Category: REFLEXIONES



EL PROFESOR DEL GAL Y  DE A OTAN SALUDA A SU ALUMNO TROSTSKISTA

EL PROFESOR DEL GAL Y DE LA OTAN SALUDA A SU ALUMNO TROTSKISTA

Querida Ángeles:

Eres una de las pocas personas que desde el primer momento comprendieron y proclamaron que Podemos es “un fenómeno mediático que pretende ser político”, para decirlo con el título de uno de tus artículos (http://lahaine.org/eC3m) de referencia sobre el tema, publicado a principios de 2014; el otro (aunque has escrito más y todos esclarecedores), publicado unos meses después, fue “Podemos y la folletinización de la política: Pablo González o Felipe Iglesias“, (http://lahaine.org/eK6F) que a pesar de los tres años transcurridos podría haber sido escrito ayer (lo cual, dicho sea de paso, es más que preocupante); un texto que no tiene desperdicio, con párrafos tan contundentes como este:

“El votante-espectador quiere salir del shock pero sin coste, sin el inmenso esfuerzo de ser él el protagonista, el sujeto que es parte y toma partido, el sujeto que no elude el conflicto y asume riesgos. Felipe González o Pablo Iglesias son figuras intercambiables de ese deseo. Como entonces, se establece el par ilusión-desafección. El público elude el conflicto real, prefiere verlo representado, de ahí el éxito de las Tertulias. Pero además la magnitud de la crisis hace urgente que algo cambie”.

Solo hay una palabra, en tu imprescindible artículo, que, sin parecerme inadecuada, pienso que se podría sustituir por otra más precisa: creo que el referente narrativo de la política actual no es tanto el folletín como el sketch, el clip y, sobre todo, el spot publicitario.

Según el diccionario, el folletín es una “obra literaria, teatral, cinematográfica o televisiva que presenta sucesos y coincidencias dramáticas y emocionantes, aunque a menudo poco verosímiles, con una escasa elaboración psicológica y artística, y cuyo argumento suele ser el enfrentamiento entre el bien y el mal”, por lo que no hay duda de que la política, tal como señalas, lleva mucho tiempo folletinizada.

Pero, últimamente, incluso el maniqueo y sensiblero folletín le viene grande al relato político al uso. Al fin y al cabo, en el folletín hay personajes definidos y no tan intercambiables como Pablo y Felipe, y, bien que mal, la historia se ciñe a las normas aristotélicas de planteamiento, nudo y desenlace, mientras que la farsa política actual se parece más a una colección de spots publicitarios que solo buscan el impacto inmediato y que se preocupan muy poco por configurar un relato coherente o tan siquiera un mosaico homogéneo.

No importa que en un spot de Frenadol nos adviertan de que no hay que conducir bajo sus efectos y que en otro (o incluso en el mismo) veamos a un individuo al borde del colapso, que tras ingerir la pócima mágica conduce alegremente un automóvil por terreno accidentado y con niños a bordo.

Incluso puede ser bueno (desde el punto de vista publicitario) que el mensaje sea contradictorio, pues nos da a entender que con Frenadol podemos saltarnos las reglas de la propia farmacopea, accediendo a un estatuto psicofísico superior y sin barreras.

Análogamente, los spots políticos y los vergonzosos sketches de su club de la tragicomedia nos ofrecen esa “fusión de contrarios” que solo es posible en los sueños y en los delirios, e intentan convencernos, por ejemplo, de que se puede ser anticapitalista y a la vez aceptar las reglas del juego impuestas -a sangre y fuego- por el capitalismo.

Creo, para terminar, que tanto tú como yo hemos sido excesivamente blandos y eufemísticos en nuestras críticas a los nuevos socialdemócratas vestidos de lagarterana.

Creo que, visto lo visto, ha llegado el momento de decir alto y claro que son lo peor (puesto que son los que más engañan), como lo fue en su día el PSOE, y que a estas alturas hay que ser muy necio, muy ingenuo o muy oportunista para seguir apoyándolos.

http://www.lahaine.org/la-spotizacion-de-la-politica


A pesar de los pronósticos de muchos expertos, que se apresuraron a calificar Europa del Este como una de las regiones a las que más afectará la próxima presidencia de Donald Trump, la mayoría de los líderes de los Estados de esta zona han expresado abiertamente su apoyo al republicano.

 EL LÍDER DEL PARTIDO RADICAL SERBIO, VOJISLAV SESELJ, Y SUS SEGUIDORES PROTESTAN CONTRA LA VISITA DEL VICEPRESIDENTE DE EE.UU., JOE BIDEN, A BELGRADO- FOTO: ALEXA STANKOVIC /AFP

EL LÍDER DEL PARTIDO RADICAL SERBIO, VOJISLAVSESELJ, Y SUS SEGUIDORES PROTESTAN CONTRA LA VISITA DEL VICEPRESIDENTE DE EE.UU., JOEBIDEN, A BELGRADO- FOTO: ALEXASTANKOVIC /AFP

El politólogo Maxím Samorúkov explica el porqué

En su artículo para Carnegie.ru, el analista señala que los intereses de política exterior de muchos países de Europa del Este van mucho más allá de obtener la protección estadounidense contra una hipotética amenaza rusa, y en muchas cuestiones —como, por ejemplo, las relacionadas con las migraciones o el calentamiento global— la posición de Trump les resulta más cercana que la de Hillary Clinton.

Polonia

En el caso de Polonia, el experto recuerda que Trump se dirigió en varias ocasiones a los polacos que viven en EE.UU. durante la campaña electoral.

En sus discursos —seguidos con atención desde este país— dijo “exactamente lo que querían oír“, prometiendo abolir los visados para los polacos y destacando que Polonia es uno de los pocos aliados de EE.UU. que hace la contribución necesaria a la defensa.

En cuanto al Gobierno polaco, la ventaja principal de Trump para Varsovia es que no la va a presionar con sermones sobre la democracia, como lo hicieron Washington y Bruselas durante el año pasado.

Hungría

Hungría, cuyo primer ministro Viktor Orbán fue el primer líder europeo en apoyar públicamente la candidatura de Trump, también está cansada de la crítica occidental por supuestos problemas con la democracia, mientras que el propio Orban tuvo “una relación pésima” con la administración de Obama, señala el analista.

República Checa

El presidente de la República Checa, Milos Zeman, también apoyó abiertamente la candidatura de Trump incluso antes de las elecciones, motivado, según Samorúkov, por la posición del magnate sobre la migración, la lucha contra el terrorismo islámico, y la reducción de la interferencia estadounidense en los asuntos de otros países.

Eslovaquia

Mientras tanto, el Gobierno eslovaco se mostró aún más entusiasmado con la victoria de Trump, destaca el analista, explicando que Eslovaquia —el mayor punto de tránsito del gas ruso a Europa— está particularmente interesada en la reducción de las tensiones entre Rusia y Occidente y en el levantamiento de las sanciones.

Balcanes

En Serbia y en muchas comunidades de Bosnia y Montenegro, Trump se ha convertido en el “favorito absoluto” por ser “un ferviente opositor de la familia Clinton”, aunque también es verdad que este apoyo de los serbios causó la hostilidad hacia Trump por parte de Kosovo, Albania, y los musulmanes de Bosnia.

Europa del Este, cansada de su papel secundario

El analista resume que la victoria de Trump tan solo “aterrorizó” a unos pocos países pequeños en la periferia de Europa del Este: los estados del Báltico, Albania y Kosovo, mientras que la mayor parte de los países de la región están bastante satisfechos con este resultado.

Y es que, según Samorúkov, la ‘amenaza rusa’ para la mayoría de los líderes de Europa del Este es algo “demasiado teórico”, mientras que los conflictos con Bruselas son una “desagradable realidad”.

Los países de Europa del Este están cansados de su papel secundario frente a las viejas potencias occidentales; de su poca influencia en las decisiones europeas; de los constantes sermones sobre su política interna y de que en cualquier conflicto, el Washington de Obama siempre tomara el lado de Bruselas.

La victoria de Trump les da la esperanza de cambiar este equilibrio de poder, concluye el autor del artículo.

https://actualidad.rt.com/actualidad/228975-europa-este-victoria-trump


teleSUR y El Telégrafo se unen en la coproducción de un programa de análisis político para seguir el pulso democrático en América Latina y descifrar los acontecimientos que están en el tablero político en Ecuador.


la-polc3adtica-del-hasta-aquc3ad

Dicen los pescadores de Isabela de Sagua que lo importante no es la distancia, sino el flujo de las corrientes marinas.

Y lo explican sin necesidad de mapa alguno: el caserío, ubicado en la costa norte de Cuba, no es ni remotamente el punto más cercano a Estados Unidos, pero justo enfrente se yuxtaponen cayos, islotes… vestigios del delta sumergido del río que, en la concreta del mar, funcionan como una especie de trampolín entre el litoral de Sagua y el sur de la Florida.

Semejante particularidad fue aprovechada con deseos durante la primera mitad del siglo XX, cuando el puerto de Isabela recibía la inyección en vena de las mercancías norteamericanas, y varias décadas después, en plena crisis migratoria de los 90, cuando las balsas se construían en los patios de las casas y hasta la región llegaban cubanos de todos los rincones de la isla con los bártulos al hombro en busca de lo que entonces parecía una gran terminal marítima.

Como la huelga del 9 de abril para mis abuelos y el juicio televisado al General Ochoa para mis padres, la avalancha de gente lanzándose al mar —“como los peces”, cantaría Varela— es un capítulo de la historia de Cuba que nadie tuvo que narrarme.

Un capítulo triste, en verdad. Un capítulo que polarizó la ya polarizada dicotomía entre los que se fueron y los que se quedaron. Más bien, un trauma.

Cuentos de todo tipo ha habido: el lanchero que llegó hasta la mismísima costa, no encontró al grupo que debía estar esperando y, para que le pagaran allá su viaje, se llevó a un pescador despistado; la madre soltera que intentó irse una decena de veces hasta que fue a dar con sus tres hijos pequeños a la base naval de Guantánamo; el hombre que bajó 20 libras en el trayecto de 12 horas y juró no contarle jamás a su familia; la historia terrible de los que no sobrevivieron la travesía…

Es precisamente esa válvula de salida anárquica y desordenada la que ha cerrado el presidente norteamericano al eliminar la política de “pies secos, pies mojados”; una prerrogativa que, puesta en vigor por la administración Clinton, otorgaba estatus legal a los cubanos que ingresaran sin visa a Estados Unidos.

Al dar este paso, estamos tratando a los inmigrantes cubanos de la misma manera en que tratamos a inmigrantes de otros países”, ha suscrito Barack Obama en una declaración emitida el pasado 12 de enero en la cual insiste: “Continuaremos dando la bienvenida a los cubanos, como damos la bienvenida a inmigrantes de otras naciones, de manera coherente con nuestras leyes”.

La medida es, de hecho, tan pragmática como el espíritu mismo de la nación que Obama representa: si ambos países han reconocido que la emigración cubana es esencialmente económica, ¿qué justifica el mantenimiento de un subterfugio esencialmente político?

Si los cubanos apenas ponen un pie de forma ilegal en Estados Unidos, ya empiezan a mover los caracoles para regresar de visita a la isla, ¿cuál es el refugio político que necesitan? ¿Cómo queda el estribillo de “garantizar la Seguridad Nacional norteamericana” al permitirle la entrada sin restricciones a todo el que llegue de Cuba?

LEER ENTRADA ORIGINAL Y COMPLETA

https://cubaprofunda.wordpress.com/2017/01/18/la-politica-del-hasta-aqui/


Si hablara del yihadismo este artículo perdería su gracia, por lo que hablaré del anarquismo, o sea, de la asimilación del anarquismo al terrorismo y de los réditos que de ella se han derivado siempre, desde hace más de cien años.coupat

Pero si hablara de la “lucha contra el terrorismo” (anarquista o cualquier otro) en España acabaría en una mazmorra inmunda, así que hablaré de otro país, como Francia, por ejemplo, algo que -de momento- no atraerá las iras de ningún inquisidor de la fiscalía (o eso espero).

En 2008 la policía antiterrorista francesa, respaldada por la correspondiente intoxicación mediática, como es habitual, fabricó la historia de los sabotajes a varias líneas del AVE francés (TGV).

Un caso claro de terrorismo cuya lotería le tocó a los anarquistas, aunque podía haber tocado a cualquier otro. Lo importante es que la policía y los medios necesitaban ruido y les resulta fácil lograrlo si nadie les hace frente como se merecen.

Como consecuencia de aquellos “sabotajes anarquistas” la policía francesa remueve Roma con Santiago, con redadas y registros en cada uno de los centros donde se reunían los sospechosos, hasta que dieron con el lugar ideal para orquestar la farsa: una comuna de okupas en la localidad de Tarnac.

Aquellos pacifistas y alternativos no eran tan inofensivos como creían los vecinos, sino tipos peligrosos y mal encarados. ¡Hay que estar un poco más alerta y llamar a la policía a la mínima sospecha!

La lotería policiaca siguió cuando algunos (y no otros) fueron acusados de un delito creado en los tiempos en que el general fascista Petain era el amo del Vichy colaboracionista de la Segunda Guerra Mundial.

Se llama “asociación de malhechores con fines terroristas”, el equivalente a la “pertenencia a banda armada” autóctona.

A Francia no le bastaba con el yihadismo sino que también necesitaba resucitar el “terrorismo de extrema izquierda” para justificarse a sí misma, sus atropellos y sus crímenes: el auténtico terrorismo de Estado.

LEER ORIGINAL Y COMPLETO


Lo que sigue es una parte del artículo que John Wight ha publicado en CounterPunch, con el tíulo “Russia Must be Destroyed: John McCain and the Case of the Dodgy Dossier“.

0920kinzer_web

Carthago delenda est (“Cartago debe ser destruida”) son palabras que nos llegan de la historia antigua.

Fueron pronunciadas por Catón el Viejo, el famoso soldado romano, estadista y orador, y nunca han sido más relevantes que en estos momentos.

La Roma de nuestro tiempo es Washington, Rusia es Cartago, y el Catón el Viejo de hoy es el senador estadounidense John McCain, cuya búsqueda de un conflicto con Rusia no tiene límites.

De hecho, para McCain, la creencia de que Rusia debe ser destruida, ha sido elevada a la condición de una verdad evidente y revelada.

La demonización de Rusia

Sobre la cuestión del por qué el empeño profundo de Estados Unidos y del establishment liberal de Washington en mantener a Rusia en el papel de enemigo mortal, la respuesta es muy simple: el dinero.

Grandes y poderosos intereses económicos e ideológicos están vinculados a la nueva guerra fría de los últimos años.

Estamos hablando de los gigantescos presupuestos de Defensa e Inteligencia del país, derivados del apoyo y el financiamiento de la OTAN por parte de Estados Unidos, junto con la razón de la existencia continuada y financiación de la vasta red de think tanks políticos en Washington y en Occidente.

Todo ello está comprometido con el sostenimiento de un status quo de la hegemonía y unipolaridad de los Estados Unidos.

La aparición de Rusia como un contrapeso estratégico para Occidente en los últimos años, ha desafiado y continúa desafiando esta hegemonía de Washington, hasta ahora incontestable.

Ello ha proporcionado oportunidades lucrativas para organizaciones, grupos e individuos con un interés directo en la nueva guerra fría resultante.

LEER ENTRADA COMPLETA EN EL BLOG DEL VIEJO TOPO


EMILY MORRIS NOS REGALA UN NUEVO E IMPRESIONANTE ANÁLISIS SOBRE LA REALIDAD CUBANA, TAN ROTUNDO Y VERAZ COMO SENCILLO Y DOCUMENTADO

EMILY MORRIS NOS REGALA UN NUEVO ANÁLISIS SOBRE LA REALIDAD CUBANA, TAN VERAZ COMO POLÉMICO, SENCILLO Y DOCUMENTADO

El 25 de noviembre, Fidel Castro, el ex presidente de Cuba y revolucionario comunista, murió a la edad de 90 años.

Castro gobernó la isla, bajo diversos títulos, durante casi cinco décadas, y su muerte ha provocado especulación sobre lo que le espera al país al que él hizo tanto para dar forma.

Especialmente en cuestiones económicas, la mayoría de los expertos aceptan la opinión de que el legado de Castro, el de intentar construir y mantener una economía socialista planificada de forma centralizada, es un fracaso.

La única esperanza de Cuba para el futuro, en este punto de vista, es desmantelar el sistema existente y sustituirlo por uno orientado hacia las empresas privadas y el libre mercado, como hicieron los países ex comunistas de Europa Oriental en la década de 1990.

Este consenso, sin embargo, pasa por alto no sólo las limitaciones que enfrentan hoy los políticos cubanos, sino también la historia del país de enfrentar tormentas difíciles.

Cuba se enfrenta a serios desafíos económicos, pero su sistema ha demostrado ser resistente y el futuro de la isla probablemente sea más de reforma que de revolución.

 ÚNICO SUPERVIVIENTE

Si bien la gestión económica del gobierno cubano tiene mala reputación, es difícil realizar una evaluación objetiva del desempeño a largo plazo del país, particularmente en los años comprendidos entre 1959 y 1991.

La cuestión es la dificultad de medir los costos relativos de las sanciones de Estados Unidos frente a los beneficios derivados de la ayuda Soviética, así como valorar el fuerte sistema de seguridad social de Cuba contra las estimaciones del crecimiento que podría haber visto si hubiera cambiado a una economía más orientada al mercado.

La narrativa dominante en el mundo angloparlante, que está desproporcionadamente influenciada por las opiniones de los economistas de libre mercado y los exiliados cubanos radicados en Estados Unidos, tiende a sesgar negativamente ambos factores.

Pero otros han producido valoraciones más positivas. En 1984, por ejemplo, el economista Claes Brundenius argumentó que, a pesar de algunas debilidades, la economía cubana presentó un ejemplo único de lo que llamó ‘crecimiento con equidad’, registrando un crecimiento sostenido a partir de 1970, al tiempo que logró una distribución de la riqueza relativamente igualitaria.

Pero aunque Cuba pudo haber tenido mejores resultados en estos años de lo que generalmente se reconoce, la excesiva dependencia del bloque soviético la dejó muy vulnerable.

La economía comenzó a estancarse a mediados de los años ochenta antes de colapsar completamente con el final de la Guerra Fría.

Entre 1989 y 1991, la capacidad de importación de Cuba se redujo a la mitad y, en 1993, con las reservas de divisas internacionales agotadas, su gasto en importaciones se redujo a sólo un cuarto de los niveles de 1989.

Entre 1990 y 1993, el PIB se contrajo alrededor de un tercio. Además, las sanciones de Estados Unidos no sólo aseguraban que Cuba fuera excluida del mercado estadounidense, sino que, a diferencia de sus antiguos aliados, no tuviera acceso a financiamiento internacional de organizaciones internacionales (como el FMI y el Banco Mundial).

SEGUIR LEYENDO EL ORIGINAL COMPLETO


En 1960, el sociólogo y académico norteamericano Daniel Bell (1919-2011) publicó “El final de la ideología”, obra que llegó a ser un clásico en las ciencias políticas oficiales.

La publicación fue catalogada por el “Times Literary Supplement” como uno de los 100 libros más influyentes de la segunda mitad del siglo XX.

DANIEL BELL

DANIEL BELL

A pesar de que en los años 1950 e inicios de los 60 había otros partidarios del “Final de la ideología”, Bell es considerado como el más influyente.

Aun cuando tuvieron lugar algunas variaciones, esta escuela de pensamiento tiene un común denominador.

Tratando de no simplificar excesivamente esa importante tendencia, para el propósito de este artículo, es posible afirmar que surgió debido al fracaso percibido, tanto del socialismo en la antigua URSS como del capitalismo en Occidente. Es decir, nació en oposición al “extremismo”.

En noviembre de 1968, junto con otros estudiantes de ciencias políticas de la Universidad de McGill, en Montreal, fundamos la Asociación de Estudiantes de esa disciplina.

Organizamos una huelga y presentamos dos reivindicaciones principales: la primera, exigir la participación estudiantil en los comités de contratación de la Facultad; la segunda -asociada a este potencial empoderamiento estudiantil- reclamar un profesorado y un currículo más incluyente.

SEGUIR LEYENDO EN

http://firmas.prensa-latina.cu/index.php?opcion=ver-article&cat=A&authorID=282&articleID=2225&SEO=august-arnold-el-final-de-la-ideologia-en-cuba


Si como decía Jorge Dimitrov, la rueda la historia gira y seguirá girando hasta el triunfo definitivo del comunismo, es obvio que hemos sufrido un pinchazo en el camino, y antes de continuar avanzando toca arreglarlo.

Desde que allá por el año 2013, el trotskista multimillonario Jaume Roures decidiera lanzar al estrellato a Pablo Iglesias y su grupo de amigos, la izquierda vive una especie de shock anafiláctico, que está siendo aprovechado por los arribistas que toda la vida han sido una minoría vergonzante, para hacerse con las principales organizaciones políticas del estado.

En un país con más de cuatro millones de parados, con la segunda mayor tasa europea de menores viviendo en hogares bajo el umbral de la pobreza, donde de media dos trabajadores mueren al día en accidente laboral por la precarización del empleo, donde han expulsado de su casa a casi un millón de familias desde el inicio de la crisis, y donde 5,1 millones de personas pasan frío en invierno por no poder pagar las facturas energéticas; nos encontramos las calles vacías, la derecha ganando elección tras elección, las direcciones de los sindicatos mayoritarios escondidas en sus respectivos agujeros, y la izquierda mediática debatiendo sobre las cabalgatas de Reyes Magos, o si al frente de Podemos deben estar los pablistas o los errejonistas.

Las organizaciones que deberían defender la lucha de clases se han convertido en una parodia de sí mismas: Toxo pidiendo la intervención de la OTAN en Siria, Pablo Iglesias abrazando a un tronco que le dice cosas al oído, Cañamero comparando el nacimiento de Podemos con el descubrimiento del fuego, Rita Maestre lanzándose puñales con Echenique vía Twitter, Alberto Garzón alabando a Soros “el filántropo anticapitalista” y llamando “carrillista” a todo el que lo critica desde la izquierda, Monedero diciendo que si Marx viviera hoy sería hacker y Lenin escucharía a Los Chikos del Maíz, Carmena lanzando soflamas en favor de la caridad cristiana, y Colau intentando convertir la prostitución en un trabajo como otro cualquiera.

El Coordinador Federal de Izquierda Unida, que fuera antaño el líder político más valorado, es hoy, seis meses después y tras la pérdida del patrocinio mediático, el cuarto, superado por Rivera, Rajoy y hasta por el líder la gestora del PSOE, y sólo Iglesias obtiene peores resultados.

El debate se traslada

Mientras que el entorno político de ciertos dirigentes de IU se lamenta por la victoria del legítimo gobierno sirio en Alepo, se manifiesta con banderas terroristas, y el candidato podemita Santiago Alba Rico sigue promocionando al imperialismo en Oriente Medio y el norte de África, el debate consciente de izquierdas se ha trasladado a otros frentes, sin una organización de referencia.

Hace escasas horas, un artículo en ElDiario.es firmado por la profesora de Estudios Árabes de la Universidad Autónoma de Madrid, Luz Gómez, recibía cientos y cientos de críticas de una izquierda huérfana de organización.

La defensa del gobierno sirio frente a los planes injerencistas de Occidente no la está liderando ninguna organización política, lo está haciendo la vanguardia obrera de forma desorganizada.

El centenario de la Revolución Socialista de Octubre que desembocó en la creación de la Unión Soviética, es otro ejemplo más.

Ha sido la Comisión Octubre, una iniciativa desde las bases de las organizaciones de izquierdas, la que ha lanzado una campaña para reivindicar el legado de la misma.

No ha sido el PCE, quien está yendo a rebufo. De hecho, su Secretario General, José Luis Centella, llegando a unos niveles de cinismo impropios, llegó a calificar el trabajo de la comisión como “un acto fraccional junto a personajes expulsados de IU y del PCE, presentando una comisión dedicada a conmemorar el centenario de la revolución rusa, paralela a la aprobada y puesta en marcha por el PCE, confundiendo a la militancia y compartiendo mesa y mantel con quienes poco pueden aportar a referenciar los valores de la Revolución que dirigió Lenin“.

Suponemos que el “camarada” Centella, ve un aporte mucho mayor a los valores de la Revolución que dirigió Lenin, el cargar contra viejos cuadros comunistas, aliarse con la socialdemocracia y el trotskismo, laminar al sector leninista del PCE, y disolver de facto la única organización que formaba cuadros comunistas y defendía la lucha de clases.

SEGUIR LEYENDO

http://larepublica.es/2017/01/06/cambiemos-la-rueda-pinchada-de-la-historia/


El aspecto más importante del acuerdo firmado esta semana en Moscú entre Rusia, Irán y Turquía, sobre una posible resolución del conflicto en Siria, al menos a la espera de ver cómo funciona, destaca sin duda por la exclusión de los EE.UU. en dichas negociaciones.

el-destino-de-siria

Otro detalle considerable es que el anuncio de un plan conjunto por los respectivos ministros de Asuntos Exteriores, reunidos en la capital rusa, no se verá entorpecido ni retrasado por la reciente masacre en Estambul o por el asesinato del embajador de Moscú en Turquía, Andrei Karlov, a manos de un agente de la policía otomana.

En lo que se ha denominado como la “Declaración de Moscú”, los representantes de las tres administraciones implicadas han afirmado estar dispuestos a actuar como “garantes” de un acuerdo de paz entre Damasco y la oposición no armada.

Los principales puntos del acuerdo se refieren a la aplicación del alto el fuego, ya aprobado por unanimidad en el Consejo de Seguridad de la ONU, así como la preservación de la integridad territorial de Siria.

EL ROTUNDO FRACASO DE LAS POLITICAS AGRESIVAS Y BELICISTAS DE EE.UU. Y SU PUTA EUROPEA CONTRA SIRIA, MUESTRAN A LAS CLARAS EL NEOFASCISMO QUE IMPREGNA A WASHINGTON Y BRUSELAS

No obstante, continúa la lucha contra el Estado Islámico (ISIS / Daesh), contra la rama de Al Qaeda, contra el llamado Frente de Fatah al-Sham (ex Frente Al-Nusra) y otros grupos fundamentalistas, mientras se ultiman los detalles para la ronda de conversaciones entre Rusia, Irán y Turquía, que tendrán lugar en Astaná (Kazajistán), con la presencia de un amplio sector de los partidos opositores al gobierno de Al Assad.

El objetivo de dicha convocatoria es definir, con rigor y precisión, la base de una resolución del conflicto e iniciar un proceso político en términos que velen por los intereses del pueblo sirio. Una iniciativa que parece diametralmente opuesta a las que se llevaron a cabo en Ginebra, apadrinadas por la Casa Blanca, bajo supervisión de la ONU.

Con la sorna habitual del canciller ruso, Sergei Lavrov, éste ironizaba sobre los fracasos de todas las reuniones patrocinadas por Estados Unidos y sus socios europeos, ninguno de los cuales tenía “una influencia real sobre la situación sobre el terreno.

OBAMA SE DESPIDE DE LA PRESIDENCIA DEJANDO UN RASTRO DE MUERTE, ATENTADOS Y FRACASO TOTAL EN EL TERRENO NACIONAL Y GLOBAL

La marginación de Washington de la convocatoria de Astana es aún más significativa, dado que, de acuerdo con el nuevo formato de las futuras negociaciones iniciadas en Moscú, participarán los grupos opositores sirios no violentos.

Según la prensa rusa, el embajador Karlov había establecido contactos con un sector de la oposición siria, probablemente gracias a la mediación del gobierno turco, para promover las negociaciones de paz celebradas en Moscú los últimos de 2016.

El asesinato del legado, por tanto, estaría directamente relacionado con el desarrollo de la crisis en Siria y la mejora en las relaciones entre Rusia y Turquía. Este crimen, sin embargo, parece haber tenido el efecto contrario al deseado por sus instigadores.

Si la posición de Erdogan hacia Putin, sin duda se ha vuelto más amable, los dos gobiernos han logrado coincidir en la misma onda, acerca de las responsabilidades que deben exigirse como consecuencia de esa tragedia.

Las relaciones entre Turquía y Rusia continuarán fortaleciéndose, aunque de forma paralela al enfriamiento registrado entre los países más poderosos de Europa y los EE.UU..

En este sentido, fueron muy significativas las declaraciones de los funcionarios del gobierno turco sobre la situación en Alepo, donde Ankara ha jugado un papel crucial para la evacuación de los “rebeldes” que, rodeados por el ejército sirio en los distritos orientales de Damasco, tuvieron que deponer las armas.

Turquía, que en el pasado reciente adoptó el papel de patrocinador de la oposición armada al gobierno de Assad, ha llegado a situarse en el lado opuesto, colaborando con Rusia, Irán y Hezbollah para lograr la liberación de Alepo.

Se trata, por otra parte, de la consecuencia lógica de la realineación estratégica decidida por Erdogan, después del gravísimo incidente (Noviembre de 2015), que costó la vida a dos pilotos rusos que combatían en Siria.

En los meses que siguieron a este crimen de guerra, el presidente turco ofreció una disculpa oficial, seguida por una serie de iniciativas que han incrementado el malestar de los socios occidentales de Ankara: la cooperación con Moscú en la esfera militar, afectará al gasoducto ruso.

La noticia del acuerdo en Moscú, tras la derrota de los “rebeldes” en Alepo, ha debilitado la posición de Estados Unidos en Siria y ,en general, en Oriente Medio.

¿SERÁ POSIBLE EL FIN DE LA AGRESIVIDAD DE EE.UU. CONTRA RUSIA, CON LA LLEGADA DE LA ADMINISTRACIÓN TRUMP?

Todo lo que Lavrov concedió a Washington fue una llamada telefónica a John Kerry, para informarle de los resultados de la cumbre en la capital rusa, después de que se decidiera la estrategia a seguir para acabar con el terrorismo en aquella región.

Al reconocimiento de que Assad podría permanecer en su lugar durante mucho tiempo, se le añaden las acusaciones mediáticas contra Obama por no haber tenido el valor de tomar iniciativas más eficaces, destinadas a derrocar al gobierno de Damasco.

En 2017, los EE.UU. han adquirido un rol de mero espectador en el conflicto, mientras que el destino de Siria parece estar decidido entre Moscú, Teherán y Ankara.

De hecho, el rotundo fracaso estadounidense en Siria se deriva directamente de una deliberada y lamentable decisión para fomentar un levantamiento popular, diseñado en gran medida en torno a una mesa y sobre la base de las formaciones con tendencias criminales en lo humano y fundamentalistas en lo espiritual.

La creación de grupos armados y la aplicación de una agenda extremista y sectaria en las zonas arrancadas del control del gobierno, han dado lugar a la actual situación política y militar, pese al apoyo financiero y armamentístico de Washington y las dictaduras del Golfo a todos los colectivos terroristas.

El proyecto estadounidense para Siria, debido a su propia naturaleza, ha terminado siendo víctima de sus propias contradicciones. Los llamados “opositores moderados” acabaron uniéndose a los mercenarios reclutados y financiados desde Arabia Saudita.

El optimismo que reina en las nuevas relaciones rusas con Ankara y, aún más, el fortalecimiento continuo de la posición de Rusia en el Medio Oriente, crispan al Pentágono y a las agencias de espionaje de EEUU, pero no interfieren los planes del presidente electo, Donald Trump, diametralmente opuesto a Obama en todas las líneas políticas y económicas.

Un leve resplandor parece brotar en los cielos de Damasco, Idlib, Palmira, Raqqa, Alepo… Podría ser el de un nuevo día sin el hedor de la muerte y la destrucción.


alberto-garzon-y-tania-sanchez

Comentario previo del blog

El artículo que sigue, publicado el pasado 29D en DigitalSevilla, tiene sobre todo interés para militantes y simpatizantes de IU-PCE. Es un debate nuestro, estrictamente.

Su autor, de forma muy argumentada, reflexiona sobre las acusaciones de “carrillismo” que, en un momento dado del pasado reciente, Alberto Garzón empezó a lanzar como descalificativo contra todo aquel que se le oponía.

Posiblemente se trate de uno de los mayores improperios de Alberto Garzón, y eso que acumula ya una buena colección.

Mucho antes de ser coordinador de IU (aunque ya antes de serlo, se comportaba y actuaba como si lo fuese y sin que nadie le parase los pies), y como parte fundamental de su estrategia para llevar a cabo lo que califiqué hace tiempo de “su particular Suresnes en IU-PCE”, Garzón y su corte de seguidistas lanzó una injuriosa, indigna y vergonzosa campaña de descalificaciones y acusaciones, dirigida contra todos aquellos que no compartíamos su línea política.

En esa campaña difamatoria, uno de los tópicos preferidos por el de Málaga era el de calificarnos de “carrillistas” a todos los que no pensábamos como él. Así que, de un día para otro, toda su legión de palmeros papagayos empezó a repetir la consigna garzonista, cada vez que alguien entraba en discusión política con ellos.

Tenía gracia que esto viniese del inductor y uno de los responsables de la mayor purga política que ha vivido IU y el PCE en toda su historia, promovida para hacerse con el control de ambas organizaciones y llevar a cabo el lamentable proceso de podemización que se ha vivido.

En junio de 2015, escribía en este blog en relación con estas acusaciones, una entrada titulada “Y Alberto Garzón soltó a los perros”, en la que terminaba diciendo: “la paradoja es que me recuerda mucho el carrillismo que aparenta criticar: ‘o estás conmigo o estás contra mí, y si estás contra mí todo vale para destruirte’, es lo que parece que tiene en la cabeza. Y amenaza con purgas. ¡Qué miedo! Garzón, antes de acusar a militantes y simpatizantes de ser postcarrillistas, debiera mirarse en el espejo”.

Me alegra saber que hay muchos más compañeros y camaradas que piensan como yo. Sobre esto reflexiona el autor del artículo que sigue, de manera mucha más minuciosa de lo que yo sería capaz, así que os animo a leerlo con calma.

@VigneVT

Referencia documental
José Vega González: “Carrillista serás tú“.
Fuente: publicado en DigitalSevilla.com, 29 diciembre, 2016

URL fuente: http://politica.digitalsevilla.com/2016/12/29/carrillista-seras-tu/

SEGUIR LEYENDO

logo-viejo-topo-grande


El equipo de TatuyTv presenta hoy 14 de marzo, la primera parte de una conversación sostenida con Gustavo González, responsable de la Cátedra de Epístemología y Pensamiento de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales – ULA, en Mérida.

Dilucidando en torno a la coyuntura económica que atraviesa hoy el pueblo venezolano, González expone ideas en torno a la naturaleza propia del capitalismo y de la lógica perversa que esconden las relaciones de producción dentro de este sistema, fundamentalmente en la acumulación propia del capital y la acumulación financiera, no productiva.

Sostiene el Profesor González que en Venezuela no hay ninguna guerra económica, sino una la lucha de clases, aunque esta vez el escenario es precisamente el económico y la característica justamente es la acumulación capitalista no productiva.

Esta lucha se da entre clases que son antagónicas y es por esta razón que se hace imposible resolverlo dentro del propio capitalismo; por ello, el Socialismo reaparece, con más fuerza que nunca, como la opción definitiva y necesaria para la transformación radical de la sociedad.


Mis años de trabajo y residencia en Cuba me revelaron muchas respuestas a preguntas que se formula la izquierda desde que comenzó a salir a las calles.

MI COMPRENSIÓN PARA LAS MILITANTES DE LA CUP Y MI CONVICCIÓN DE LA INUTILIDAD DE TALES ACCIONES. PERO YA SABEMOS QUE EL TROTSKISMO QUIERE PARECER DE IZQUIERDA Y PARA ELLO ESTE TIPO DE GESTOS SON MUY TELEVISIVOS

MI COMPRENSIÓN PARA LAS MILITANTES DE LA CUP, MI CONDENA ANTE EL ARRESTO QUE HAN SUFRIDO Y MI CONVICCIÓN DE LA INUTILIDAD DE TALES ACCIONES, AUNQUE YA SABEMOS QUE EL TROTSKISMO QUIERE PARECER DE IZQUIERDA Y PARA ELLO, ESTE TIPO DE GESTOS, QUE CONLLEVAN DETENCIÓN, SON MUY TELEVISIVOS

Una de esas revelaciones se refiere a la inutilidad de muchos gestos, aparentemente contestatarios, que miles de personas realizan en un vano intento por demostrar que su ideología está anclada en el progresismo y la democracia participativa o en el anticapitalismo, este último, el antro donde el trotskismo esconde su fin más anhelado: destruir la izquierda a la que pretende representar.

Uno de esos gestos fútiles es la manía de quemar banderas. Mis compañeros/as de trabajo en el Centro Cultural habanero donde colaboré durante seis años (los más gratos de mi vida), podrían encarnar un pequeño parlamento en el que se daban varias posiciones políticas: desde la derecha, el centro y la izquierda cristiana y laica, al marxismo agnóstico y revolucionario.

Curiosamente, todos/as ellos/as coincidían en algo: la “bobería” que significa “darle candela” a una enseña.

Plantearon muchos argumentos. Para la mayor parte el acto era típico de una mentalidad infantil y otros/as hablaron del ahorro y de darle un destino más aprovechable a cualquier enseña, recordando con un excelente tino político que la bandera es símbolo de los pueblos, antes que de los gobiernos.

COMPRENDO A QUIENES QUEMAN BANDERAS, PERO SEGUIRÉ SIN ENTENDER PARA QUÉ SIRVE

COMPRENDO A QUIENES QUEMAN BANDERAS, PERO SEGUIRÉ SIN ENTENDER PARA QUÉ SIRVE

Al respecto, señalar que la enseña cubana es la misma para el revolucionario que para el mameluco anticastrista de Miami.

Mi querido amigo Barbarito lo dejaba claro: “La bandera de Angela Davis es la misma que la de Bush. Si se trata de humillar a una bandera, ¿por qué no usarla como trapo de limpieza o de cocina?. Quemarla es una pérdida de dinero, de tiempo, aunque el pirómano lo que quema es la adrenalina”.

Pienso en aquel novio burlado que, para quitarse de encima esa hormona, rompía las cartas y fotos de su chica y las arrojaba a la basura. Le atacaba el mismo virus de la estupidez humana a la hora de templar la rabia interna.

Pienso en aquellos compañeros que compraban banderas de EEUU o franquistas para convertirlas en ceniza entre gritos de alegría y algarabía.

No creo situarme en esa derecha que tanto desprecian la CUP o el Club de Fans de Pablito, maestros en gestos inútiles pero que les han ayudado a captar capullos de todos los jardines.

LAS CHICAS DE FEMEN, EXPERTAS EN ENSEÑAR SUS TETAS, CURIOSAMENTE TIENEN NOVIOS NEONAZIS

LAS CHICAS DE FEMEN, EXPERTAS EN ENSEÑAR SUS TETAS, CURIOSAMENTE TIENEN NOVIOS NEONAZIS

Paso olímpicamente de ese tipo de reacciones, comprensibles en mentes poco ágiles y perspicaces, pero anzuelos muy eficaces a la hora de pescar besugos.

No he roto jamás una foto de Franco, ni de Juan Carlos de Borbón, ni siquiera de Obama. No he quemado nunca una bandera. No he enseñado las tetas ni el culo excepto, como decía Georges Brassens, “a mis amantes y doctores/as“.

Y aún defendiendo el derecho a rasgar o hacer trizas unas imágenes de Felipe VI o de Letizia, de mostrar pezones y traseros para defender cualquier causa, sigo pensando en que este tipo de “protestas” no tienen la menor importancia, pero ayudan a “salir en la tele“, que es de lo que se trata, brother.

Para combatir al imperialismo no basta con romper fotos, desnudarse o lanzar banderas a la hoguera. Lo que hace falta es dejar en pelota al régimen más criminal de la historia, a base de movilizaciones.

Y sobre todo saber dónde informarse, en un mundo donde el periodismo occidental es pura propaganda neoliberal… incluyendo la Secta.

Los gestos de cara a la galería son solo eso: pura fachada. Ratifican que “La indignación es emocionalmente comprensible, pero intelectualmente nula“.

Y en esa nulidad ideológica, pero de eficaz estrategia mediática, andan la CUP, el Club de Pablito, Izquierda Anticapitalista y todos los miembros de esa “gauche divine y light” que quiere parecer radical, prodigándose en numeritos de novio cornudo.

A otro perro con ese hueso.


La elección de Donald Trump ha sido el catalizador de un sinfín de debates en torno a México, habida cuenta de las promesas electorales del magnate.

¿Tan unido está el destino del país al de su vecino del norte? ¿Qué debe hacer México para salir por sus propios medios del atolladero de violencia y corrupción que empaña su imagen?

Javier Rodríguez Carrasco examina, con la ayuda de expertos, los retos a los que se enfrenta un país de enorme potencial, pero que está aún “demasiado cerca” de EE. UU.


Logo del Centro de Comunicación Estratégica de la OTAN

Logo del Centro de Comunicación Estratégica de la OTAN

Es una historia que comenzó hace 15 años. La OTAN trató primero de silenciar a los ciudadanos que querían saber la verdad sobre los atentados del 11 de septiembre de 2001. Luego arremetió contra los que cuestionan la versión oficial de las «primaveras árabes» y de la guerra contra Siria.

Como una cosa lleva a la otra, después atacó a quienes denunciaban el golpe de Estado en Ucrania. Ahora, la OTAN se inventa una seudo ONG para que acuse como agentes rusos a todo el que haya hecho campaña por Donald Trump.

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 vinieron, simultáneamente, un estado de emergencia permanente y una serie de guerras.

Como escribí en aquel momento, la teoría según la cual todo fue concebido y organizado por un puñado de yihadistas desde una cueva en Afganistán no resiste el más mínimo análisis.

Todo hace pensar, por el contrario, que los atentados del 11 de septiembre fueron organizados por una facción del complejo militar e industrial.

De ser cierto este análisis, los subsiguientes sucesos sólo podían conducir a la represión en Estados Unidos y en los países aliados de esta potencia.

Quince años después, la herida que abrí en aquel momento sigue sin cerrarse, incluso se abrió aún más a raíz de nuevos acontecimientos. Al Acta Patriótica y las guerras por el petróleo se sumaron las «primaveras árabes».

La mayoría de la población estadounidense no sólo ha dejado de creer en lo que le dice su gobierno desde el 11 de septiembre de 2001 sino que, al votar por Donald Trump, acaba de expresar su rechazo al Sistema posterior al 11 de septiembre.

Resulta que yo abrí el debate mundial sobre los atentados del 11 de septiembre, que fui miembro del último gobierno de la Yamahiriya Árabe Libia y que tengo la oportunidad de relatar –desde el lugar de los hechos– lo que está sucediendo en la guerra contra Siria.

Al principio, la administración estadounidense creyó que podía detener el incendio acusándome de escribir cualquier cosa por dinero y atacándome donde duele, o sea el portamonedas. Pero mis ideas han seguido extendiéndose.

En octubre de 2004, cuando 100 personalidades estadounidenses firmaron una petición reclamando que se reabriera la investigación sobre los atentados del 11 de septiembre, Washington empezó a inquietarse [1].

En 2005, reuní en Bruselas más de 150 personalidades del mundo entero –entre las que se hallaban invitados sirios y rusos, como el general Leonid Ivashov, ex jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de la Federación Rusa– para denunciar a los neoconservadores mostrando que el problema estaba alcanzado proporciones globales [2].

Bajo el mandato de Jacques Chirac, los servicios de la presidencia de la República Francesa se preocuparon por mi seguridad.

Pero en 2007, la administración Bush solicitó mi eliminación física al nuevo presidente francés Nicolas Sarkozy.

Cuando un amigo personal, oficial y miembro del estado mayor, me advirtió sobre la respuesta positiva de Sarkozy, supe que no tenía más camino que el exilio.

Otros amigos –en aquel momento llevaba 13 años como secretario nacional del Partido Radical de Izquierda– acogieron mi decisión con incredulidad, mientras que la prensa me acusaba de paranoia.

Pero nadie vino públicamente a prestarme ayuda. Encontré refugio en Siria y viajo por el mundo evitando cuidadosamente los territorios de la OTAN, además de haber escapado a numerosos intentos de asesinato o de secuestro.

A lo largo de 15 años, he abierto debates que se han generalizado. Siempre me han atacado cuando estaba solo. Pero cuando mis ideas han encontrado eco, han sido miles las personas que se han visto perseguidas por haberlas compartido y desarrollado.

Fue en aquella misma época cuando Cass Sunstein –el esposo de la embajadora de Estados Unidos en la ONU, Samantha Power [3]– redactó con Adrian Vermeule un trabajo, destinado a las universidades de Chicago y Harvard, sobre cómo luchar contra las «teorías de la conspiración» [4], y así designan el movimiento que inicié.

En nombre de la «Libertad» ante el extremismo, los autores de aquel trabajo definen en su texto todo un programa destinado a liquidar la oposición:

«Podemos imaginar fácilmente una serie de respuestas posibles.

 1.- El gobierno puede prohibir las teorías de la conspiración.

 2.- El gobierno pudiera imponer una especie de gravamen, financiero o de otro tipo, a quienes difundan esas teorías.

 3.- El gobierno pudiera implicarse en un contra-discurso para desacreditar las teorías del complot.

 4.- El gobierno pudiera comprometer a partes privadas creíbles para que se impliquen en un contra-discurso.

 5.- El gobierno pudiera implicarse en la comunicación informal con las terceras partes y estimularlas» [5].

SEGUIR LEYENDO EN

Origen: La campaña de la OTAN contra la libertad de expresión


¿Cuáles podrían ser las consecuencias de la batalla de Alepo, cuyo final se vislumbra, y qué otros riesgos conllevaría la inminente derrota de los extremistas en esa ciudad?

Esto no es el fin, ni siquiera es el comienzo del final. Pero, posiblemente, sea el fin del comienzo”, afirmó el célebre político británico Winston Churchill al resumir la derrota de los nazis en la Segunda Batalla de El Alamein, y esa misma analogía establecen algunos expertos en relación al avance del Ejército sirio en Alepo.

Este martes el Ministerio de Defensa ruso anunció que hubo un gran avance en la lucha por Alepo, y la liberación de la parte oriental de la ciudad, con sus 14 distritos y población de más de 80.000 personas. Según expertos militares, la campaña, cuyos ‘premio principal’ es la ciudad más grande de Siria, está llegando a su fin.

¿Qué pasaría después? A esa cuestión está dedicado un comentario del analista militar ruso Ilya Krámnik, publicado por el portal Lenta.

Una ciudad en un cruce de caminos

Alepo es ―junto con Damasco― uno de los principales objetivos de cualquier guerra por el control de Siria y el Levante.

La ciudad está situada en un cruce de estratégico de comunicaciones y la posesión de Alepo y sus alrededores en la actual guerra civil en Siria, significaría el control sobre la frontera norte de Siria y la posibilidad de seleccionar la dirección para una nueva ofensiva.

A su vez, para los islamistas, el control de la zona, durante el período de su apoyo activo por parte de Ankara, ha significado envíos de material necesario y sin trabas desde Turquía.

El interés de Rusia

Pero, ¿qué busca Rusia y cuál sería un resultado favorable para ese país?

“Como tal, podría considerarse [el hecho de] conservar en todo el territorio sirio (o al menos la mayor parte del mismo) el poder de las autoridades gubernamentales, garantizar los derechos humanos básicos y la proteger la diversidad cultural, religiosa y étnica, prevalecientes en el país durante varios siglos”, afirma el analista.

“Definitivamente, el régimen secular y autoritario de los oficiales ‘de la casa de los Assad’ corresponde con esta tarea mucho mejor que la teocracia islámica con matiz terrorista”, agrega Krámnik.

Desde el punto de vista pragmático, la preservación del Estado laico de Siria es necesaria para Rusia a fin de detener la propagación del islamismo radical, especialmente cerca de las fronteras rusas, así como para preservar la influencia rusa en la región, que es esencial para la seguridad del país.

SEGUIR LEYENDO EN

Origen: “El fin del comienzo”: Las consecuencias de la batalla de Alepo – RT


U.S. Secretary of State John Kerry speaks during a ceremony at the U.S. embassy in Havana

Leyendo la web por estos días vuelvo a recordar a John Kerry, cuando en la inauguración de la embajada estadounidense en La Habana, nos puso de ejemplo a Vietnam, “un país dinámico, con una economía creciente”, pero no nos dijo que en esa tierra hermana, con la fortaleza cultural que suponen miles de años como nación antes de que existiera EEUU y una lengua propia, con ocho veces la población de Cuba y a miles de kilómetros del territorio estadounidense, todos los medios de comunicación son de propiedad pública, y las regulaciones sobre la difusión de información por privados a través Internet son mucho más restrictivas que aquí.

Es muy interesante, cuando precisamente desde fuentes que en Vietnam nunca existirían, se coincide en decir y callar lo mismo que Kerry sobre Vietnam.

Reitero que para nada estoy diciendo que debemos copiar ninguna regulación de Vietnam, pero sí es bueno saber qué nos ocultan los mismos que destinan cincuenta millones de dólares anuales -varias veces el presupuesto de todos los medios de comunicación cubanos juntos- a comunicarnos cómo debemos organizarnos en esta Isla.

En el “país dinámico” la gestión eficiente de la economía y la amplia participación del sector privado en el socialismo, no suponen propiedad privada sobre los medios de comunicación.

Admiro como el que más al pueblo vietnamita, pero tampoco estaría de más incluir en esas opiniones coincidentes qué pasaría aquí si, como en Vietnam, que quedó arrasado por la guerra pero que a diferencia de Cuba tiene petróleo hasta para exportar, por más 7000 millones de dólares al año (cifras de 2014), después de satisfacer sus necesidades internas y está ubicado en la región del mundo donde más crecieron las inversiones y el comercio en las últimas décadas, el 25% de los cubanos no tuviera asegurada la atención médica, el 10% no supiera leer y escribir, murieran cuatro veces más niños menores de un año de los que fallecen hoy en esta Isla y la esperanza de vida promedio fuera seis años menor.

¿Guardaría eso relación con los recursos que el estado cubano destina a presupuestos de salud, educación y seguridad social?

Si se recortaran esos recursos, con indiscutible repercusión negativa en los indicadores antes citados, tal vez se podrían alcanzar los niveles de crecimiento económico del 7% anual que se señalan como necesarios para la economía cubana pero… de ser así, ¿percibirían los cubanos como socialismo y prosperidad vivir menos años y que sus familiares enfermen y mueran más aunque una parte de ellos tenga mayor acceso a bienes de consumo?¿Un gobierno que hiciera eso se sostendría en el poder en Cuba?

Hay mucho por cambiar en Cuba, las respuestas no son sencillas y aunque hasta en The Guardian nos sugieren “buscar desde dentro soluciones para el desarrollo”, no está mal aprender de otros referentes y de las cosas que allí se hacen bien o muy bien pero siempre mirando todos los datos, no vaya a ser que pase como con la elecciones en Estados Unidos, que por seguir solo lo que la prensa aliada a Kerry quiso que supiéramos, nos enteramos de todos los exabruptos de Donald Trump. pero no de que fue el Citibank quien nombró el gobierno con el que llevamos negociando públicamente hace dos años y luego nos creamos las explicaciones de los mismos medios que no dijeron la verdad:

Fueron el activismo sin intermediarios de las personas en las redes sociales y las mentiras en esos espacios frente a la información responsable de los grandes medios los que determinaron el resultado”; como si los grandes medios no mintieran y no se hubieran invertido millones y millones en operadores en las redes sociales y medios digitales por el candidato vencedor.

Tiene razón José Stenisleger cuando parafrasea a Groucho Marx: “El tupé de tergiversar los hechos con enfoques presuntamente objetivos que se cambian por otros cuando la realidad los desmiente”.

https://lapupilainsomne.wordpress.com/2016/11/23/hay-que-decirlo-todo-por-iroel-sanchez/


El historiador Stephen Cohen explica cómo el nuevo presidente de EE.UU aprovechará su experiencia de hombre de negocios a la hora de mejorar las relaciones con Rusia y qué dificultades afrontará.

EL PROFESOR COHEN RECONOCE QUE TRUMP SE ENCUENTRA EN UN ATOLLADERO DEL QUE SÓLO PODRÍA LIBERARSE CUMPLIENDO CON SU AGENDA

EL PROFESOR COHEN RECONOCE QUE TRUMP SE ENCUENTRA EN UN ATOLLADERO DEL QUE SÓLO PODRÍA LIBERARSE CUMPLIENDO CON SU AGENDA

En una entrevista concedida a RT el historiador estadounidense Stephen Cohen expone los problemas clave que deberá afrontar Donald Trump en su nuevo mandato presidencial, la posibilidad de que cumpla sus promesas, así como de mejorar las relaciones con Rusia.

Según Cohen, la intención de Trump de suavizar las relaciones con Rusia resulta evidente.

Ha dicho repetidamente que debemos cooperar con Rusia en Siria“, recuerda el experto, subrayando que, a pesar de que Trump, en general, es “la antítesis” de Obama, hay una cuestión en la que coincide con el presidente saliente: la necesidad de cooperar con Rusia.

Hace unos tres meses el presidente Obama y el presidente Putin han tenido un plan para trabajar juntos en Siria, de hecho una alianza militar“, recuerda Cohen, añadiendo que esa fue una de las propuestas de la política internacional de Trump.

DONALD TRUMP HABLA CON EL EXALCALDE DE NUEVA YORK, RUDOLPH GIULIANI, DURANTE SU VISITA AL PARQUE NACIONAL MILITAR DE GETTYSBURG, LUGAR DE UNA IMPORTANTE BATALLA EN JULIO DE 1863 DURANTE LA GUERRA CIVIL DE EE.UU, EN PENSILVANIA, EE.UU. FOTO TOMADA EL 22 DE OCTUBRE DE 2016.JONATHAN ERNST REUTERS

DONALD TRUMP HABLA CON EL EXALCALDE DE NUEVA YORK, RUDOLPH GIULIANI, DURANTE SU VISITA AL PARQUE NACIONAL MILITAR DE GETTYSBURG, LUGAR DE UNA IMPORTANTE BATALLA EN JULIO DE 1863 DURANTE LA GUERRA CIVIL DE EE.UU, EN PENSILVANIA, EE.UU. FOTO TOMADA EL 22 DE OCTUBRE DE 2016.JONATHAN ERNST REUTERS

“Se enfrentará a la poderosa coalición que defiende la Guerra Fría”

Pero ante el reto de recomponer la relaciones con Rusia, el nuevo presidente puede toparse con muchos obstáculos, según Cohen.

“Si Trump se dirige hacia la ‘distensión’ y la reducción del conflicto en las relaciones con Rusia y hacia la cooperación, por ejemplo, en Siria, se enfrentará a la feroz y poderosa coalición que apoya la Guerra Fría, de demócratas y republicanos, incluidos los medios de comunicación aquí en EE.UU”, advierte el historiador.

“Ahora estamos en una Guerra Fría más peligrosa que aquella Guerra Fría de 40 años que libramos y que ya terminó. Hay tres lugares donde Rusia y EE.UU. pueden fácilmente, de repente, encontrarse en una ‘guerra caliente’: la región báltica, Ucrania y Siria”, explica Cohen, destacando que “Trump ha dicho que quiere hacer algo para mejorarlo“.

En este sentido, reconoce que “lo que dice [Trump] es muy fragmentario, aunque es diferente de lo que dice otra gente”.

Cohen recuerda que Trump dijo que “quiere trabajar con el presidente ruso Vladímir Putin” y que “cree que sería excelente que Rusia y EE.UU. se unieran para combatir el terrorismo en Siria”.

“Vamos a ver si Trump va a actuar”, resume Cohen, que cree que Vladímir Putin, por su parte, está dispuesto a cooperar.

MIEMBROS DEL CLERO REZAN POR DONALD TRUMP EN EL NEW SPIRIT REVIVAL CENTER, EN LA CIUDAD DE CLEVELAND HEIGHTS, OHIO, EE.UU., 21 DE SEPTIEMBRE DE 2016.JONATHAN ERNSTREUTERS

MIEMBROS DEL CLERO REZAN POR DONALD TRUMP EN EL NEW SPIRIT REVIVAL CENTER, EN LA CIUDAD DE CLEVELAND HEIGHTS, OHIO, EE.UU., 21 DE SEPTIEMBRE DE 2016.JONATHAN ERNSTREUTERS

Mentalidad de un hombre de negocios

“Lo que EE.UU. necesita desesperadamente”, subraya Cohen, “no es un amigo en el Kremlin, sino un socio”. En este sentido, como Trump aporta a la presidencia el modo de pensar de un hombre de negocios que “no está buscando amigos sino socios, gente que tiene los mismos intereses”, la posibilidad de esta cooperación es real.

Por esta razón, Cohen opina que “no hay razón de intereses nacionales prácticos por los que Trump y Putin no deban ser socios en el ámbito de la seguridad nacional” y que solo “la manía de la Guerra Fría en EE.UU.”, con la “demonización de Putin que se ha convertido en una institución”, podrían ser un obstáculo.

No obstante, Cohen advierte que no se pueden lanzar campanas al vuelo.

No seamos ingenuos, la oposición que las autoridades estadounidenses políticas bipartitas muestran ante cualquier cooperación con Rusia, cualquier cooperación, por racional que sea, es absolutamente feroz”.

Por eso Trump “tiene que ser sumamente ingenioso”, destaca. Asimismo, añade que el nuevo presidente necesitará el apoyo de la gente que entiende los peligros de esta nueva Guerra Fría y que, a pesar de no votar a favor de Trump en las elecciones, apoyarán al nuevo presidente si va a promover una política de la cooperación con Rusia. La pregunta, según Cohen, es si aparecerá esta gente o no.

Asimismo, el historiador menciona el problema del papel de la OTAN, que Trump abordó en su campaña electoral, calificando de “terrible” la misión actual de la Alianza Atlántica de “desplazar su poder hacia las fronteras de Rusia”.

En cualquier caso, Cohen concluye que el mero hecho de que la presidencia de Trump despierte la discusión en el país, incluido el papel de la OTAN, ya es “algo bueno”.

https://actualidad.rt.com/actualidad/223618-cohen-razon-trump-putin-ser-socios


El populismo que impregna la política estadounidense dificulta las predicciones; incluyendo los del Presidente Trump.

trump-lemon

Esta nación de “libertad”, fundada en la esclavitud, era siempre difícil de tomar por su valor nominal. Como dijo Hillary Clinton, los políticos estadounidenses necesitan “una posición pública y privada”.

Adicionalmente, Trump enfrentará grandes presiones para “normalizarse” con la élite militar-financiera, una vez en el cargo.

Sin embargo, hay indicios de que, detrás de una retórica dura, Trump quiere romper con el consenso de las élites; una forma de “tercera vía americana” que combina la expansión militar agresiva y el capital financiero con una fachada de liberalismo social.

Él tocó la vena del resentimiento de la masa en este consenso, muy evidente en Wall Street y el apoyo de los medios hacia Hillary Clinton.

Trump es eminentemente capaz de traicionar a cualquier electorado, su afirmación de revivir la economía estadounidense utilizando sus habilidades como propietario es simplemente absurda.

Se podría decir que no es un hombre estúpido, como José Martí escribió sobre los Estados Unidos: “No debemos exagerar sus faltas… ni debemos ocultar o proclamar estas faltas como virtudes”.

Hay fuerzas reales en camino, en la antigua gran potencia, que requieren un ajuste. El dinamismo económico de Estados Unidos en gran parte ha desaparecido y los límites de su alcance militar son evidentes en el Medio Oriente.

Trump rechaza la guerra contra Siria principalmente porque es suficientemente realista para distanciarse de una aventura fallida.

Se compromete a trabajar con Rusia, contra los grupos terroristas que Bush y Obama desplegaron. Incluso ataca la doctrina sagrada del “excepcionalismo” de los Estados Unidos.

Al parecer todo esto va en contra de los proyectos antiruso y del “Nuevo Medio Oriente”.

Sin embargo, Trump ha empleado los estilos de la vieja escuela del Pentágono, aboga por una renovación militar y utiliza una fuerte retórica contra Irán y Cuba, puntos focales recientemente cambiados por Obama.

Pero no debemos exagerar las “virtudes” de Obama. Estados Unidos realizó una maniobra en ambos casos, y mantiene feroces sanciones económicas contra estos y otros países independientes.

Al parecer Trump iniciará un retiro muy bienvenido de la guerra contra Siria. Pero está por verse hasta qué punto esto representa un cambio en la estrategia global.

El signo más esperanzador para el resto del mundo no es que Trump cambie a Washington del monstruo imperial a un ciudadano global responsable.

La esperanza debe verse más en una posible redirección interna del chovinismo estadounidense que podría darle un chance de respiro al resto del mundo.

http://cubaendefensadelahumanidad.blogspot.com.es/2016/11/tendra-alguna-estrategia-trump-por-tim.html


Lo interesante esta vez es que el slogan de marras lo encabeza (con ganas y con una sonrisa) el propio presidente usaco, dando la espalda a un siglo de injerencias wilsonianas basadas en un derechohumanismo empapado de sangre, átomos letales y napalm.

¿ALMAS GEMELAS?

¿ALMAS GEMELAS?

Ojalá no se apee de su discurso (me da que no, tanto por su tozudez como por su ego de magnate montaraz e independiente: sus presuntos defectos hoy pueden ser la garantía de nuestras expectativas multipolares) ni se lo carguen los poderes en la sombra (ojalá esa sombra sea cada día más menguada y los plumeros del spam humano que ha convertido a Occidente en sinónimo de entropía sean puestos en evidencia desde el mismísimo corazón del imperio).

Y una diferencia para quienes consideran venenosamente a Trump como el Gorbie norteamericano: Gorbie, acorde con los principios del fariseísmo derechohumanista, liquidó a la URSS y dejó el camino libre a la beoda bestia yeltsiniana; Trump, por evitar el despeñadero en que se encontraban los EEUU desde la configuración delirantemente troskonservadora del NOM, desea regenerar su país de la única manera posible, volviendo a los principios de realidad en política y economía, acabando de una vez con los espejismos de Playstation que han reducido a Occidente a un parque temático con arrebatos sociópatas, a un Nerón constantiniano que se las da de Mesías del buen rollito mientras masacra y envilece a diestra y siniestra.

Oh, qué tristeza para los bilduitarras euromaidanescos, para los rufianes rusófobos de la Esquerra, para los atlantopodemistas (con el inefable miliko -mejor, milikito- Rodríguez, que encabezó el contingente eXXXpañol cuando el gadaficidio)…: ¿cómo puede ser que la primera autoridad de la potencia que exigió la creación de la OTAN hoy dé la espalda a tan fermosa creatura?

El mundo al revés.

Justo. Porque, tras tanto tiempo de sinsentido, sólo así podrá volver a girar derecho.

http://luminar21.blogspot.com.es/2016/11/yankees-go-home-ii-esta-vez-va-de-veras.html

A %d blogueros les gusta esto: