unidos reanudaron las conversaciones migratorias.

El 5 de diciembre, el gobierno de Cuba arrestó en La Habana al espía estadounidense Alan Gross, quien distribuía material digital no autorizado en la isla, por lo cual fue acusado de atentar contra la seguridad del Estado y condenado a 15 años de cárcel.

El 17 de diciembre de 2014, los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, en comparecencias simultáneas en La Habana y Washington, sorprendieron al mundo con su disposición a iniciar un nuevo capítulo hacia el restablecimiento de relaciones bilaterales y dar un giro histórico tras décadas de hostilidades.

Ese día, ambos países realizaron un intercambio de detenidos entre Gross y los tres miembros del grupo de “Los Cinco Héroes”, que aún estaban prisioneros en Estados Unidos.

El 16 de enero de 2o15 Washington puso en vigor medidas sobre exportaciones, viajes e intercambios de divisas que flexibilizan la política de cerco económico contra la isla.

El 20 de enero Obama instó al Congreso a comenzar el levantamiento parcial del bloqueo, en su discurso sobre el estado de la Unión.

El 20 de febrero, la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) y la compañía estadounidense IDT firmaron un acuerdo para reanudar los servicios de telefonía directa.

El 31 de marzo Cuba y Estados Unidos sostuvieron la primera reunión bilateral sobre derechos humanos, en la sede del Departamento de Estado en Washington.

El 11 de abril Obama y Castro se entrevistaron por primera vez, en ocasión de la Cumbre de las Américas en Panamá.

El 29 de mayo Estados Unidos retiró a Cuba de la lista de los supuestos países patrocinadores del terrorismo, que Washington elabora cada año y en la que mantenía a la isla desde 1982.

El 20 de julio, Cuba y Estados Unidos restablecieron relaciones diplomáticas y sus oficinas de intereses en La Habana y Washington comenzaron a funcionar como embajadas.

El 22 de julio el Banco Stonegate de Florida y el Banco Internacional de Comercio de Cuba suscribieron un acuerdo para facilitar las operaciones financieras de empresas y ciudadanos estadounidenses en la isla.

El 11 de septiembre ambos gobiernos crean en La Habana la Comisión Bilateral Cuba-EEUU y aprobaron un grupo de temas que abordarán en el futuro, como protección del medio ambiente, prevención de desastres naturales, aviación civil, salud, y el combate al tráfico de drogas y de personas.

El 24 de noviembre Cuba y Estados Unidos acordaron en Washington adoptar mecanismos de cooperación en materia de protección ambiental, con énfasis en los sistemas costeros, reducción de riesgos y atención a las causas y efectos del cambio climático.

El 27 de enero de 2016, Obama aplicó nuevas medidas que incluyen el levantamiento de restricciones financieras a las exportaciones y a los viajes aéreos autorizados a la isla.

El 15 de febrero la compañía Cleber LLC se convirtió en la primera empresa estadounidense autorizada por Washington para instalarse en Cuba y comenzar a producir pequeños tractores para agricultores privados.

El 16 de febrero, en La Habana, ambos países rubricaron un memorando de entendimiento para reanudar los vuelos comerciales regulares, interrumpidos desde hace más de medio siglo, los cuales pudieran ascender hasta 110 viajes diarios a 10 ciudades de la isla.

El 16 de marzo Cuba y Estados Unidos restablecieron el servicio de correo postal directo, con la llegada del vuelo inaugural Miami-La Habana.

Los días 21-22 de marzo Obama realizó una histórica visita oficial a Cuba, primera de un mandatario norteamericano en funciones en 88 años.

El 14 de octubre ambas naciones sostuvieron la segunda ronda de diálogo sobre derechos humanos, el tema más delicado en la nueva relación.

El gobierno de Estados Unidos también anunció nuevas regulaciones en sus intercambios con Cuba para permitir mayor colaboración científica, becas y el desarrollo del sector privado en la isla.

El 28 de noviembre la aerolínea American Airlines reinició luego de más de medio siglo, los viajes regulares desde Estados Unidos a La Habana.

El 29 de noviembre Trump dijo estar dispuesto a poner fin a las relaciones si el gobierno revolucionario no aceptaba mostrarse más cercano a los intereses estadounidenses.

 

Del 4 al 20 de enero de 2017, Cuba y Estados Unidos rubricaron una decena de acuerdos de cooperación científica, académica, de salud y lucha contra el terrorismo.

El 17 de enero Obama eliminó la política de pie seco/pie mojado, que autorizaba la permanencia en Estados Unidos de los migrantes ilegales cubanos, si éstos lograban acceder físicamente al territorio de ese país, pero eran devueltos a Cuba si resultaban capturados en el mar.

Ese mismo día, la directora para Estados Unidos en la cancillería cubana, Josefina Vidal, advirtió a Trump que “agresión, presión, condiciones, imposiciones, no funcionan con Cuba“.

El 25 de enero llegaron a Estados Unidos dos contenedores con carbón vegetal, primera exportación cubana autorizada a Estados Unidos en más de 50 años.

El 25 de mayo un grupo bipartidista de 54 senadores reintrodujeron en la Cámara Alta norteamericana el proyecto legislativo Ley de Libertad para Viajar a Cuba, y otro similar para exportar a la isla.

El 1º de junio la organización estadounidense Engage Cuba, que promueve el levantamiento del bloqueo a la mayor de las Antillas, afirmó que retroceder en las relaciones con La Habana causaría pérdidas de hasta 6.600 millones de dólares a la economía norteamericana hasta 2021 y la eliminación de más de 12.200 empleos.

El 16 de junio, el presidente Trump limitó los viajes de estadounidenses a la isla y prohibió a las compañías de su país hacer negocios con empresas cubanas administradas por militares.

El nuevo mandatario reafirmó el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opuso a los llamados en las Naciones Unidas y otros foros internacionales para acabar con él.

No obstante, mantuvo las relaciones diplomáticas restablecidas en julio de 2015.

http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2017/0617/c31618-9229930.html


El presidente ruso comentó al cineasta Oliver Stone su “compleja” relación hacia el líder soviético, Iosif Stalin, quien gobernó la Unión Soviética desde finales de la década del 1920 hasta su muerte en 1953.

OCCIDENTE INTENTA DENIGRAR A RUSIA CONDENANDO LA POLÍTICA DE STALIN, VERDADERO ARTÍFICE DE LA DERROTA DEL III REICH

Vladímir Putin subrayó que descarta tanto la “excesiva demonización” de Stalin como el “olvido de los horrores de estalinismo”, mientras al mismo gobernante soviético lo califica de “figura compleja”.

Según el mandatario ruso, “Stalin fue un producto de su época” y es lógico que exista una variedad de opiniones sobre su gestión, desde la demonización del personaje al reconocimiento de su éxito en la derrota del nazismo y la consiguiente victoria sobre el III Reich en la II Guerra Mundial.

En este sentido, Putin comparó a Stalin con otras figuras históricas con un destino algo parecido.

“La historia británica cuenta con un cierto personaje, que se llama Oliver Cromwell. Llegó al poder durante un proceso de transformaciones revolucionarias y acabó siendo un dictador tiránico. Pero en toda la Gran Bretaña todavía mantienen monumentos en su honor”, recordó Putin.

Además, el mandatario comentó aspectos de la figura de Napoleón:

“En Francia, Napoleón es idolatrado. Sin embargo, llegó al poder tras una revolución cruenta. ¿Y que hizo más tarde? No solo restauró la monarquía sino se autoproclamó emperador y llevó a su país hacia una catástrofe nacional y una derrota total”, explicó.

En cuanto a la demonización de la propia figura de Stalin, para Putin es “una forma de atacar a la Unión Soviética y a Rusia”.

“Con la difamación de Stalin se busca mostrar que la Rusia de hoy tiene ciertos elementos del estalinismo como marcas de nacimiento”, señaló, agregando que “todos llevamos algunas”, y que la situación en el país ha cambiado “drásticamente”.

En conclusión, el líder ruso recordó la peculiar “flexibilidad” del primer ministro británico Winston Churchill en su relación al líder soviético.

“Cuando se desató la Segunda Guerra Mundial, Churchill llamó a cooperar con la URSS y con Stalin, al que definió como “un gran estratega y revolucionario”. Después de la guerra, Sir Winston, sin embargo, se convirtió en el instigador de la guerra fría. Finalmente, cuando la URSS ensayó una bomba atómica, ese mismo Churchill declaró que los dos sistemas debían encontrar un equilibrio para coexistir”, explicó.

El politólogo ruso, Ígor Shatrov, comentó a Sputnik las declaraciones del líder ruso acerca del tema (considerado “delicado” en Rusia y en Occidente), calificándolas de “respuestas de un ciudadano y estadista responsable“:

“Un ciudadano coherente y responsable ama y respeta la historia de su país. Un político responsable y racional entiende que las decisiones políticas no se pueden juzgar de una sola manera”, destacó.

La gestión de Stalin debe ser juzgada en todo el conjunto de sus consecuencias, incluso para la Rusia moderna y no se puede permitir “dudar sobre la legitimidad de la URSS en aquella época, y, por consecuente, sobre su soberanía actual“.

“Es muy lamentable que en aquel entonces la soberanía y la seguridad estatal se lograran mediante métodos absolutamente inaceptables para la Rusia de hoy. Jamás se emplearán de nuevo. Y esto, creo, sería el enfoque más adecuado para juzgar el proceso histórico y sus protagonistas”, concluyó Shatrov.

https://mundo.sputniknews.com/rusia/201706171070049858-putin-revela-relacion-iosif-stalin/


Recordamos la figura del revolucionario, que nació hace 89 años en la ciudad de Rosario y ha sido fuente de inspiración para millones de personas en todo el mundo. ¿Cómo se ve al Che en Rusia actualmente?

CHE GUEVARA CON YURI GARARIN DURANTE LA VISITA DEL INOLVIDABLE GUERRILLERO A RUSIA

No solo porque Che Guevara haya sido una importante figura histórica y el revolucionario más admirado del siglo XX, sino también porque pasadas varias décadas después de su muerte, sigue habiendo gente de todo el mundo que añora, piensa, habla y discute sobre él.

Le escriben canciones, le componen poemas, se montan espectáculos y se ruedan películas sobre él. Todo esto inspirado por Ernesto Che Guevara que, en palabras de Jean Paul Sartre fue el “hombre más completo de nuestra época”.

SIMONE DE BEAUVOIR, JEAN PAUL SARTRE Y CHE GUEVARA EN LA HABANA

Con los años la vida del Che adquirió un aura mítica, que no se enturbió después de su muerte, una vida que influyó a mucha gente que nunca le conoció personalmente.

En los años 60 del siglo pasado, durante la época del ‘deshielo’ en la URSS, el Che junto a Hemingway y Remarque eran los ídolos de la juventud soviética.

Muchos se sabían de memoria versos del poema Las manos del Che Guevara de E. Dolmatovski o de Mayor de Smeliakov y si cogían una guitarra cantaban canciones como la Balada al Che Guevara de Luchenok o En recuerdo del Ch’e Guevara de Migulia, etc.

No es extraño que el Che fuera tan respetado en Rusia (especialmente en la URSS, donde además había una cercanía ideológica): los rusos poseen un sentimiento de justicia social, de imprudencia, de osadía, de desesperada intrepidez, y de desprecio hacia el dinero y el poder.

Su peregrinación, la cura de leprosos, el ascetismo, la protección de los pobres, el valor, la valentía sin precedentes, la renuncia a altos cargos, el desprecio a la muerte y finalmente el martirio de su muerte, se puede decir que le convierten en un santo en el sistema de valores de los rusos.

¿Qué significa hoy en día en Rusia el nombre del Che y como le recuerdan las jóvenes generaciones? Ernesto Che Guevara sigue de moda, pero no solo como un revolucionario romántico y maximalista, que dio su vida por una idea en la que creía.

El Che, siguiendo las leyes del mercado, de la sociedad de consumo y del pragmatismo, que tanto odiaba, se ha convertido en un llamativo logo, en una popular marca: en Arbat se pueden comprar camisetas con su imagen, su romántica silueta adorna, en carteles, la entrada de clubs nocturnos donde se baila salsa y bachata.

En el centro de Moscú hay un bar restaurante de culto al Che donde, después de abrir la pesada puerta de hierro, el visitante entra en la atmósfera de la capital cubana en los tiempos de la revolución.

En sus paredes gastadas hay pintadas revolucionarias y toda una serie de banderas cubanas agujereadas con tiros.

CHE GUEVARA PASEANDO POR LA PLAZA ROJA EN MOSCÚ

En sus sillones de mimbre se beben ‘Mojitos’ de ron con hierbabuena fresca, entre el humo de los puros cubanos los camareros, vestidos de camuflaje, llevan platos de carne, pasando hábilmente entre una alegre multitud que baila al son de las maracas.

Podemos encontrar todos los atributos de esa época, pero lo que no hay y no puede haber es el espíritu del Che.

Es más, el icono en el que han convertido al Che ha matado la esencia de su rebelión, de su protesta, de su ética, que se basaba en el sentimiento de justicia e igualdad.

Hoy en día la podemos ver en posters y calendarios, en portadas de libros y en chapas, en camisetas y relojes, en tazas y paquetes de café, en etiquetas de bebidas y en ceniceros.

Recordemos que en la carta que escribió a sus padres antes de morir, el Che reconocía que se sentía como un Don Quijote:

Otra vez siento bajo mis talones el costillar de Rocinante, vuelvo al camino con mi adarga en brazos… Muchos me dirán aventurero, y lo soy, solo que de un tipo diferente y de los que ponen el pellejo para demostrar sus verdades”.

Y cuando escuchamos la legendaria canción de “Hasta Siempre Comandante” en la trágica y expresiva interpretación de Nathalie Cardone, no nos imaginamos a gente bailando el chachachá con esta melodía, sino al Che irrumpiendo con un blindado en Santa Clara o ensillando a su Rocinante con la mirada en el horizonte y los rizos ondeando al viento bajo la famosa boina con la estrella.

LEER TEXTO COMPLETO Y ORIGINAL

A %d blogueros les gusta esto: