Category: OPINIÓN



Grandes ambiciones, enérgico voluntarismo y poco apoyo popular. Son la base sobre la que el nuevo presidente de Francia quiere aplicar, con una nueva imagen, todo lo que ha fracasado en las últimas décadas.

 

Para llegar a su engañosa victoria electoral, el joven Macron ha tenido que abolir la alternancia y casi el pluralismo institucional en Francia.

Para hacer su tortilla ha incendiado la cocina. Esta victoria, que se va a defender con métodos autoritarios, será, seguramente, su mayor factor de derrota a medio y largo plazo.

Kremlinología en el Elíseo

Los gobiernos franceses suelen estar llenos de ministros que quieren ser presidentes. Personajes que conspiran y maniobran para ello desde sus cargos.

Con François Hollande había unos cuantos cuyas ambiciones eran manifiestas; Arnaud Montebourg, Manuel Valls y el propio Emmanuel Macron, el más listo y discreto de todos ellos que acabó haciéndose con el trono.

En el gobierno de Macron no hay rastro de esos “conspiradores ambiciosos”. El Presidente se ha vacunado contra el papel que él mismo jugó como ministro de Hollande.

Si se exceptúa a Bruno Le Maire, un peso ligero de la derecha al frente de la economía (por si acaso, Macron le ha puesto como segundo a su más fiel colaborador Benjamin Griveaux), en el nuevo gobierno francés no hay políticos. Solo tecnócratas obedientes.

En la foto de grupo que Macron se hizo el miércoles con sus ministros en el jardín del Elíseo, el Presidente rompió la tradición y se colocó no al frente, sino en medio de ellos.

Parece más democrático, pero no es más que una cuestión de imagen: todo el mundo tiene claro quien es ahí “el jefe”, como se le llama en su entorno.

Macron quiere ser un presidente “total”. Mandar mucho y hablar poco (“La palabra presidencial será rara”, ha dicho). Sus ministros serán disciplinados, no se admitirán filtraciones y si las hubiera serán sancionados. “Este gobierno tiene vocación de durar”, dijo después de la foto.

Los medios de comunicación, en un 80% en manos de magnates que le apoyan, no han prestado gran atención al hecho de que han bastado treinta días para que el nuevo gobierno “irreprochable y ejemplar” sufriera su primera crisis: cuatro ministros salpicados por irregularidades económicas que han saltado de sus cargos.

Pese a la corrupción estructural en la que están sumidos, a los medios de comunicación franceses les encanta derribar los ídolos que ellos mismos contribuyeron a crear. ¿Cuánto durará en su actual forma esta corrupta indulgencia mediática?

Programa y objetivos

Presentado como innovador y original, a menudo con fórmulas “nórdicas” y sofisticaciones conceptuales para camuflar simples y viejas políticas neoliberales de recorte social, el programa de Macron no tiene gran cosa de original: se trata de aplicar de una vez por todas en Francia el catálogo completo de Bruselas/Berlín. La narrativa habitual afirma que esa involución socio-laboral nunca se ha podido aplicar en Francia, país “conservador” con “exceso de Estado” y de funcionarios, y que esas reformas, “liberarán las energías del país”.

En realidad se trata de imponer a la fuerza un recorte de pensiones del 20%, una bajada de salarios, un recorte de la función pública (120.000 funcionarios menos) y una “flexibilidad” que de alas a la precariedad.

Es el político anglófono y filo germano que Europa necesita”, dijo de él la revista Foreign Affairs. “Su ascenso pinta bien para los accionistas y empresarios que piden una reestructuración urgentemente necesaria del mercado laboral francés”, señala un comentarista de la agencia Bloomberg.

El salvador de Europa” delira en portada The Economist con un punto de interrogación. Y detrás de ellos, la habitual cacofonía de todo un ejército de papagayos.

El objetivo es emular el “modelo alemán”, incrementando la franja de salarios bajos que en Alemania afecta al 22,5% de los asalariados (7,1 millones) y en Francia solo al 8,8% (2,1 millones).

Con estas fórmulas se podrá llegar a los “satisfactorios” niveles de desempleo alemanes. El paro en Alemania es del 3,9% según Eurostat, y del 5,8% según la oficina federal de estadística alemana, que usa una contabilidad diferente a la europea.

Pero desde hace años se conoce que, gracias a diversos trucos contables que barren debajo de la alfombra a sectores enteros de la población laboral, la cifra real de paro es bien superior, del 7,8% actualmente.

Es decir, solo dos puntos menos que en Francia y con más precariado entre los asalariados y más pobreza entre los jubilados, un problema apenas existente en Francia. Alemania, que tiene una demografía languideciente, no es un modelo para Francia con su dinámica tasa de natalidad y su mayor necesidad de servicios públicos.

Que Francia no ha hecho reformas en esa dirección, forma parte del mito. La intentona de Macron es la radical culminación de treinta años de hegemonía neoliberal en la política y en los medios de comunicación de Francia, algo que comenzó en 1974 Valéry Giscard d´Estaing, fue proseguido por Mitterrand (traicionando su programa inicial en 1983) y continuado desde entonces por todos los presidentes de “izquierda” y de derecha que ha conocido el país.

La globalización quiere destruir una tradición nacional de estado fuerte particularmente apreciada por los franceses y que económicamente funciona mucho mejor de lo que se dice.

En términos generales el modelo político de Macron es la “marktkonforme Demokratie” (la democracia adecuada al mercado) de la Señora Merkel, incluida la marginalización de la oposición parlamentaria.

La empresa y la meritocracia nunca habían estado tan presentes en el gobierno. Los sectores privilegiados nunca habían pesado tanto (por encima del 70%) en el cuerpo de diputados.

Ideológicamente Macron es, según la definición del fundador de Attac Peter Wahl, “una mezcla programática de relato liberal de izquierda-verde-alternativo (cuestiones de género, minorías sexuales, medio ambiente, europeísmo y cosmopolitismo), modernismo start-upista digital en la línea “uber para todos”, un subidón make France great again, y un neoliberalismo casi a la Margaret Thatcher con rostro humano”.

Su hoja de ruta es “gaidarista” (por Yegor Gaidar, el autor de la “terapia de choque” rusa): introducir rápidamente y por decreto una involución socio-laboral a partir del verano, y contener la contestación social que seguirá mediante la introducción en el derecho común, a partir del otoño, de los preceptos liberticidas de las medidas de excepción contenidas desde noviembre de 2015 en el “estado de urgencia” aún vigente.

En Rusia, la “terapia de choque” de Gaidar (1991) precisó de un golpe de estado (1993). Francia no es Rusia, pero Macron tiene muchas posibilidades, y todas las posiciones, para ser el Presidente autoritario de Francia.

También tiene muchas posibilidades de fracasar, por su política socio-laboral errada e impuesta, y porque su base social y electoral (la Francia de los de arriba y el voto del 16% del censo) es reducida.

La suma de ambas cosas arroja una legitimidad débil (que contrasta mucho con su aplastante mayoría absoluta en las instituciones y medios de comunicación) y convierte en temeraria su autoritaria ambición de enderezar a Francia acabándola de destrozar.

Las ambiciones y los riesgos

Solo un joven de 39 años, convencido de su propia genialidad y de que no debe nada a nadie, y que desconoce el fracaso, puede aunar tal explosiva relación entre ambiciones y riesgos.

La devaluación salarial y de pensiones del 20% que se busca, fracasará porque hundirá la demanda interna y aumentará el paro en Francia. Macron debería incrementar los salarios, pero incluso si quisiera no podría, porque está aprisionado por el esquema alemán que domina Europa.

Su consigna europea, “La Europa que protege”, está en contradicción directa con el programa neoliberal, es decir con el proyecto europeo. La situación de las cuentas públicas francesas para cumplir con el dogma alemán del 3% de déficit y los otros requisitos, se anuncia complicada.

En el remoto supuesto de que el macronismo intentara una política alternativa en Europa, debería renegar del actual proyecto europeo.

Si no hace nada, continuará alimentando todo eso que hoy hace soberanistas a más de la mitad de los franceses. El ministro de Economía francés, el peso ligero Bruno Le Maire, es totalmente incapaz de enfrentarse al peso pesado alemán Wolfgang Schäuble.

Macron tiene grandes ambiciones. Dice que su presidencia supondrá, “un renacimiento de Francia y espero que de Europa”.

La simple realidad es que su fracaso sembrará el caos en Francia, donde la indignación tomará el relevo a la indiferencia y a la sorda decepción actuales, y por extensión agravará la situación en esa Unión Europea que busca salidas a su complicado embrollo en la militarización y el belicismo, la “Europa de la defensa”.

El primer adversario de Macron será, una repetición, aumentada, de lo que se vio la pasada primavera: una alianza de la juventud y del sindicalismo radicalizado que podría empujar hacia una gran revuelta.

Para valorar si eso puede dar lugar a serias convulsiones, basta comprender una cosa: que la situación actual no tiene alternativa institucional.

Para llegar a donde ha llegado, Macron y las fuerzas oligárquicas que lo auparon en el último ciclo electoral han tenido que dinamitar la alternancia y casi el pluralismo institucional en el país (el incendio de la cocina).

En las instituciones francesas ya no hay más que un solo partido. El conglomerado macronista, ampliado a sus satélites (socialistas y conservadores “constructivos” hacia el Presidente), tiene el 80% de los diputados cuando obtuvo el voto real del 16% de los franceses.

Esta victoria, será a medio y largo plazo su mayor factor de derrota, porque esa abolición condena a la oposición a un estatuto “antisistema”: cualquier fuerza social que se oponga al macronismo tendrá que cambiar el régimen. Un escenario muy ruso, que recuerda al drama de la autocracia, pero en Francia.

El autoritarismo macronista que se anuncia es el último cartucho del establishment para disolver/cambiar Francia. Su fracaso no tendrá alternativa en el actual marco institucional, la V República, y probablemente, tampoco en el actual sistema.

A partir de este pronóstico, se admiten todas las apuestas…


http://blogs.lavanguardia.com/paris-poch/2017/06/23/el-ultimo-cartucho-82524/


ENRIQUE HINOJOSA, “SHANGAY LILY”, LUCHÓ DURANTE TODA SU VIDA POR UNOS DERECHOS QUE LA MARCA “GAY PRIDE” HA CONVERTIDO HOY  EN QUINCALLA PEPERA. LOS VERDUGOS SON HOY LOS EXPLOTADORES.

En un memorable manifiesto, el que fuera primera Drag Queen española, feminista, gay, ateo, escritor, artista y activista (“artivista”), dejó constancia del monumental negocio montado en torno a la marca Gay, en poder de la derecha más carpetovetónica, la misma que reprimió, vejó y condenó a cuantas personas habían elegido, para intentar ser más felices, otra opción diferente a  la heterosexualidad.

En uno de los últimos párrafos de esa pertinente y valiente reflexión, Enrique Hinojosa, alias Shangay Lily, escribió hace ya tres años:

“No al gaypitalismo y su destrucción de la lucha (de clases) gay que nos ha llevado a una espantosa derechización de la comunidad (la mayoría de los dueños de los pocos locales gays que quedan en Chueca se declaran abiertamente votantes del PP) que ha acabado con ese Chueca que era símbolo de libertad (de ahí el título de mi venidero libro Adiós, Chueca).

El Orgullo Gay no es una verbena de conciertos que dé poder y monopolio a gaympresarios espabilados. El Orgullo es una herramienta política con la que combatir la opresión y dar visibilidad a nuestra dignidad frente a la homofobia.

Ya está bien de que en el Orgullo los más visibles sean artistas heterosexuales que no han sufrido el boicot de una industria que niega lo alternativo, lo transgresor, la diferencia… es muy fácil ser “diva gay” cuando eres heterosexual, patriarcal y blanca.

No, no y no. No al gaypitalismo y sus negocios. No somos un negocio, somos diversidad en lucha”.

http://www.briega.org/es/opinion/no-gaypitalismo-no-a-mercantilizacion-orgullo-gay


(Fernando H. Azcurra y Modesto Emilio Guerrero).- En la actual situación de la revolución bolivariana, se enfrentan dos concepciones, dos programas y dos salidas a la crisis que envuelve al pueblo y la nación.

Por un lado, están quienes promueven un pacto con la oposición y sus cámaras de empresarios, asociados a Estados Unidos y gobiernos como los de Macri y Santos; por el otro, estamos quienes sostenemos que se puede salir de esta crisis sin entregar este proceso revolucionario a la derecha y el imperio, en nombre de ilusiones económicas monetaristas ya fracasadas en el mundo.

Dentro de esa concepción están los economistas y políticos de izquierda, entusiasmados por esa salida desde la macroeconomía burguesa, separadas de la lucha social del pueblo trabajador, sus sindicatos, comunas y cooperativas, lo que explica que vean como única solución un pacto con el enemigo.

(Fin de la cita)

NOTA.- El programa “El Punto en la I”, trata de aclarar el concepto de la Comuna en una nación cuya economía descansa en el petróleo, pero prisionera de empresarios sin escrúpulos, evasores de capital, alta burguesía y partidos de ultraderecha que preconizan el terrorismo contra el poder popular.


Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Baréin, Qatar y Yemen anuncian una ruptura en la relación diplomática con Qatar.

ERAN OTROS TIEMPOS CUANDO LOS REYES, PRÍNCIPES Y EMIRES DE QATAR Y ARABIA SAUDITA SE BESABAN, AUNQUE COMO JUDAS

Qatar fue acusado de apoyar el terrorismo, en particular, al ISIS, así como al movimiento islámico internacional “Hermanos Musulmanes”.

La actual crisis no es la primera en la relación entre Arabia Saudí y sus aliados, por un lado, y Qatar por el otro. Sin embargo, dada la redistribución de la fuerza en el Oriente Medio y el interés claramente marcado de los EE.UU. sobre Arabia Saudí e Israel, puede tener consecuencias graves para Qatar.

Ocultar Contexto del conflicto

La crisis actual es una continuación de la “guerra de palabras” que estalló entre Arabia Saudí y sus aliados y Qatar inmediatamente después de la visita del presidente de Estados Unidos Donald Trump a Riad los días 20-21 de mayo de 2017.

Justo después del regreso de la capital del reino saudí, que fue la sede de la Cumbre árabe y musulmán, y de una reunión con los jefes de estado del Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo Pérsico, el emir de Qatar, el Jeque Tamim bin Hamad bin Khalifa al Thani, dio un discurso a los graduados de la escuela militar.

TRUMP SABE QUE DEBE JUGAR A LAS DOS BARAJAS Y SI HAY DIEZ TAMBIÉN: LA VENTA DE ARMAS ES EL MAYOR NEGOCIO DE EE.UU.

El Jeque criticó la posición actual de los EE.UU., se opuso al aislamiento de Irán, indicando que lo más probable es que Donald Trump renunciará pronto como presidente de los Estados Unidos, y que por lo tanto no hay verdaderas razones para apostar por él, expresó desacuerdos significativos entre Qatar y los Estados Unidos, y sobre la presencia de una amenaza por estar junto a estados vecinos, en alusión a Arabia Saudí y los Emiratos árabes Unidos.

Más tarde, después de que los medios oficialesde Qatar difundieran esta información, se recibió una dura reacción de otros estados del Golfo Pérsico y Egipto.

Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Baréin cerraron el acceso a las páginas de Internet de los medios de comunicación qatarís, incluyendo Al Jazeera televisión y los medios de comunicación controlados por los saudís y los EAU, lanzando una guerra informativa contra el liderazgo de Qatar.

Qatar desautorizó oficialmente a sus medios, declarando un ataque de hackers, pero Riad y sus aliados continuaron la campaña de información contre Doha, afirmando que las polémicas declaraciones de Al Tani, justificadas o no, reflejan la inaceptable posición de Qatar en una serie de cuestiones.

TENER LACAYOS CON TANTO DINERO ES EL SUEÑO AMERICANO, EL VERDADERO OBJETIVO DEL COWBOY MÁS CRIMINAL DEL GLOBO

Ocultar Las razones de la disputa

Una de las principales cuestiones problemáticas en la relación de Qatar con otros estados del Golfo Pérsico es su apoyo al movimiento de los Hermanos Musulmanes.

En 2014, Arabia Saudita, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos ya retiraron sus embajadores de Qatar, en protesta contra el apoyo de Doha a este movimiento.

Esto explica también la posición anti-Qatar de Egipto, cuyo actual gobierno del mariscal de campo de Al-Sisi llegó al poder tras el derrocamiento de Mohammed Mursi, miembro de los Hermanos Musulmanes.

Otra razón para los desacuerdos es la diferente actitud hacia Irán. Qatar, desde el año 2015, a pesar de la confrontación con Irán en Siria y Yemen, se opone al aislamiento de Irán, en particular, esto es causado por los intereses económicos comunes: ambos estados comparten el mismo yacimiento de gas en el Golfo Pérsico.

En vísperas de la cumbre en Riad, durante las cuales Irán fue nombrado el principal enemigo de la humanidad, el Ministro de Asuntos Exteriores de Qatar habló a favor de la cooperación con este país, oponiéndose abiertamente no sólo a Arabia Saudí, sino también a la actual administración estadounidense.

Ocultar Indicador de cambios en el equilibrio de intereses

En general, las diferencias entre Qatar y Arabia Saudí reflejan la lucha de estas monarquías del Golfo por la influencia en el Oriente Medio.

Los países cooperan en Yemen y Siria, pero se enfrentan el uno al otro en Egipto, donde apoyan dos lados contrarios de un conflicto civil que arde sin llama, y en Libia, donde Doha apoya a los islamistas de Trípoli, y Riad al General Haftar.

Al mismo tiempo, Qatar no ha cambiado su política considerablemente antes. Un cambio agudo de la actitud hacia Qatar indica un estrechamiento de los campos donde este país y Arabia Saudí cooperan.

En Yemen, su coalición antiHussein está rota de facto, y la el interés de la guerra no es tanto una victoria, sino una retirada digna de la campaña militar.

En Siria, ambos estados están excluidos de facto de la partición de este país en esferas de influencia, donde por un lado el trío de Rusia, Irán y Turquía decide el destino del norte, y los kurdos pro-norteamericanos y pro-israelís actúan también en esta región, y en el sur las agrupaciones pro-saudís y pro-qataris encuentran cada vez más difícil demostrar la subjetividad en el contexto de la lucha de EE.UU., Gran Bretaña, Jordania e Irán por la carretera de Bagdad-Damasco y el cruce de at-Tanf.

Al mismo tiempo, estos mismos factores abren una ventana de oportunidad para una alianza temporal entre Doha y Teherán contra Riad. Por lo tanto, Qatar fácilmente puede permitirse apoyar en secreto a Irán contra su rival, los saudís.

Los chiítas son un problema serio para Baréin y Arabia Saudí, pero no para Qatar, donde casi no hay, y por lo tanto el empleo iraní del factor chiíta en la lucha contra Arabia Saudí y su satélite bareinita no es peligroso para Qatar.

OBRA DEL DIBUJANTE AMIR DEHGHAN (IRAN)

Ocultar El cambio de paradigma

Los acontecimientos alrededor de Qatar reflejan el conflicto entre los dos paradigmas en cuanto al Oriente Medio.

Qatar representa el viejo paradigma de Obama y Hillary Clinton. Arabia Saudí, uno nuevo, donde la influencia de los neoconservadores es perceptiblemente fuerte.

Fue sobre Qatar y la Hermandad Musulmana que los EE.UU. decidieron apoyar durante ” la primavera árabe “. Esto causó tanto un congelamiento de las relaciones entre los EE.UU. e Israel (Qatar es el patrocinador principal de Hamas), y con Arabia Saudí.

La retórica de acercamiento con Irán (o más bien con los reformistas iraníes) es bastante compatible con la lógica de la política iraní de la administración Obama, de rechazar aislar aquel país y comprometerlo en procesos globales para detener el acercamiento de Teheran con Moscú.

La visita de Trump a Arabia Saudí e Israel testifica el cambio final de este paradigma. Ahora los Estados Unidos ponen el interés sobre la alianzade Israel y Arabia Saudí, en la cual Qatar no tiene ningún lugar, como no hay ningún lugar para las fuerzas revolucionarias de la Hermandad Musulmana tampoco.

Es significativo que el emir de Qatar se le atribuyan declaraciones sobre el inminente impeachment de Trump, algo clavado en el espíritu de los liberales norteamericanos situados en el campo de Obama y Hillary.

https://www.geopolitica.ru/es/agenda/tensiones-arabia-qatar-la-razones-reales


Para el senador estadounidense Richard Black no existe la más mínima duda: “Si en este momento se celebrarán elecciones presidenciales en Siria, Bashar al-Assad, obtendría un 90 % de los votos”.

“El presidente probablemente sería reelegido con un 90 % de los votos y esto incluye también las áreas ocupadas por los terroristas”, manifestó el pasado lunes el político estadounidense

El senador norteamericano, que reconoció “haber trabajado muy de cerca con los servicios de inteligencia de su país” manifestó que los informes que ha elaborado incluyen “puntos interesantes” sobre la realidad de la crisis siria.

El político estadounidense puso especial énfasis en el “apoyo total” de los sirios al presidente Al-Assad:

“Es una persona totalmente abnegada (…) A diferencia de muchos líderes del mundo. No es codicioso, no acapara la riqueza nacional y se está sacrificando por el futuro de su nación, así que el pueblo le quiere”.

Por otra parte, el político norteamericano se vio obligado a reconocer que existe una “total unidad” dentro del ejército sirio, así como en la población, sean cuales sean sus creencias religiosas. “Todos luchan juntos para que Siria continúe existiendo”.

Black calificó como “una clara violación del derecho internacional” el propósito de Washington de establecer bases militares en suelo sirio, pese a la oposición radical de Damasco.

“Incluso hemos establecido una base en Al-Tanf (sur), una base estadounidense dentro de Siria (…) No hay violación más evidente del derecho internacional que ir, meterse y establecer una base militar en un país soberano”,

“Siria nunca ha emprendido ninguna acción ofensiva hacia Estados Unidos”. En su opinión, el presidente Donald Trump ha autorizado a personas “que no son bien intencionadas y están usando esa autoridad militar en Siria”.

http://canarias-semanal.org/not/20569/senador-yanqui-al-asad-ganaria-futuras-presidenciales-sirias-con-90-de-votos-/


Dijo Yorgos Mitralias (periodista griego) “Cuando los de arriba declaran la guerra social a los de abajo, la democracia se convierte en un lujo reservado a la oligarquía… pero también en un grito de guerra de los oprimidos”.

Más allá de esta frase tan bien formulada debo agregar que, para que se produzca tal conversión, primero se requiere que haya democracia, como tampoco puede hablarse de su decadencia cuando no existe, cuando ni siquiera ha sido escrita esa palabra, en ningún precepto constitucional.

Y entonces, sólo constituye un engaño, a voces. Nuestra Carta Magna, así como tantas otras copiadas de otros países dominantes, hablan de república representativa y no de democracia, de manera que no nos confundamos.

Muy diferente fue el sistema griego que, precisamente, fue el que se pretendía combatir con estas Constituciones, que rezan “ el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes”.

Una verdadera falacia, porque Grecia pudo demostrar por más de 200 años, que el pueblo deliberaba y gobernaba, con representantes que debían hacer lo que ellos decidían.

Tenemos una Constitución, cuya parte dogmática preserva los derechos oligárquicos, o sea, de desigualdades incomprensibles, que consagró el poder del Ejército, la influencia de la Iglesia Católica, el poder de la propiedad privada para asegurar las grandes extensiones de tierras que fueron arrebatadas a los pueblos originarios, por los piratas empresarios y capitalistas de la época, que también llegan hasta nuestros días a través de sus descendientes.

Todo ello explica la inserción de las fuerzas políticas que nos han gobernado desde entonces, materializadas en el clásico bipartidismo, es decir, una derecha retrógrada, autoritaria, trasnochada y una “izquierda” timorata, que bajo el pretexto de la crisis económica, no han hecho más que caminar en la misma dirección.

Hay que decir que, en el desmontaje del Estado del Bienestar, se produce la privatización de los grandes sectores económicos estratégicos y las limitaciones en los derechos fundamentales y las libertades públicas. Todos somos, sin duda, mercancías de políticos y banqueros.

Así comienza el funcionamiento de los 3 Poderes, supuestamente, establecidos como independientes y soberanos, pero que se van transformando en otra cosa.

El Poder Judicial, se convierte en una Dinastía Superior, ya que sus decisiones son libres y su actuación se hace perpetua en el tiempo, cuasi como una Monarquía. Sin embargo, pueden ser presionadas por los otros poderes.

El Legislativo que amenaza con el Juicio Político y el Ejecutivo que presiona a los dos anteriores. Ninguno puede ser independiente. El derecho al veto del Ejecutivo, es otro engendro inconcebible.

Además, los poderes republicanos no responden al pueblo sino a los partidos políticos, a que pertenecen. Otra cosa increíble: ¿No deberíamos votar a los ministros?

Claro, así no nos pasaría, lo que nos sucede en la Argentina de Mauricio Macri, donde el presidente vacaciona mientras sus Ministros nos hunden en un pantano, sin resurrección.

Como dije, nuestro sistema es una república representativa, palabrita en donde radica la trampa, porque no ha sido ni república ni representativa del pueblo que vota, sino de los partidos que se ubican entre los representantes y representados.

Las grandes formaciones políticas desconocen los verdaderos anclajes de una democracia real, tales como la democracia participativa, la democracia decisoria, la democracia revocatoria, o la democracia económica, por citar sólo algo.

Cuando las fuerzas políticas emergentes plantean cambios constitucionales profundos, en seguida son subliminalmente ignorados por las grandes fuerzas políticas, ancladas en el búnker y la dependencia hacia los poderes económicos que las mantienen.

De la Constitución se hace hoy una sola lectura, interesada, parcial, limitada y unidimensional, conservadora y con partes rígidas, que no permiten que podamos disfrutar de un marco constitucional que avance en la consecución y el desarrollo de muchos buenos principios que se contienen en ella.

Sin ir más lejos, habría que desarrollar no sólo las características para un marco de convivencia federal, o de respecto a la plurinacionalidad del Estado, sino también recoger todos los derechos humanos emergentes, y desarrollarlos mediante normativas que los consagraran y protegieran.

Ya no disfrutamos de una educación pública con prestigio, ni de una sanidad universal y gratuita, porque pretenden aniquilar el sistema público, ya que primero lo degradan, premeditadamente, no hay peor cosa, dicen, que la salud y la educación pública, luego aparece el negociado de la educación y la salud privada, que aparte de ser muy costosas, son de inferior calidad que las públicas, pero nadie lo sabe, ya que creerán en la publicidad del desprestigio, y pensarán que el dinero es para hacerlas mejor, de todo aquello que es gratis.

Aniquilan el sistema de pensiones, empobreciendo gradualmente a los presentes y futuros pensionistas. Si a ello le sumamos la ausencia de redes públicas de protección social, los despidos, el paro galopante, la precarización laboral, el endurecimiento de las prestaciones por desempleo, y los índices crecientes de pobreza, llegamos a la conclusión de que “lo social” es una ilusión en nuestros países.

Por otra parte, la corrupción política e institucional acampa a sus anchas, constituyendo nuestra decadente realidad cotidiana.

Asimismo, el Estado de Derecho deja mucho que desear, habiéndose instalado la percepción ciudadana de que la Justicia no es igual para todos, de que cada vez está más politizada, y de que las estructuras del Poder Judicial favorecen de forma descarada a los más poderosos.

El Estado de Derecho se ha convertido más bien en un Estado policial y represivo, recordándonos los viejos comportamientos de épocas anteriores de nuestra historia.

La criminalización de las movilizaciones ciudadanas, así como de las legítimas protestas de los sectores más desfavorecidos, están poniendo de manifiesto que la lucha de clases se ha vuelto más cruenta que nunca.

Evidentemente, los moldes democráticos se resienten con todos estos factores en su contra, que son los que precisamente determinan la potencia y autenticidad de una democracia real.

Necesitamos por tanto desarrollar un nuevo Proceso Constituyente que deje atrás esta “democracia, que no lo es”, que reconozca la legitimidad constituyente del pueblo.

Una nueva Constitución para un nuevo proyecto de país, para una democracia verdadera, amplia, total y completa, comprometida con los intereses de la inmensa mayoría social, hoy día secuestrados por un Estado condicionado por los espurios intereses de las grandes empresas transnacionales y de los poderes financieros.

Y es que hoy, seguimos incumpliendo con total descaro leyes, convenios, tratados y normas internacionales (sobre derechos humanos, sobre torturas, sobre memoria histórica, etc., y sin embargo, aquí no pasa nada.

Vivimos en una sociedad que aún no ha llegado a comprender que no podemos tener democracia verdadera, si aún tenemos gente enterrada en fosas comunes, o a ciudadanos que aún siguen buscando su identidad o si la gente es torturada en dependencias policiales o detenida, procesada y encarcelada por defender las luchas y conquistas obreras, los derechos humanos, la paz o la justicia, o si no se les garantiza a las personas la satisfacción de sus necesidades básicas.

No podrá existir democracia mientras las fuentes de trabajo y de vida sigan siendo potestad y propiedad de una minoría.

En definitiva, no podemos afirmar que disfrutamos de un sistema democrático si aún poseemos todas estas carencias sociales. Por eso , señores: ¿De qué democracia me hablan?

normaef10@hotmail.com


Toda la documentación existente comprueba, de modo fehaciente, que la Comunidad Europea es un feudo de EE.UU, es decir, no actúa sin su consentimiento y tiene una actitud complaciente en prácticamente todo lo que se le ordena desde ese país norteamericano.

Si los gobiernos alemán y francés, especialmente ahora que el Reino Unido sale de esta relación con el Brexit, tuvieran una posición autónoma, soberana, el mundo podría tener un minuto de tranquilidad bélica, pues todos los esfuerzos de la Casa Blanca por continuar las guerras no serían aceptados sin ninguna crítica por dichas administraciones.

El resultado sería una Europa más sólida, con relaciones internacionales de mayor equidad, luchando directamente contra el flagelo del terrorismo y cuyas directrices estarían en consonancia con la Humanización.

Pese a sus propias limitaciones, por lo menos se pensaría que la política de sanciones que causa estupor, daños y es provocada usualmente por la venganza, tendría que ser transformada radicalmente en diplomacia transparente y diálogo fructífero.

Sin embargo, ha pasado el tiempo en que Francia tenía un rey que se preciaba de su poder y un Napoleón que subrayaba el valor de lo francófilo, independientemente de la cultura libertaria en la Revolución; ha pasado el tiempo en que Alemania poseía un Bismarck que consolidaba su propia identidad germana; continúa el tiempo en que los ingleses, otrora flemáticos y orgullosos, siguen los dictados foráneos y se inclinan con obediencia extrema.

Cuando se conoce que sus gobiernos han sido espiados por el aliado principal y no hay reacción alguna, excepto quejas débiles e ineficientes, es claro que la dependencia política es casi absoluta.

¿Porqué no se toma en cuenta a otras naciones del concierto europeo? Las razones son básicas: no cuentan en las elecciones del bloque ya que la obligación es votar de acuerdo a lo que les indiquen y lo deben hacer sin actitud contestataria.

Es decir, poseen mínimo peso para proponer opciones diferentes y ser aceptadas, incluso cuando favorecen a la misma comunidad europea en la medida que no reciban el visto bueno externo.

Las supuestas contradicciones entre la UE (entendiendo las naciones mencionadas), y EE.UU., son menores frente a la obligación entregada a sus gobernantes para insistir en la política militarista, afectando a sus propias naciones.

Cabe mencionar como un argumento esencial que la Comunidad Europea arriesga a su territorio, a sus ciudadanos, en una clara actitud antipatrótica al aceptar que una confrontación que compete al Pentágono y las élites financiero-militar-industrial globales puedan ser trasladadas a dicho espacio donde niños, mujeres, hombres, ancianos, ciudades y campo, sufrirían las consecuencias devastadoras de una confrontación armada y posiblemente la Tercera Guerra Mundial, nuclear y definitiva. Estados Unidos no sería el epicentro, sino que los tributarios europeos.

La conclusión más importante e imposible de contradecir con argumentación válida es que Francia y Alemania siguen siendo gobiernos genuflexos del Pentágono y no han dado muestras de querer cambiar significativamente.

Ello se ha confirmado también por la escasa independencia de dichos mandatarios de la tutela estadounidense y, finalmente, parece ser que la soberanía ha sido conculcada.

El mundo digno y autónomo espera una reacción de altura en estas naciones, quedar en la historia como aquellas que, teniendo la cultura y poder para hacer de la paz una constante internacional, prefirieron asolar el planeta de conflictos artificialmente creados para favorecer a la Corporatocracia o conjunto complejo de las élites inequitativas.

Es tiempo propicio para levantar la mirada hidalgamente y comprometerse con la justeza y pacificación planetaria.

https://actualidad.rt.com/opinion/carlos-santa-maria/242281-union-europea-independiza-eeuu


Javier Etayo, alias “Tasio”, humorista gráfico vasco, muy conocido por sus viñetas en el diario “Gara” y colaborador del periódico en papel Cubainformación, también participó en el XIV Encuentro Estatal de Solidaridad con Cuba, celebrado en la sala Bilborock de Bilbao.

Cubainformación TV – Video: Ana Gil, Carlos Fiallos, Lázaro Oramas – Fotos: Angi Salazar, Txema Esteban, Eduardo Camino.-


NOTA.- Soy Germán Mejía Vallejo, periodista colombiano, homosexual, comunicador audiovisual, enamorado de las letras, los besos, la Luna, el pistacho y la ortografía.

http://conlaorejaroja.com/dia-del-orgullo-gay-una-marcha-por-los-derechos-o-un-desfile-de-mariquitas/

“Cuando me levanté a consumir medios y revisar las redes sociales, como es mi costumbre, me sorprendí al encontrar en mi Facebook un derrame de arco iris que encandelillaba con su luz, irradiando muchas cosas, menos claridad sobre lo que significa realmente ser gay.  Todos hablaban de la Marcha del Día del Orgullo Gay.

EL ARTÍCULO DE ESTE COLEGA QUE SE RECONOCE HOMOSEXUAL, INCIDE EN DOS TEMAS IMPORTANTES: EL DESFILE DENIGRA A LA MUJER Y A LOS HOMOSEXUALES, AL CONVERTIRSE EN UN ESPECTÁCULO PATÉTICO. MIS AMIGOS HOMOSEXUALES HAN SIDO MÁS DUROS, ASEGURANDO QUE LA PARADA ES "UNA MARICONADA INSOPORTABLE"

EL ARTÍCULO INCIDE EN DOS TEMAS IMPORTANTES: EL DESFILE DENIGRA A LA MUJER Y A LOS HOMOSEXUALES, AL CONVERTIRSE EN UN ESPECTÁCULO MACHISTA, PATÉTICO, PERO HOY UN NEGOCIO MILLONARIO PARA ESE MADRID PARALÍTICO

Yo no entendía qué querían mostrar en sus fotos y vídeos; cuál era el concepto bajo el que guiaban el encuadre y, aún sin saber de ley de tercios o profundidad de campo, sí sabía que las fotos tenían de todo menos contenido y seriedad.

Hombres desnudos, mujeres disfrazadas de camioneras, prospectos de travestis emulando la peor escena de cabaré y un séquito casi inacabable de afeminados, engrosaban la marcha donde se veían ríos de homosexuales y unos pocos heterosexuales que solo gritaban arengas despectivas y tiraban papelitos de colores, harina y donde destilaban vulgaridad, pero que en ninguno de los pasos dados sobre altas plataformas y zapatos multicolores se veían pisadas de real orgullo e identidad.

Me pregunto qué fin tiene hacer una marcha donde se reclame o trate de exigirse el reconocimiento de derechos civiles y legales, para los que gustamos de alguien del mismo sexo.

Eso cae por su propio peso: “desfilar” (porque no se marcha) tratando de convencer a los demás que nos sentimos felices de ser gays es, tácitamente, admitir que los homosexuales somos diferentes o menos que los heterosexuales y eso no es así, pues aún no he visto la primera marcha de heterosexuales donde griten lo felices que son de amar a los de sexo opuesto.

¡Hasta para eso necesitamos entender que estamos en el mismo nivel!

Amar entre iguales no es nada distinto, eso es claro; lo que no me queda claro es para qué marchar y menos por qué hacerlo, ratificando el cliché sobre el que una sociedad miope ha recreado al homosexual: un “mariquita” lleno de plumas, de excesos, de banalidad y de promiscuidad desbordada.

¿Será que en ese circo andante y rimbombante sí hay algo por lo cuál sentirse orgulloso y con lo cuál llamar realmente la atención de las personas y de las instituciones?

El día en que los homosexuales médicos, políticos, sargentos, abogados, odontólogos, periodistas y demás profesionales, que aman a alguien de su mismo sexo o simplemente disfrutan la compañía de alguien que tenga lo mismo en medio de las piernas y marche en silencio, o sin él, pero con respeto y con razones claras que disten más allá del vulgar e inoficioso bullicio, el grotesco y burdo desnudo y multicolor recorrido, sin acciones e intenciones claras, ese día marcharé no solo yo, sino que estoy seguro que muchos de esos que se meten en el clóset o se esconden por miedo a la burla, saldrán ORGULLOSOS de ese escaparate monumental en el que los mismo homosexuales nos hemos encargado de meter a los que, siendo gays, creen que es viable y hasta pertinente dar ejemplo de solidaridad, de respeto y de talento, para no solo ser burlados por “maripositas”, alborotados y, en últimas, “degenerados”.

¡Es una marcha por la igualdad y la dignificación del ser homosexual, no una comedia que produzca risas entre los que como espectadores se burlan del “plumero” en el que este espectáculo casi circense se ha convertido! ¡El hombre al que las palabras le arrebataron la vergüenza!

¿No será más bien que así logramos darle la razón a los homófobos que piensan que los homosexuales son una partida de amanerados, “mostrones” y cuyo “sexo es sucio y excremental”?


A lo largo de los últimos seis años, la capacidad de influencia y el nivel de presencia de EEUU en Siria se han desplomado, mientras que Rusia ha incrementado su papel, aseguró el analista militar sirio Hasán Hasán en una entrevista con Sputnik.

NADA SERÍA MÁS HERMOSO Y ÚTIL PARA LA PAZ EN EL MUNDO, QUE EE.UU. FUERA ARRASADO Y BORRADO DE LA FAZ DE LA TIERRA

Según Hasán, a los estadounidenses les disgusta esta situación, de manera que han iniciado una invasión en la parte sur del país, en Al Tanaf.

EEUU instaló sus sistemas de misiles en áreas donde no existe la necesidad de luchar contra los terroristas. Además, Washington tomó esta decisión de espaldas al Gobierno de Bashar Asad, lo que se traduce en “una agresión contra la soberanía de Siria”, añadió.

“Con estas acciones, Estados Unidos proclama ante el mundo entero, y principalmente ante Rusia, que el derecho internacional no le atañe y que Washington dicta las leyes a su antojo. EEUU trata de impedir al Ejército sirio establecer su control sobre la frontera sirio-iraquí para romper los lazos entre todos los que se le oponen: Teherán-Bagdad-Damasco-Jerusalén [Palestina]-Yemen”, afirmó.

A juicio de Hasán, el avance del Ejército sirio hacia la frontera con Irak estropea los planes estratégicos de Estados Unidos, destinados a aislar a Siria del resto del mundo.

En estas condiciones, el control sobre el paso fronterizo de Al Waleed es muy importante, dado que puede ser considerado un estratégico cruce de caminos entre Siria, Irak y Jordania.

Hay que recordar que el paso fronterizo de Al Waleed, ubicado en las cercanías de la localidad de Al Tanaf, sirve como base de la oposición armada, apoyada por EEUU y sus aliados.

En cuanto a la tregua proclamada por la oposición armada siria, esta cumple con las órdenes de sus patrocinadores extranjeros, que aplican su propia política en Siria“, concluyó.

El 14 de junio, el canal televisivo CNN informó, citando a tres altos cargos militares de EEUU, que las Fuerzas Armadas del país norteamericano habían trasladado su lanzadera de misiles Himars desde Jordania hasta el sur de Siria.

Según dichas informaciones, la desplegaron en Al Tanaf, cerca de la base de la coalición antiterrorista internacional.

Desde mediados de mayo, la coalición internacional liderada por EEUU atacó tres veces a las tropas leales a Damasco en pleno Al Tanaf, una “zona fuera del conflicto”.

Se trata de un área fronteriza con Irak y Jordania, donde están desplegadas fuerzas de la coalición y sus aliados.

El 18 de junio, el cazabombardero estadounidense F/A-18E Super Hornet derribó un Su-22 que pertenecía a las fuerzas de Siria.

Moscú calificó la acción como una agresión militar y una cínica violación a la soberanía de esta nación árabe.

https://mundo.sputniknews.com/orientemedio/201706201070095797-washington-al-tanaf-ofensiva-siria/


¿Qué pasó (pasa) en Venezuela? Lo cierto es que en su momento el Comandante Chávez al ver el accionar que a través de la NED se operaba en el Magreb, hizo la primera advertencia que se volvió grito desesperado ante el mundo frente a los acontecimientos de Libia y el asesinato de Gaddafi y sus hijos.

En soledad, denunció el magnicidio y advirtió sobre la operación destituyente y disolvente que se había realizado. No le costaba imaginarse en el lugar de Gaddafi. Esta operación se llevó adelante siguiendo puntualmente el protocolo propuesto por Sharp.

Primero en Libia, sin considerar cada una de las revoluciones de colores del Magreb, luego en Siria. Operaciones de falsa bandera, montajes de enfrentamientos de tropas gubernamentales contra manifestaciones desarmadas, aislamiento internacional, gran campaña mediática, disputa de sentidos y luego guerra abierta.

Esta situación llega al extremo cuando vemos que el alcalde David Smolansky, integrante del partido Voluntad Popular, escribió en su cuenta personal de la red social Twitter que el gobierno de Maduro estaba utilizando armas químicas contra la población “como está ocurriendo en Siria”.

También en Honduras, Paraguay y Brasil se desarrollaron y desarrollan procesos de guerra híbrida y se trabaja con el protocolo destituyente. Pero Venezuela es sin dudas, el escenario privilegiado de dicha maniobra.

SEGUIR LEYENDO

Origen: El Pathos Trágico de Venezuela en su Laberinto II ~ Barómetro Latinoamericano

 


En palabras del analista político Santiago Pérez, el uso de lenguaje de la época de la Guerra Fría por parte del presidente estadounidense Donald Trump contra Cuba, demuestra “a los gobiernos, pero sobre todo a los pueblos de América Latina, con qué clase de Administración estamos lidiando”.


(A mis amigas, para que no olviden al estado islámico y sus “libertadores”)

Resulta difícil escribir para mis amigas, regadas en diferentes partes del mundo, profundamente confundidas en relación a los acontecimientos de Venezuela y no quieren despertar de esta miserable situación que nos ha llevado una oposición misógina, torpe, criminal, asalariada y vende patria, alentada por diversos gobiernos y grupos económicos transnacionales del mundo.

ASDRÚBAL MÁRQUEZ, MILITANTE BOLIVARIANO, ESCRITOR Y REVOLUCIONARIO

Con el ánimo de responder y clarificar algunos puntos dejo esta reflexión, pensando quizás que muy pronto, ellas, sabrán entender y reflexionar sobre el crimen que se comete con nuestra patria.

Creyendo, quizás, que quien mejor puede entender esto es mi amiga de toda la vida, la gran María, quien en Francia piensa que Venezuela es territorio de locuras, burócratas y perdiciones.

No creo que mi amiga en el Táchira, la vigorosa Yanet, con más de 50 años de amistad, tenga capacidad para entender la geopolítica mundial.

Mucho menos Rosa, en Houston, quien cree solo en la palabra del Señor y por ello no estudia, ya que él le explica todo.

Menos mi adorada amiga Aida, en Suriname, quien confía solo en Holanda. Espero sí, que mi hija pronto reflexione y capte lo que acontece.  De todas formas, para ellas deseo lo mejor y que este escrito le llegue a cada una dependiendo de su nivel.

Entendamos que lo que acontece en Venezuela tiene una connotación exógena; no se trata de si Chávez lo hizo mal y destruyó la democracia mal hecha que teníamos; que Maduro lo hace pésimo y de ahí todos esos chistes malsanos y vulgares; no, el problema es otro.

El problema real es que, con Chávez, Venezuela pasa a ser, con su petróleo y su Constitución, un enemigo mortal, un ejemplo que otros países en América y el mundo no deben seguir.

En los últimos años han descubierto una serie de hechos que perturban al imperio y sus aliados europeos, es por ello que Venezuela debe ser destruida, de la misma forma que Siria está siendo destruida desde 2011.

Si visualizamos los acontecimientos que se libran en el Medio Oriente, especialmente en Siria, después que otros países han sido destruidos, tal como pasó en Irak, y contando Europa con su punta de lanza que es Israel, podemos comprender que, en parte, dicho acontecer tiene que ver con lo siguiente: por Siria tenía que pasar un oleoducto, de 5.000 Km, para trasladar el gas de Catar y suministrarlo a Europa.

Estados Unidos propuso construirlo en 2009, pasando desde Catar por Arabia Saudita, Jordania, Siria y Turquía y tenía como fin primordial acabar con la dependencia rusa, que suministra gran parte del gas que consumen los europeos.

Es de destacar que Siria es la cuna de la civilización árabe, donde se ha desarrollado el panarabismo que busca la integración del mundo árabe. Estados Unidos, Europa y en especial Israel, buscan desintegrar, balcanizar los países árabes, para derrotar las fuerzas progresistas, para así apoderarse de sus productos vitales.

Es por ello que Bashar Al Assad se ha convertido en un hueso duro de roer; además, él impidió que por su país pasara el proyectado gasoducto.

Lo que ha ocasionado que las fuerzas del mal, tales como: el estado islámico, ISIS, al qaeda, los yihadistas, al Nusra, Daesh y mercenarios de cerca de 90 países que asesinan sin piedad y crean caos donde van, son financiados por Estados Unidos, Europa, Arabia Saudita, Catar, Kuwait, Bahréin, con el apoyo Israel buscan destruir al gobierno legítimo de Siria.

Ésta agresión ha generado más de medio millón de personas asesinadas y más de 11 millones de refugiados o desplazados.

Extrapolemos esta situación y la llevamos a nuestro país. Es evidente que Caldera pensó que Chávez era un tonto en política y le dio un beneficio procesal en función de derrotarlo políticamente.

No olvidemos lo afirmado en el pasado: en nuestro país no hay petróleo sino un betumen que no sirve para nada, según datos aportados por los meritocráticos, por los “especialistas” y los vende patria. Recordemos que para esos sectores América Latina es territorio gringo.

Con estos ítems como base Chávez tomó el poder y plantea una Constitución que pasa a ser una de las mejores del mundo, asume la faja bituminosa y se determina que Venezuela es el primer país con las reservas probadas de petróleo más grande del mundo, llama a reivindicar a Simón Bolívar y crea el CELAC, sueño enmarcado en la Carta de Jamaica y subleva los países de América Latina contra el imperio gringo.

Era demasiado, Venezuela es mal ejemplo, Venezuela, al igual que Siria, tiene que ser destruida.

Entiendo ahora la razón por las que mis amigas no hayan visualizado el rollo. Chávez trata de hacerlo bien y, a su vez el petróleo llegó a más 100 dólares, eso permitió solventar muchos problemas; además se determina que Venezuela es rico en oro y otros minerales preciados. El imperio utilizó sus artimañas y destruyó al hombre, al líder, al extremo que le asesinan.

En sus momentos de lucidez tuvo la gracia de encomendar a Maduro. Para USA, sus aliados europeos y para la oposición, este chofer era fácil de destruir, en pocos meses lo volvemos leña. Resulta que el hombre es un hueso duro de roer, terminó siendo parecido al “dictador de Siria”.

Ante esta realidad debemos sumar que en Venezuela hay unos asesinos fáciles de conducir, sujetos que no responderían a favor del país, que son fáciles de comprar: Borges responde por los franceses, Leopoldo por España, Capriles por Polonia, Smolansky por Israel, Tintori por Italia, Machado por USA y, en suma, todos le dan preferencia a las órdenes del Pentágono.

Debemos prepararnos: los Estados Unidos están decididos a convertir a Venezuela en la Siria de América, cuentan ya con Colombia como el Israel del conflicto y con partidos internos como Primero Justicia, Voluntad Popular, Vente, más una serie de ONG que preparan el terreno para accionar, reciben dólares, materiales y asesoramiento gringo e israelita.

Es el momento de todos los revolucionarios de accionar, Patria Socialista ya, con Chávez, Maduro y la Constituyente debemos caminar. El socialismo es la razón de la vida. El socialismo es la única vía para salvar la humanidad.

Caracas, 18 de julio de 2017


El presidente ruso comentó al cineasta Oliver Stone su “compleja” relación hacia el líder soviético, Iosif Stalin, quien gobernó la Unión Soviética desde finales de la década del 1920 hasta su muerte en 1953.

OCCIDENTE INTENTA DENIGRAR A RUSIA CONDENANDO LA POLÍTICA DE STALIN, VERDADERO ARTÍFICE DE LA DERROTA DEL III REICH

Vladímir Putin subrayó que descarta tanto la “excesiva demonización” de Stalin como el “olvido de los horrores de estalinismo”, mientras al mismo gobernante soviético lo califica de “figura compleja”.

Según el mandatario ruso, “Stalin fue un producto de su época” y es lógico que exista una variedad de opiniones sobre su gestión, desde la demonización del personaje al reconocimiento de su éxito en la derrota del nazismo y la consiguiente victoria sobre el III Reich en la II Guerra Mundial.

En este sentido, Putin comparó a Stalin con otras figuras históricas con un destino algo parecido.

“La historia británica cuenta con un cierto personaje, que se llama Oliver Cromwell. Llegó al poder durante un proceso de transformaciones revolucionarias y acabó siendo un dictador tiránico. Pero en toda la Gran Bretaña todavía mantienen monumentos en su honor”, recordó Putin.

Además, el mandatario comentó aspectos de la figura de Napoleón:

“En Francia, Napoleón es idolatrado. Sin embargo, llegó al poder tras una revolución cruenta. ¿Y que hizo más tarde? No solo restauró la monarquía sino se autoproclamó emperador y llevó a su país hacia una catástrofe nacional y una derrota total”, explicó.

En cuanto a la demonización de la propia figura de Stalin, para Putin es “una forma de atacar a la Unión Soviética y a Rusia”.

“Con la difamación de Stalin se busca mostrar que la Rusia de hoy tiene ciertos elementos del estalinismo como marcas de nacimiento”, señaló, agregando que “todos llevamos algunas”, y que la situación en el país ha cambiado “drásticamente”.

En conclusión, el líder ruso recordó la peculiar “flexibilidad” del primer ministro británico Winston Churchill en su relación al líder soviético.

“Cuando se desató la Segunda Guerra Mundial, Churchill llamó a cooperar con la URSS y con Stalin, al que definió como “un gran estratega y revolucionario”. Después de la guerra, Sir Winston, sin embargo, se convirtió en el instigador de la guerra fría. Finalmente, cuando la URSS ensayó una bomba atómica, ese mismo Churchill declaró que los dos sistemas debían encontrar un equilibrio para coexistir”, explicó.

El politólogo ruso, Ígor Shatrov, comentó a Sputnik las declaraciones del líder ruso acerca del tema (considerado “delicado” en Rusia y en Occidente), calificándolas de “respuestas de un ciudadano y estadista responsable“:

“Un ciudadano coherente y responsable ama y respeta la historia de su país. Un político responsable y racional entiende que las decisiones políticas no se pueden juzgar de una sola manera”, destacó.

La gestión de Stalin debe ser juzgada en todo el conjunto de sus consecuencias, incluso para la Rusia moderna y no se puede permitir “dudar sobre la legitimidad de la URSS en aquella época, y, por consecuente, sobre su soberanía actual“.

“Es muy lamentable que en aquel entonces la soberanía y la seguridad estatal se lograran mediante métodos absolutamente inaceptables para la Rusia de hoy. Jamás se emplearán de nuevo. Y esto, creo, sería el enfoque más adecuado para juzgar el proceso histórico y sus protagonistas”, concluyó Shatrov.

https://mundo.sputniknews.com/rusia/201706171070049858-putin-revela-relacion-iosif-stalin/


El 16 de junio de 2017, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en un discurso cargado de una retórica hostil, que rememoró los tiempos de la confrontación abierta con nuestro país, pronunciado en un teatro de Miami, anunció la política de su gobierno hacia Cuba que revierte avances alcanzados en los dos últimos años, después que el 17 de diciembre de 2014 los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama dieran a conocer la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas e iniciar un proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales.

El gobierno revolucionario responde a estas declaraciones hostiles e injerencistas.

Sin sorpresa alguna, los cubanos recibieron este viernes la noticia del anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre su nueva política hacia Cuba.

Para los cubanos, el discurso del mandatario norteamericano fue obsoleto e injerencista y su nueva política como un retroceso.


Es bien sabido que en los estados meritocráticos, en los que la valía intelectual acredita el ascenso u ocupación de un cargo público, el nepotismo es un mero acto de corrupción.

PODRÍA CITAR DECENAS DE CASOS DE NEPOTISMO POLÍTICO EN ESTA ESPAÑA AÚN FRANQUISTA, EN LA QUE LOS “PROGRES” OSTENTAN LAS MISMAS LACRAS DE LOS FASCISTAS, PERO NO CABRÍAN EN ESTE BLOG

Pero curiosamente, en España o México (dos democracias sui generis), el nepotismo no se contempla como delito, pero sí es una práctica prohibida y sancionada con responsabilidades administrativas.

TANIA SÁNCHEZ, DIPUTADA, CON SU EX PAREJA PABLITO

Si todos los secretarios generales de los partidos políticos con representación parlamentaria tuvieran el descaro nepotista de Pablito Iglesias (cuya ex pareja Tania Sánchez ocupa un escaño como diputada, al igual que la actual compañera sentimental del mentado, como portavoz del Club de Fans), las Cortes borbónicas podrían batir un récord Guinnes.

IRENE MONTERO, DIPUTADA, CON SU PAREJA ACTUAL, PABLITO

El machismo que esas “casualidades” muestran, resulta mil veces más escandaloso que aquellas críticas que se puedan formular, ante la singular debilidad del autor de la tesis “Zapatero: Referente progresista Global“.

Animo a Soraya Sáez de Santamaría, Pedro Sánchez (cuando recupere su escaño), Albert Rivera, Dolores de Cospedal,  Mariano Rajoy,  Gabriel Rufian y demás líderes de las formaciones con representación en ese hemiciclo, para que coloquen a sus parejas sentimentales en el correspondiente escaño.

Si en lugar de Pablito, la protagonista de un caso similar hubiera sido, por ejemplo, Cristina Cifuentes, los gritos del Club de Fans y su socia La Secta TV, llegarían a la luna.

El lema podemita: Abajo el machismo, viva el nepotismo

 


La ex mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner (CFK), lanzó una nueva propuesta de 15 puntos para recuperar los empleos, salarios, proteger la industria nacional, a los jubilados y las empresas del Estado, entre otros.


Como bien lo dijo el excelente sociólogo, politólogo investigador y docente de la Universidad de Bs As, Atilio Borón: ”El lugar más poblado del planeta es Facebook con 1860 millones de usuarios” y “La batalla más importante del Imperio es la de los medios y la hace de una manera extraordinariamente exitosa, porque ese es su principal teatro de operaciones y no lo han descuidado”.

ES SABIDO QUE LOS SISTEMAS ONLINE, FAVORECEN EL FRAUDE COMERCIAL Y POLÍTICO, ASÍ COMO LOS NEGOCIOS TURBIOS, LA DIFUSIÓN DE NOTICIAS FALSAS.

Y esto es bien cierto, ya que el reinado de la TV ha quedado muy atrás y el triunfo de Donald Trump, se debió a las redes sociales, ya que la gran mayoría se informaba a través de Twitter, Instagram, Facebook, etc.

El especialista también destacó que las redes sociales “permiten ser productoras de noticias”. ”No aprovechar esto es un problema grave”, advirtió.

Y precisamente, eso es lo que hace Mauricio Macri, asesorado por Durán Barba en la Argentina, invirtiendo gran cantidad de recursos en los trolls, que realizan esta guerra sin cuartel.

“La concentración de la propiedad de los medios de comunicación, que tiene una deriva antidemocrática, y su transnacionalización, son tan grandes que muy pocos gobiernos pueden resistir su embates”, señaló Borón, quien remarcó “que tienen la capacidad fenomenal de chantajear y extorsionar no solo a los gobiernos sino a los ciudadanos, a los partidos, a los sindicatos, a todas las organizaciones. Y están por fuera de cualquier de control democrático”.

Y continúa: “en esta batalla geopolítica, que por supuesto tiene a Estados Unidos como usina del fenómeno, estos medios se han convertido en un gobierno invisible e incontrolable, que pone y saca presidentes”.

McBride, también alertaba sobre las mentiras sistemáticas que podía producir una prensa descontrolada, en donde había ausencia de fuentes alternativas”, insistió el investigador, que dio como ejemplo de engaños colectivos las falsedades que dieron origen a la invasión de Irak sobre las supuestas armas químicas en poder de Sadam Hussein.

En tal sentido, recordó que el periodista W.H Laurence, del The New York Times en los años de la Segunda Guerra, fue enviado a Japón y llegó Hiroshima pocos días después del estallido de la bomba atómica y mandó un cable que fue tapa del New York Times y que dice textual: «No hay radiactividad en las ruinas de Hiroshima».

Atilio Morón, refiriéndose al fracaso progresista, hizo mención al pasar, como ejemplo, a la experiencia del programa 678. “Yo les decía –aunque nadie me escuchaba– que la mejor manera de contrarrestar el influjo negativo de Clarín no era haciendo un anti Clarín sino haciendo otra cosa”.

También cuestionó a Página 12, diario del cual es columnista desde hace 30 años, por pensar que por pegarle todos los días a Macri en su primera plana lo iban a debilitar”. “Y así se pierde la elección en la ciudad de Buenos Aires, en 2007”, señaló.

Considero que es bueno destacar que el pasado domingo Emmanuel Macrón venció a Marine Le Pen, en la segunda vuelta de las elecciones francesas.

La influencia de Internet en dichas elecciones ha quedado más que evidente; se abre una nueva era en la política mundial. Macron será el próximo presidente de Francia, algo sorprendente por muchas razones.

Ya es conocido como “el presidente sin partido”, ya que el partido independiente que fundó y es tan joven que aún no tiene representación en ninguna cámara.

También lo que se viene en Perú, podría extenderse a Latinoamérica y es que la política está cambiando, y lo seguirá haciendo con mucha más fuerza en el futuro, pues llegó Internet, y vino para revolucionar lo que hasta ahora conocemos en la política.

Una de las principales modificaciones que tendrá es el sistema de votación. Hoy en día, cada vez que tenemos que elegir a un nuevo alcalde distrital o a un nuevo presidente regional o nacional, debemos acudir a un centro de votación en donde el Estado se encargó de armar una infinidad de mesas, para que todos los ciudadanos mayores de edad podamos ejercer nuestro derecho constitucional al voto.

Probablemente el más grande problema con la votación electrónica sea la seguridad y confidencialidad, pues constitucionalmente, todos los ciudadanos tenemos derecho a que nuestro voto sea secreto.

Sin embargo, con la llegada de la tecnología y la posibilidad de votar desde cualquier parte del mundo, es importante verificar los datos de los votantes para determinar si quien vota, efectivamente, está en capacidad de hacerlo, por ejemplo que se trata de un ciudadano nacional, que cumpla con el requisito de la mayoría de edad, etc.

LEER ORIGINAL Y COMPLETO


En estas fechas, cuando un neoliberal como Carles Puigdemont, junto a sus socios de ERC y la CUP (colectivo tan independentista como trotskista) anuncia que, pese a la Constitución española y las normas que impiden la consulta soberanista, ésta tendría lugar tras el largo y cálido verano que se avecina, las cabezas dirigentes de los partidos representados en el Parlamento borbónico se apresuran a “marcar paquete”, con la misma prisa que un león micciona en un territorio que cree propio, para que el resto de los felinos se acojone un pelín.

ANTE TANTO DESCARO SOBRE SUPUESTAS DESAVENENCIAS INTERNAS EN EL CLUB DE FANS DE PABLITO, SOLO CABE SEÑALAR LA CONVENIENCIA DE INTERPRETAR UNA GUERRA INEXISTENTE

Algo así sucede en el Club de Fans de Pablito, en el que socialdemócratas como Miguel Urbán y Teresita De Kichi, han osado pisar una supuesta zona prohibida, defendiendo el derecho a organizar el referendo catalán, a sabiendas de que, tanto Izquierda Unida, asistenta por horas del Club, como algunas cabezas rectoras del colectivo mediático, aplican a su ideología el bálsamo de la desmemoria, para afirmar, una y  mil veces, que “donde dije Digo, digo Diego”.

La supuesta disidencia entre hermanos de plasma (los mentados suelen ocupar la pantalla de La Secta, La Cuatro y Antena-3 todos los días de la semana, aunque no haya noticia alguna que lo justifique), resulta tan falsa como la honestidad de los miembros del Tribunal Constitucional, que “anularon la amnistía fiscal del ministro Montoro” (permitiendo que cientos de delincuentes no pasaran por el banquillo, acusados de varios delitos de estafa y evasión) a sabiendas de que esa sentencia no afectaría en lo absoluto a los ya amnistiados.

Una forma como otra cualquiera de aceptar una barrabasada jurídica, pero “muy democrática”, para 4 años después de aplicado el perdón gubernamental, aparentar ante el pueblo (que jamás es soberano bajo este régimen) que el TC es un organismo que defiende la legalidad y castiga al malhechor.

Y una mierda, señores/as magistrados. Se les ha visto el plumero, las bragas y el calzón, pero no las vergüenzas, por obvios motivos. No las ostentan.

En pura lógica democrática, un político “extranjero” no debería practicar la injerencia en asuntos internos de una nación que aspira a convertirse en estado independiente.

Hace muchos años que, ante los rumores de un posible referendo, manifesté mi comprensión ante el anhelo soberanista, puntualizando que ese tema era asunto del pueblo catalán y no mío, aunque esa República pasara a formar parte del equipo neoliberal, pro-estadounidense, pro-europeo, partidario del euro, del terrorismo “rebelde” en Libia, en Siria, defensor de los golpes de estado en Paraguay, Honduras o Ucrania, además de enemigo directo de los gobiernos de Cuba y Venezuela, como Francia, Alemania, España, Italia, Bélgica, Montenegro o Letonia.

No me extraña que todo ello les encante y apasione a panfletarios como Urbán y Teresita, distinguidos por los mismos odios y amores que la CUP, Esquerra Republicana y Puigdemont.

Solo les falta, como a los kurdos, dejarse de garambainas y enarbolar la bandera de EEUU en lugar de la Senyera. En el fondo, Urbán y De Kichi son como Obama y Hillary Clinton.


Que la mayor parte de los diarios occidentales hayan dedicado primeras planas a la primera victoria del partido Francia en Marcha, utilizando titulares  como “Macron robustece su liderazgo“, “El Efecto Macron“, “La Ola Macron” o “Macron arrasa” causan más risa que deseos de seguir leyendo, ante la debacle de la democracia representativa que atraviesa la patria de la Revolución de 1790.

El descaro y la gilipollez periodísticas parece que caminan sin freno, hacia el mismo final que el de esa clase de elecciones amañadas desde los medios de comunicación, por órdenes de la banca privada y el gran empresariado, que en definitiva (para eso existe Bilderberg) son las cloacas doradas de donde parten las “orientaciones” hacia los votantes, convertidas en presencia constante en los medios del Delfín de François Hollande, ex presidente que ha enterrado al Partido Socialista francés.

En cualquier consulta donde el número de electores/as es tanta como en el vecino país (47 millones), la probabilidad de que un solo voto afecte al resultado final es tan baja como la de que Cristiano Ronaldo celebre un gol con cierto grado de humildad.

En los países europeos, dotados de leyes que castigan a los partidos pequeños, se prioriza a los grandes colectivos y se distribuyen de forma aviesa los votos, utilizando normas proporcionales tan injustas e ilegítimas como la D’Hont.

Resulta lógico que ante ese escenario y tras veinte lustros experimentando la forma de que la democracia beneficie, no al pueblo, sino a quienes detentan el poder económico, se debata lo que los expertos llaman “la teoría de la elección racional“, ya que racionalmente, una persona dotada de una inteligencia media debería no votar.

Item más. En ese juego en el que se ha convertido la democracia representativa, aplicando la lógica más elemental (que demuestra que un voto no cambia nada),  la participación en elecciones en grandes países debería ser cero.

Volviendo al fracaso de estos comicios en Francia, los medios hegemónicos olvidan voluntariamente que 25 millones de ciudadanos/as, por vez primera en la historia de unas elecciones legislativas, han demostrado que la racionalidad es mayoritaria.

A la insólita abstención del 51’29%  se une otro hecho singular. De los 22 millones que cumplieron su “compromiso político”, tan sólo 7 y medio optaron por Francia en Marcha.

Una Marcha bastante pobre, a tenor de un dato apabullante: el partido de Macron detentaría la mayoría absoluta de la Asamblea Nacional, contra la voluntad de 39 millones y medio de paisanos/as. A eso le llaman democracia.

Una palabra que en boca de Macron o Rajoy, Sánchez o Iglesias, Trump o May, Rufián o Rivera, resulta despreciable.

Ojalá ese desdén hacia las urnas gane adeptos, hasta que la democracia participativa se imponga por pura racionalidad y sentido común.

A %d blogueros les gusta esto: